Renting de Coches

El renting de coches es una modalidad que se está poniendo bastante de moda últimamente. Pero, ¿qué significa en realidad? El término renting viene de la palabra inglesa rent, que significa alquilar o rentar. Sin embargo, esta adaptación al español no se utiliza para calificar cualquier procedimiento de alquiler, sino solo los de largo plazo.

De manera que el renting de coches consiste en alquilar un vehículo por un período de tiempo que, en general, puede ir desde los 12 meses hasta los 10 años. ¡Pero eso sería casi como tener un coche propio! Exactamente, al final, el usuario puede disponer del coche para su uso personal a cambio de un monto mensual estipulado, de manera que es casi como tener un coche propio aunque con algunas salvedades.

Marcas de Coches en Renting

Afortunadamente, la mayoría de marcas de coches ofrecen la opción de renting, de manera que no importa cuál sea tu coche preferido, seguramente podrás acceder a él mediante esta modalidad.

Prefieres una marca alemana, puedes escoger entre Volkswagen, Mercedes Benz, Audi, BMW, Opel. Si en cambio prefieres un coche francés puedes optar por Renault, Peugeot o Citroën. Si te gustan los coches asiáticos, tienes opciones surcoreanas, Hyundai y Kia, o la japonesa Nissan. Y si eres de los clásicos, siempre podrás decantarte por un Seat, una de las marcas preferidas por los españoles, o un Ford, el clásico estadounidense.

Nuestras Ofertas de Renting

Dado que cada vez son más las empresas que se dedican a ofrecer este tipo de servicios, también es más fácil encontrar buenos precios. Puedes echarle un vistazo a nuestras ofertas de renting y comparar qué servicio se adapta mejor a tus necesidades.

En cuanto a las empresas dedicadas al renting en España, las más conocidas son:

  • ALD Automotive
  • Alphabet
  • Archipiélago Renting
  • Arval
  • Gadesco
  • LeasePlan
  • Northgate

¿En qué difieren? Algunas llevan ya varios años en el mercado de la movilidad, otras tienen mayor presencia geográfica, algunas se especializan en gestión de flota para empresas mientras que otras se orientan más a particulares.

Conoce nuestras últimas ofertas en Renting

Honda Civic

Honda Civic

Sedan
$51/day
2015
Automatic
Air condition
Ford Galaxy
$56/day
2015
Automatic
Air condition
Dodge Ram 1500
$43/day
2010
Continuously variable
Air condition
Toyota Prius

Toyota Prius

Hatchback
$62/day
2011
Manual
Air condition
Toyota Rav 4
$65/day
2014
Dual-clutch
Air condition
Ford Focus

Ford Focus

Sedan
$49/day
2012
Semi-automatic
Air condition

Comparador Precio de Empresas de Renting

Para facilitarte el trabajo, hemos desarrollado un comparador de precios de empresas de renting, de esta manera te resultará más sencillo visualizar los importes que cada compañía te ofrece y decidirte por el que mejor se adapte a tu presupuesto.

Una recomendación, no te dejes llevar solo por el precio, recuerda que a la larga, si adquieres cierta cantidad de kilómetros y terminas recorriendo muchos más, terminarás abonando dicha diferencia y tal vez por un monto superior del que costaría incluirlos en el servicio, de manera que realiza una evaluación completa y escoge teniendo en cuenta todas esas características. Otro factor a tener en cuenta, mientras más tiempo tengas el coche, más barato resultará el monto de alquiler mensual.

Más de 500 coches disponibles

Todo tipo de vehículos, económicos, deportivos, furgonetas.

Cómo Funciona el Renting

Ahora bien, cómo funciona el sistema de renting. En primer lugar, hay dos partes intervinientes, la compañía propietaria del coche y el usuario que requiere del vehículo., entre las cuales se firma un contrato por un período de tiempo determinado, que suele estar entre los 2 y los 5 años, aunque el tiempo mínimo puede ser menor (12 meses).

En este contrato se establecen ciertos aspectos clave: tiempo de duración del contrato, modelo de coche escogido, kilometraje máximo anual (que suele andar por los 15.000 km) y otras cuestiones como las referidas al seguro o averías. Mediante este documento, el usuario adquiere el derecho de utilizar el coche durante el tiempo determinado, a cambio de una cuota mensual establecida en la cual se incluye el monto correspondiente a la póliza del seguro.

