¿Conducir estando de baja?

Los expertos explican que lo mejor es hacer uso del sentido común en el momento de conducir, por lo que si estás de bajar por un problema de visión o alguna fractura de huesos no debes intentar conducir.

Tampoco se puede conducir estando de baja si esta actividad ralentiza de alguna manera el proceso de recuperación. Una de las condiciones para seguir cobrando el subsidio de la incapacidad temporal es evitar cualquier actividad que alargue la recuperación. La baja laboral la expide un médico y determina que un trabajador tiene un problema de salud concreto que le impide trabajar durante un periodo de tiempo determinado, ya sea un problema mental o físico. Si el médico considera que puedes conducir porque tu dolencia no interfiere en el manejo del volante ni perjudica a la recuperación, el conductor puede hacerlo.

El artículo 18 del Reglamento General de Circulación especifica que el conductor de un vehículo está obligado a mantener la atención permanente a la conducción, su propia libertad de movimientos y el campo necesario de visión que garanticen su propia seguridad, la de los demás usuarios de la vía y la del resto de los ocupantes del vehículo. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre cualquiera de ellos y el conductor.

Ciertas lesiones muy habituales, como la lumbalgia o la ansiedad son incompatibles con la conducción, por lo que el conductor tiene que tener cuidado en el momento de ponerse al volante estando de baja, por lo que se debe tener claro que con enfermedades no sé puede conducir.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Multas

Si el conductor conduce estando de baja por una dolencia que no sea compatible con esta actividad, podría enfrentarse a una multa de hasta 6.000 euros. Además, hay muchos medicamentos que impiden la conducción, como el Metamizol sódico, el Tramadol o el Lorazepam.

multas, DGT.

Motivos de la baja laboral

Las principales causas de baja laboral en España son:

Trastornos mentales: la depresión y el estrés laboral son los trastornos laborales más habituales entre los trabajadores en España.

Enfermedades músculo-esqueléticas: es el motivo más común. El síndrome del túnel carpiano, la lumbalgia o la tendinitis son las dolencias más comunes.

Motivos familiares: la baja laboral por maternidad o paternidad también es habitual, y en algunos casos se puede extender hasta las 24 semanas entre los dos cónyuges.

Motivos que impiden conducir

En un primer lugar debe primar el sentido común para saber si el estado del conductor le permite conducir o no. Si cree que las dolencias que sufres no le permiten conducir correctamente, entonces no debería conducir. Hay casos obvios como una rotura de hueso o la pérdida de visión.

Multas de tráfico más comunes

Anualmente se realiza un estudio de las multas de tráfico más comunes para determinar la incidencia que tienen en la carretera y conocer el comportamiento de los conductores de Europa y España.

Las multas que se repiten con mayor frecuencia en España son:

Circular sin tener la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)

La infracción consiste en circular con la ITV caducada o cuando el vehículo aún no ha pasado la misma. Esta falta es considerada como muy grave. La multa por circular con la ITV caducada es de 200 euros, mientras que si se circula sin ella, la multa será de 500 euros.

Excesos de velocidad

El exceso de velocidad es una de las principales causas de accidentes de tráfico en España. Superar los límites de velocidad en la carretera o en la ciudad es una de las infracciones más repetidas con cerca de 3.000.000 millones de multas, lo que equivale a dos tercios de las denuncias totales.

Conducción bajo efectos del alcohol o las drogas

Las estadísticas indican que es la causa del 30 al 50% de los accidentes mortales. Conducir bajo los efectos del alcohol es considerada por la DGT como una infracción muy grave. Representa un peligro muy alto para los acompañantes y usuarios de la vía pública.

Las nuevas multas

La nueva ley introduce nuevas multas y endurece otras sanciones. Las leves se castigan con multa de hasta 100 euros; las graves, con multa de 200 euros, y las muy graves, con multa de 500 euros.

Muy graves (multa de 500 euros)

. Lanzar a la vía objetos que puedan producir accidentes o incendios.

. Uso de dispositivos de intercomunicación no autorizados en exámenes para poder recuperar y obtener el carné de conducir.

Graves (200 euros)

. Conducir teniendo el permiso suspendido como medida cautelar.

. Estacionar o parar en vías ciclistas o en carriles.

Infracciones leves (hasta 100 euros de multa)
. Poder incumplir la obligación de estar en cualquier momento en condiciones de poder controlar el vehículo.

. Incumplimiento de las normas de seguridad vial que no sean graves o muy graves.

¿Cómo notifican una multa de tráfico al conductor?

Existen diferentes modos de notificarse una sanción de tráfico:

Notificación en mano, es la forma más previsible y se da cuando un agente de la autoridad ha visto de primera mano la infracción ya sea por suceder delante del agente, por ser a través de un radar móvil instalado por la patrulla, haciendo al conductor que detenga la marcha facilitando la multa en mano.
Notificación por correo postal, es recibida en formato carta en el domicilio. Esta sanción puede ir acompañada de una prueba fotográfica según la sanción y situación.
Por email o teléfono a través de SMS si el conductor ha activado la opción a través del TESTRA.

Artículos Relacionados