¿Qué es el renting?

El renting es una modalidad de alquiler a medio y largo plazo en el cuál, a cambio del pago de cómodas cuotas mensuales al arrendador, el arrrendatario puede conducir el coche como si fuese suyo y con todos los gastos de reparaciones, mantenimientos, asistencia en carretera, seguro a todo riesgo, cambio de neumáticos y muchos otros servicio más incluidos dentro de las cuotas mensuales.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El Renting es la mejor opción

¿Sabes por qué el renting es la mejor opción? Porque no tienes que pensar en los futuros gastos que tienen los coches. Dependiendo de la marca y del modelo que conduzcas y que tengas en propiedad, los gastos de las reparaciones varían mucho entre si. No es lo mismo reparar la junta de la culata de un Ferrari que reparar la junta de la culata de un Kia. El precio es mucho mayor en el primer caso.

Dependiendo de los tipos de reparaciones que tengas que hacer en tu coche puede llegar a ser más económica la compra de un coche totalmente nuevo.

¿Qué es el renting? ¿Qué es el renting?

¿Qué es y qué tiene de positivo el renting?

La gran ventaja que tiene el renting no es solo que los gastos de reparaciones y mantenimientos estén incluidos dentro de las cuotas mensuales si no que, puedes cambiar de coche cada «x» años, en función de los años que contrates, por otro coche que se adapte mejor a tus nuevas necesidades familiares y/o laborales.

Los contratos de renting tienen una duración de entre 3 y 5 años. Una vez finalizado el contrato podrás cambiar de coche con la facilidad de que no tendrás que encontrar un nuevo comprador para tu viejo coche ni tendrás que pagar ningún gasto extra, solo entregas el coche y te entregan el nuevo ¡Y EN LA PUERTA DE TU CASA!.

Si el coche que has contratado te gustaría quedártelo en propiedad podrás hacerlo abonando el coste del vehículo. El precio dependerá de los años y de los kilómetros que tenga recorridos.

Cuando firmas un contrato de renting tienes que elegir la cantidad de kilómetros que quieres recorrer anualmente. ¿Qué ocurre si te pasas de kilómetros o te quedas corto? ¡No pasa nada! En caso de que te pases de kilómetros únicamente tendrás que abonar la parte proporcional y, en caso contrario, se te abonará la diferencia en tu cuenta bancaria.

¿Por qué contratar un renting?

El renting comenzó siendo un servicio exclusivo para las empresas por todas las ventajas económicas y fiscales que disfrutaban. Además, la gran ventaja, es que, las empresas, no tienen desajustes en sus balanzas anuales porque todos los gastos están incluidas, las cuotas son 100% fijas y no cambia el tipo de interés y porque no tienen que desembolsar grandes cantidades de dinero por el pago de la totalidad de la flota de vehículos ni de la entrada de los mismos. Otra ventaja que tiene el renting para las empresas es que pueden disfrutar de un flota corporativa y pueden añadir los coches que quieran a sus flotas.

Esta idea gustó mucho a nivel particular y, por eso, cada vez más particulares se sumaron a la revolución del renting de coches. Muchas personas no pueden permitirse conducir un coche totalmente nuevo por los grandes desembolsos de dinero iniciales y, gracias al renting, y al pago de sus cuotas mensuales, si pueden permitirselo.

Otra ventaja que tiene contratar un renting es que, muchos coches lujosos que tienen precios tan desorbitados, gracias a sus cuotas mensuales, están al alcance de muchas más personas.

¿Qué requisitos tiene un renting?

Tener un renting no es un trámite complicado ni tiene unos requisitos complejos. Tener un coche de renting está al alcance de todos siempre y cuando cumplan con lo siguiente:

Empresas y autónomos: Todas las empresas que quieran contratar una flota de renting tendrán que presentar el acta censal, el ejercicio del último trimestre y del último año del IVA, el acta censal, las escrituras, los DNIS de los profesionales que los vayan a conducir y un resumen de sus ingresos y gastos anuales.

Particulares: Lo único que necesitan los particulares para poder conducir un coche de renting con Total Renting será: ser mayor de edad, una fotocopia del DNI, las 3 últimas nóminas y el carnet de conducir vigente.

¿Dónde va a parar toda esta documentación?

El departamento de riesgos de los diferentes proveedores será quiénes valores si se es o no es apto para conducir un coche de la categoría elegida. En caso de haber elegido un coche con un precio muy elevado, nuestros expertos de Total Renting harán una valoración y un estudio de tu capacidad de pago y te orientarán acerca de los coches que puedes conducir basándose en tus intereses y necesidades familiares y/o laborales.

Si tienes alguna duda o consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos para más información. Ellos te facilitarán toda la información que necesites y te ofrecerán un asesoramiento 100% personalizado. Te ayudarán a encontrar el coche que mejor se adapta a tu capacidad de pago, intereses y necesidades familiares y/o laborales. ¡Llámanos sin ningún tipo de compromiso!


 

Artículos Relacionados