¿Qué implicancias tiene esto? que mientras dure el contrato, el usuario no es dueño del coche ni responsable de las revisiones o arreglos en caso de que sufra algún accidente, excepto que el daño sea por negligencia del conductor. Pero, además, finalizado el contrato, el usuario deberá devolver el coche a la empresa prestadora del servicio.

¿Por qué elegir un Renting?

Al final, el usuario no es el dueño del coche sino una especie de inquilino por tiempo determinado, entonces, ¿no sería mejor comprar un coche? Tener un coche propio siempre es una buena opción, sin embargo, déjame decirte que por qué elegir un renting puede resultar una buena posibilidad:

  • Comprar un coche nuevo no siempre es tan sencillo como parece, por empezar hay que realizar un desembolso inicial que puede ser mayor o menor dependiendo del valor del mismo y de las posibilidades de financiamiento que ofrezca la compañía vendedora. Además, si te haces con el coche antes de terminar de pagarlo (que es en la mayoría de los casos), mensualmente deberás abonar una lista interminable de gastos: cuota del coche, seguro, impuestos, además del aparcamiento y combustible por mencionar algunos.
  • Si adquieres un coche usado, el monto total final será menor, sin embargo, lo más probable es que tengas que desembolsar el monto total de una sola vez, con lo cual no es una opción para cualquiera.

Ventajas de un Renting

Las ventajas de un renting son varias, aunque en algunos casos dependen de si el prestatario es un particular o una empresa.

  • La principal y que rige en todos los casos, es que no es necesario realizar una inversión o desembolso inicial. El pago se realiza mes a mes y es un monto estipulado y acordado al momento de la firma del contrato.
  • El usuario no solo contrata un coche, sino un servicio completo que incluye: pago de impuestos, seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, revisiones, cambio de neumáticos y vehículo de sustitución si fuera necesario. Al final, el hecho de no ser propietario también tiene sus ventajas. Eso sí, el combustible, multas, aparcamientos, peajes o si el coche sufre una avería provocada por negligencia del usuario, corren por cuenta del conductor.

Nuestros Diferentes Tipos de Rentings

A pesar de ser una modalidad bastante nueva, existen ya diferentes tipos de rentings, aunque con pequeñas variantes. Te describo a continuación las más importantes:

  • Renting tradicional: es el que se ha descrito mayormente en el artículo. Consiste en alquilar un coche con servicios accesorios por un período de plazo determinado, superior a los 12 meses e inferior a los 10 años y bajo una serie de condiciones previamente acordadas como el número de kilómetros a realizar anualmente. El usuario abona una cuota mensual que depende directamente del tipo de coche, el plazo de uso establecido, kilometraje acordado y el resto de los servicios aceptados.
  • Renting flexible: este formato es una adaptación ideal para empresas, puesto que no es necesario establecer de antemano el período exacto en que se hará uso del coche o la totalidad de kilómetros a realizar. De esta manera, las empresas pueden disponer un coche en cualquier momento para garantizar el normal desarrollo de sus actividades. Sin embargo, en este caso, el coche no necesariamente será a estrenar, también podría ser un coche usado, que garantice un óptimo funcionamiento.

Renting para Particulares

Las empresas de renting de coches suelen diferenciar los servicios dependiendo si se trata de renting para particulares o para para empresas y autónomos.

Para el caso de los particulares, aunque las condiciones pueden variar de una empresa a otra, en general necesitarás:

  • Documento Nacional de Identidad
  • Las últimas dos o tres nóminas (servirá para calcular la cuota del renting, que en general debería rondar el 20 o 25%)
  • Declaración de la renta más actualizada (a los fines de evaluar los ingresos mensuales y situación patrimonial del solicitante)
  • Permiso de conducir vigente (¡claro que sí!)

En la mayoría de los casos no se requiere mucho más, además de los papeleos y formularios administrativos correspondientes, aunque puede que te soliciten documentos adicionales para demostrar o justificar la solvencia económica. En definitiva, lo importante es que puedas demostrar la solvencia suficiente para poder hacer frente a las obligaciones asumidas por contrato.

Renting para Empresas y Autónomos

En relación con los requisitos de renting para empresas y autónomos, también son diferentes sea un caso u otro. Sin embargo, al igual que en el caso de los particulares, la finalidad es similar, por un lado, demostrar que se tienen la solvencia económica suficiente para cumplir con las obligaciones contractuales y por otro, contar con la documentación pertinente para poder formalizar la transacción.

