https://totalrenting.es/
910 054 050Solicita cotización

Piezas

    Teniendo en cuenta que un coche es un bien necesario hoy en día ya que facilita a plenitud diversas tareas como trasladar personas u objetos de un lugar a otro de manera rápida y sencilla, a la vez que protege a sus ocupantes en el interior de su carrocería. Un coche es prácticamente un sistema complejo formado por varios mecanismos que al trabajar al unísono logran mover al vehículo de manera eficiente, y si alguno de estos mecanismos (o piezas que lo conforman) llega a fallar, la eficacia del coche y su vida útil se verán comprometidos de forma negativa. En esta ocasión, nos centraremos en dar a conocer diversas de las piezas o elementos que conforman a un vehículo, su función, y cómo comprometerian al vehículo de forma negativa cuando alguna de esta llegase a fallar.

    Piezas de recambio de los coches

    Un coche está compuesto por muchos elementos que conforman una estructura compleja, cuando uno de estos elementos empieza a fallar (o de plano se daña) el vehículo no funciona de la misma manera, llegando a presentar fallos que al principio son algo molestos pero a la larga comprometen la vida útil del automóvil, por ende es de suma importancia hacer mantenimientos frecuentemente al vehículo para que este permanezca el mayor tiempo posible sin fallas, en caso de que este empiece a tener problemas lo más recomendable es llevarlo al taller más cercano para que lo evalúe un especialista y dicte un diagnóstico. A continuación, te mencionaremos las piezas del coche que suelen dañarse más rápido, su función y cómo conseguirlas.

    Neumáticos

    Un neumático o llanta es un contenedor de aire que soporta el vehículo contra el pavimento. Es una pieza en forma de anillo de caucho que se coloca en el rin o aro, y está diseñado para ser usado en diversos vehículos y maquinarias. Su función es mantener una adherencia adecuada al suelo y mover el vehículo a través de la fricción. Podemos tener en cuenta que los neumáticos son piezas fundamentales para cualquier vehículo, por lo tanto, un neumático en mal estado puede ser peligroso para las personas que ocupan el vehículo ya que este no genera suficiente fricción a la hora de arrancar, conducir y frenar el vehículo.

    Frenos

    El sistema de frenos es uno de los elementos más importantes de un vehículo, ya que permite detener el auto en cualquier momento o simplemente bajar la velocidad cuando sea necesario. Existen muchos tipos de frenos que varían según el modelo del vehículo, entre ellos podemos encontrar el ABS, ABR, SFA, adaptativos, auxiliares, entre otros. Todos estos sistemas de frenos son diferentes, pero cumplen la misma función, en caso de que los frenos fallen es importante llevarlo inmediatamente al taller.

    Electricidad y sistema de encendido

    El sistema eléctrico del coche es el encargado de suministrar la energía al vehículo para que todos los elementos que requieren esta energía (claxon, luces, sensores, equipos de audio, entre otros) funcionen correctamente. El sistema eléctrico también se encarga del arranque o encendido del coche, por lo que si empieza a fallar se verán afectados todos esos elementos electrónicos del vehículo.

    Motor

    Un motor es un sistema formado por varios mecanismos propulsados por energía (eléctrica, o de combustión) mecánica para arrancar el coche. El motor es el corazón de todo vehículo, por lo tanto, cualquier fallo que esté presente debe ser reparado de inmediato, ya que de no ser reparados de inmediato el motor podrá sufrir daños irreparables.

    Amortiguación

    Es un tipo de resorte o mecanismo (formado por un eje cromado y dos tubos de acero) que se encargan de comprimir para absorber el impacto sin dañar el vehículo. Este elemento es de suma importancia ya que protege a los ocupantes y a otros elementos del vehículo controlando las oscilaciones de la suspensión. En caso de que llegue a fallar la amortiguación el solo hecho de conducir en coche será desagradable además de peligroso.

    Carrocería

    La carrocería de un vehículo se encarga de resguardar los elementos mecánicos encargados de darle vida al vehículo y a las personas que lo ocupan. La carrocería además de proteger es la imágen del coche, este solo llega a dañarse si no tiene el cuido necesario (llegando a presentar corrosión) y si sufre algún accidente que desfigure al vehículo creando abolladuras, en caso de que sea el segundo, puedes repararlo fácilmente y por un bajo precio.

    Dirección

    La dirección de un vehículo es un conjunto de mecanismos que se encargan de variar la trayectoria del mismo. Es muy importante ya que permite a cualquier conductor controlar la dirección del vehículo, por ende, si esta llega a fallar está demás decir que el simple hecho de conducir el vehículo se convierte en una tarea que compromete tu seguridad.

    Embrague

    Es un mecanismo presente en coches con motores de combustión interna (gasolina, diésel e híbridos) que se encarga de transmitir la potencia del motor a la caja de cambios, ya sea manual o automático, se hace de forma progresiva ya que requiere de fricción. Al ser una pieza de fricción esta se convierte en un elemento de desgaste, por lo que es normal que después de cierto tiempo esta empiece a fallar

    Escapes

    El escape o tubo de escape es un elemento presente en todos los vehículos de combustión interna, ya que se encarga de expulsar los gases generados por la explosión del combustible al exterior. Cuando el tubo de escape está desgastado o se rompe el rendimiento del coche se reduce, siendo este un reflejo de la pérdida de potencia del motor.

    Transmisor

    Un transmisor FM (modulador de frecuencia) es un dispositivo de sonido que permite a los ocupantes del vehículo escuchar música procedente de un teléfono móvil, tarjeta SD o simplemente un USB. Este elemento es fácil de encontrar y al mismo tiempo es muy barato, su avería no supone problema alguno al coche por lo que la falta de este no es un problema serio, aunque este ayuda a alegrar los paseos en los vehículos.

    Rodamientos

    Son elementos que conectan las ruedas de un coche con cada eje correspondiente. Están formados por unas botas de acero unidos mediante un aro metálico y tienen por función reducir la fricción entre el eje y el resto de piezas móviles del coche. Estos elementos difícilmente se rompen, pero aun así hay que cambiarlos porque presentan desgaste. El tiempo ideal para cambiar el rodamiento es cada 130,000 a 160.000 km recorridos.

    TOTAL RENTING EN LOS MEDIOS.

    El País
    El Mundo
    elEconomista.es
    Motor.es
    20 Minutos
    Marca motor