Muchas personas se saltan los semáforos en ámbar siendo una acción muy repetida en las ciudades, sobre todo en las grandes ciudades que cuentan con una gran cantidad de semáforos, numerosos atascos y un gran número de tráfico rodado en las diferentes vías. Los atascos y las prisas hacen que los conductores quieran ir lo más rápido posible sobrepasando el límite de legalidad a nivel de las luces de los semáforos. Las personas saben que en rojo no sé puede pasar, pero muchas personas desconocen que en ámbar tampoco sé puede pasar a no ser que el naranja sea intermitente o el cambio de color de verde a ámbar haya sido de forma repentina dejando muy poco espacio de tiempo para la frenada.

Ver todas las ofertas de renting

Las directrices de la DGT

Desde la Dirección General de Tráfico se establece que el color ámbar en un semáforo cuenta con la misma validez que el color rojo, teniendo que detenerse de forma inmediata sin volver a continuar la marcha aunque no se haya establecido el color rojo en el semáforo, si no se detiene el vehículo supone una sanción de manera económica de 200 euros y la retirada de hasta 4 puntos en el carnet de conducir.

Se trata de una norma obligatoria, excepto en la situación en la que el color naranja o ámbar se localice de modo continuo y parpadeando, esta situación indica que se puede continuar circulando con cierta precaución. Una situación muy normal es visualizar que el semáforo cambia de color a ámbar y una gran cantidad de conductores decide acelerar para poder superarlo antes de que el luminoso del semáforo aparezca en color rojo, pero esta acción está tipificada en el artículo 146 del Reglamento General de los Conductores que asegura que la Dirección General de Tráfico puede multar a cualquiera de los vehículos que decida saltarse un semáforo en ámbar. En el caso de que se decida saltarse un semáforo en rojo se establece una sanción muy alta que se ha visto multiplicada en más de un 500%.

Cámaras de vigilancia

Los conductores deben de saber que no todas las cámaras que se localizan en la ciudad multan por saltarse los semáforos, pero algunas tienen esa finalidad principal de sancionar a las personas que no respeten las normas a nivel de circulación con respecto a los semáforos. También, existen una serie de cámaras instaladas de tráfico que controlan la circulación para tener visibilidad a nivel de incidencias, retenciones, accidentes, el uso del cinturón de seguridad y del móvil. Algunas de las cámaras que están siendo instaladas se utilizan para el control del acceso a las Zonas de Bajas Emisiones.

multas.

Las multas más comunes

Un gran número de infracciones son cometidas en el interior de las carreteras de España, en el caso de las infracciones cometidas por los conductores algunas de ellas se producen con una frecuencia mayor haciendo que se pueda conocer de la forma más adecuada el comportamiento de los conductores en el continente europeo y en España.

En el caso de España, las multas repetidas con una frecuencia mayor son:

  • Conducción bajo el consumo del alcohol o las drogas: una acción considerada por la Dirección General de Tráfico muy grave, representando un peligro para los diferentes acompañantes del vehículo siendo entre un 30% y un 50% de las principales causas de que se produzcan diferentes accidentes mortales.
  • El exceso de velocidad: es una principal causa de los accidentes de tráfico en España, siendo la superación de los diferentes límites de velocidad en la ciudad o en la carretera una infracción repetida de forma constante teniendo cerca de tres millones de multas que equivalen a dos tercios de las denuncias establecidas en su ámbito total.
  • La circulación sin tener la Inspección Técnica de Vehículos: la infracción es producida en el momento de circular con la Inspección Técnica de Vehículos caducada o en el momento en el que el vehículo no ha pasado la revisión, considerándose una falta de importante gravedad.

Pago por adelantado

El pago de una multa de manera voluntaria en un periodo abierto establecido es una acción que puede realizarse en el caso de algunas multas que son notificadas con un plazo de veinte días para realizar su pago.

En el caso de las diferentes multas establecidas por estacionamientos por exceso de velocidad o de forma inadecuada son pagadas en los veinte días que se establecen viendo como su valor es reducido a la mitad. Si la sanción conlleva la pérdida de puntos son quitado de manera íntegra y también hay una serie de multas que no permiten que se pueda realizar una reducción por pronto pago.

Situaciones en las que no se acepta el pronto pago

Hay una serie de situaciones en las que no está admitido un descuento de la multa por pronto pago, como el momento en el que se causan daños en las señales de tráfico o en las diferentes carreteras siendo sancionada la acción por parte de tráfico con 3.000 euros de multas que deben ser pagados al contado. En el caso de que el conductor lleve un inhibidor o un detector de radar se sanciona con la retirada de tres puntos en el carnet de conducir y con 500 euros de multa si cuenta con un detector y con 3.000 euros si se trata de un inhibidor.

Las diferentes sanciones existentes, no permiten que exista el pago por pronto pago, viéndose reducida la sanción a la mitad. Además, si es recibida una multa que no corresponde a un conductor, ya que se produjo con su vehículo pero el propietario no era el conductor. Si la acción no se realiza, la multa puede llegar hasta triplicarse y desaparecer el descuento por pronto pago.

Las nuevas multas establecidas

Las leyes que se establecen endurecen una serie de sanciones y crea diferentes nuevas multas. En el caso del precio de las multas más leves es de 100 euros, las multas denominadas graves tienen un precio de 200 euros y las multas que cuentan con una mayor gravedad cuentan con un precio de hasta 500 euros.

Artículos Relacionados