En general, a las empresas se les solicita:

  • El último impuesto de sociedades, Estado de Situación Patrimonial y Pérdidas y Ganancias, Cuentas Auditadas, IVA.
  • Acta constitutiva, DNI del apoderado, escritura de poderes, CIF, permiso de conductor al día de quien vaya a establecerse como conductor.

Los autónomos, por su parte, necesitarán:

  • Las últimas 2 o 3 declaraciones de renta e IVA correspondiente al último ejercicio.
  • DNI y permiso de conducción al día.

La buena noticia es que las empresas pueden obtener varios beneficios fiscales optando por esta modalidad.

Información sobre Renting de Coches

En realidad, no se trata de cuánto podrás ahorrar, puesto que no necesariamente ahorrarás dinero. El punto importante aquí es que podrás acceder a un coche nuevo sin tener que realizar una inversión inicial. Sin embargo, al finalizar el contrato debes devolver el coche.

La mayoría de las empresas ofrecen contratos que van desde los 12 meses a los 10 años. Sin embargo, en general los contratos oscilan entre los 24 y los 60 meses, es decir, entre 2 y 5 años.

Algunas empresas brindan la posibilidad de que el usuario compre el coche al finalizar el contrato, en ese caso, deberá abonar el monto residual correspondiente, que suele estar estipulado en el contrato.

La cantidad de kilómetros máxima se establece por contrato al momento de su firma, de manera que se puede adaptar a las necesidades del usuario. En general, se estipulan unos 15.000 km anuales.

Es habitual que hagamos mal el cálculo y al finalizar el contrato nos demos con que nos hemos excedido en kilometraje, lo que ocurre en ese caso es que el usuario debe abonar la diferencia por los kilómetros adicionales realizados. El monto de km adicional debería estar establecido en el contrato.

Una de las ventajas de este sistema de alquiler es que en la cuota mensual se incluye el monto correspondiente al seguro. En la mayoría de los casos, los coches vienen asegurados a todo riesgo e incluyen también la asistencia en carretera, en otros casos se puede optar por algunas alternativas. En cualquier caso, la modalidad escogida queda asentada en el contrato.

Al igual que el seguro, el mantenimiento y reparaciones también corren por cuenta de la empresa que alquila el servicio de renting. Los únicos casos en que no se cubren las reparaciones es cuando los daños se han dado por negligencia del conductor.

El servicio de renting se puede contratar siendo particular, autónomo o empresa, en cada caso variarán los requisitos y las condiciones, pero sí es posible contratar el servicio.

Dependiendo de cual sea tu situación (particular, autónomo o empresa) los requisitos pueden variar. Puedes consultar en los apartados: renting para particulares, renting para empresas y autónomos, qué necesitas a rasgos generales pero confírmalo con cada empresa porque los requisitos pueden variar.

Aunque los seguros pueden variar, en ningún caso el servicio de renting incluye los costes relacionados con el uso corriente del coche como: combustible, aparcamientos y peajes, multas, limpiezas o reparaciones de averías provocadas por mal uso o negligencia del conductor.

El mínimo de un contrato de renting suele estar en los 12 meses, mientras que el máximo puede extenderse hasta los 10 años, sin embargo, es posible fijar un lapso intermedio.

Aunque sea una modalidad nueva, lo cierto es que se puede contratar cualquier tipo de vehículo, desde coches pequeños, pasando por medianos, SUV, furgonetas para empresas e incluso coches eléctricos. Hay una gran variedad de marcas y modelos disponibles.

Efectivamente, antes de firmar el contrato se estipulan las condiciones que se pactarán y luego se deja todo por escrito, en ese momento puedes escoger la marca, modelo y color de coche.

No hay un plazo estipulado, puesto que podría variar en relación con los tiempos del fabricante, la disponibilidad del modelo o color escogido y otros aspectos. Asegúrate de consultar antes de firmar el contrato.

si la avería es provocada por el mal uso del vehículo o por una negligencia del conductor, éste deberá hacerse cargo de los gastos correspondientes. Sin embargo, si es algún fallo mecánico o no responde a la situación mencionada al inicio, el seguro o la empresa se hará cargo.