Al volante existen multitud de hábitos que como conductores en ocasiones puede costarnos bastante cambiar, incluso darnos cuenta de que realmente los tenemos, en este caso vamos a tratar uno de esos hábitos que lejos de ser inofensivo es bastante peligroso para nuestra salud, por varios motivos, para la de quienes viajan con nosotros y para cualquier que se cruce en algún momento en nuestro camino a lo largo del trayecto, nos referimos al fumar en el volante.

Fumar mientras conducimos es sin duda un hábito que puede traernos multitud de problemas ya no sólo a nosotros sino, como decíamos, a otras personas ajenas. Vamos pues a detallar más que consecuencias puede acarrearnos esta actitud y de este modo poner en valor el esfuerzo que es recomendable hacer con tal de finalizar este tipo de comportamientos.

¿Se puede fumar mientras conduces?

A la pregunta si es legal fumar mientras conducimos la respuesta es clara pero dispone de matices, sí es legal fumar mientras conducimos pero no por ello puede implicar que nunca nos vayan a sancionar por hacerlo. ¿Cómo es eso posible? Como iremos viendo a lo largo de este artículo, el fumar puede perjudicar nuestra capacidad de reacción al volante, nuestra atención, etc., y estos si son hechos sancionables por parte de las autoridades. Es por ello que si mientras fumamos y conducimos se detecta algún tipo de situación que pueda implicar peligro o conducción en cierto modo temeraria, se nos sancionará indirectamente por causa del fumar mientras circulamos.

Cómo influye el fumar en la conducción

El fumar es un hábito que lejos de lo perjudicial que es de por sí para nuestra salud y la de quienes están a nuestro alrededor, genera otro tipo de problemas a la hora de conducir. Ejemplos de estas influencias negativas serían la pérdida de atención en la carretera ya sea en el momento de encendido y apagado del cigarrillo, al caer por accidente algún tipo de ceniza sobre el conductor, etc. A su vez nos puede generar, y derivado del punto anterior, reducción de reflejos que se puede traducir en aumento de la distancia de frenado, accidentes por no maniobrar con la antelación de la cual realmente disponíamos, así como una reducción de la capacidad de maniobrar al tener parte de una mano ocupada y ello nos limite el movimiento. Sin duda tres graves problemas para asegurar nuestro bienestar al volante.

Distracción al volante y riesgo para la salud

Como hemos comentado anteriormente, conducir mientras fumamos estará generado distintas distracciones en distintos momentos, cada uno de ellos con sus riesgos implícitos y a ello le deberemos sumar lo relacionado al riesgo para la salud que el tabaco genera en nuestro organismo.

fumar-mientras-conduces

¿De cuánto es la sanción por ir fumando en el coche?

Fumar en los vehículos no está sancionado, pero tirar una colilla por la ventanilla del coche puedes ser multado con un importe de 200€. Al margen del coste económico, habría que sumarle los 4 puntos de carnet que perderíamos por este tipo de sanción, sin lugar a dudas dos razones más que suficientes para motivarnos a dejar este mal hábito.

Principales riesgos de fumar al volante

Hemos podido comentar anteriormente que los principales riesgos de fumar al volante, más allá del riesgo a ser sancionado, del riesgo para nuestra salud, del riesgo a perder el carnet de conducir por esa reducción de 4 puntos de carnet, etc., son los que implican una pérdida en nuestra capacidad para conducir de un modo correcto y con los 5 sentidos destinados al 100% a gestionar lo que sucede ante nosotros en la carretera. Una pérdida de la capacidad de reacción, una aminoración de nuestras habilidades al volante, incrementos en el tiempo que tardamos en actuar ante un problema, entre otros, son ejemplos de riesgos que lleva implícitos el fumar al volante de un coche.

Tirar una colilla por la ventanilla

De igual modo que fumar es un riesgo en muchos sentidos, el hecho, bastante habitual por otra parte, de lanzar la colilla por la ventanilla del coche tras haber acabado el cigarrillo es igualmente un riesgo por diferentes motivos.

El primero de ellos y claramente proporcionado, es la sanción que podremos recibir si un agente de seguridad nos ve realizando dicha acción.  Al igual que el caso anterior, hablaríamos de una infracción grave que llevará de su mano una multa económica de 200€ y una retirada de 4 puntos en el carnet de coche. Como vemos en una misma acción, fumar un cigarrillo y tirarlo, podemos llegar a perder hasta 8 puntos y pagar hasta 400€ en forma de multas.

Esperamos que este artículo os haya permitido conocer más los riesgos asociados a fumar mientras conducimos, hemos de pensar que no es un mal hábito que nos afecta sólo a nosotros, sino que estamos perjudicando, potencialmente, a todo aquel que se cruza con nosotros así como a todos los que nos acompañan que sin quererlo han de asumir el riesgo extra que supone circular con alguien que esta perdiendo capacidades al volante por su propia decisión. Además de ello recordar las importantes sanciones asociadas y que si bien no es una acción sancionable como tal, es común que nos encontremos con agentes que puedan llegar a ponernos las multas que hemos ido comentando anteriormente por los daños colaterales de esta acción que también hemos enumerado y que principalmente guardan relación con un menor control de nuestro vehículo.

Conozca toda la oferta de coches de renting que Total Renting tiene disponibles para ti. Encuentra el que mejor se adapte a tus intereses y necesidades. Cualquier duda o consulta contacte con nuestros expertos.

Artículos Relacionados