https://totalrenting.es/

Mantenimiento

    Si estás buscando un coche de renting al mejor precio, visita nuestras ofertas



    Ver todas las ofertas de Renting

    Ver todas las marcas de renting disponibles

    Características del mantenimiento

    Tener un coche es indispensable en la actualidad, pero lo es aún más el saber cómo hacer el mantenimiento adecuado, para que se mantenga en buen estado durante el mayor tiempo posible. Es por ese motivo que en esta oportunidad, hemos traído varios datos importantes para ti, entre los que se encuentran las características del mantenimiento.

    Continúa ojeando este artículo y podrás aprender acerca de las especificaciones del mantenimiento de un coche, para que sepas cómo realizarla por tu cuenta, o en algunos casos acudir a un mecánico de confianza para que pueda hacer el trabajo. Después de conocer esta información, aplicarla posteriormente al cuidado de tu coche, podrás mantenerlo en un excelente estado por mucho tiempo.

    Cambio de piezas y componentes

    Sin duda alguna, lo más importante es saber cómo empezar, para poder realizar todo este trabajo de una manera eficiente y que los resultados sean buenos y bastante notorios. Es recomendable que lo primero que se haga en cuanto al mantenimiento del coche sea un cambio de piezas y componentes, ya que suelen desgastarse cada cierto tiempo.

    Es importante mencionar que esto no debe hacerse con absolutamente todas las piezas, ni tampoco es recomendable hacerlo sin un previo análisis, ya que no todos los componentes tienen el mismo desgaste, durante el mismo tiempo. Es bastante aconsejable visitar a un mecánico experto, para que haga este chequeo y después de ello proceder a este tipo de cambio.

    Por lo general, entre las herramientas del vehículo que más suelen desgastarse, se encuentran los filtros, tanto el de aire como el de polvo, los sistemas de freno, tanto las pastillas como los discos, las bujías y las correas de distribución. El deterioro de cada una de estas piezas depende del modelo de coche que sea, ya que hay algunos vehículos que son más resistentes que otros.

    Revisión periódica

    Además de lo mencionado con anterioridad, también es recomendable que al coche se le realice una revisión periódica, es decir, cada cierto tiempo, para corroborar que todo está funcionando correctamente. Es importante destacar que para este tipo de revisiones, lo más prudente es llevar el vehículo a un centro mecánico que sea profesional.

    Generalmente, este tipo de chequeo se debe hacer cuando el vehículo ha recorrido 5.000 a 10.000 kilómetros, dependiendo del modelo, y del desgaste que este efectúe a cada una de sus piezas. Sin embargo, cuando se presentas fallas, como por ejemplo dificultades para que el coche arranque, es recomendable ir de inmediato a algún lugar en el que se pueda observar bien el vehículo.

    El fabricante indica los periodos de revisión

    Otro dato bastante importante que se debe tener en cuenta al momento de hacer mantenimiento al coche, es el hecho de que el fabricante indica los periodos de revisión. Esto se debe a que las corporaciones que se encargan de crear cada uno de los modelos coches, conocen bien cómo es el desgaste que ejecutan a cada una de sus piezas.

    Es por ese motivo que es indispensable informarse en cuanto a esta señalización, realizada por las empresas de vehículos. Por lo general, la recomendación de las compañías en cuanto a la revisión periódica de los coches, es que se realice después de que hayan pasado doce meses desde que se comenzaron a utilizar, aunque esto es en caso de los modelos que están totalmente nuevos.

    Mientras más tiempo tenga el coche, los chequeos tendrán que hacerse cada menos tiempo, debido a que los vehículos se van desgastando mucho más con el paso de los años.

    El mantenimiento se realiza con el dispositivo detenido

    Además de todo lo que ha sido mencionado en el desarrollo de este artículo, también es conveniente tener en cuenta que el mantenimiento se realiza con el dispositivo detenido, y además apagado. Sin embargo, no es recomendable dejar que el vehículo tarde demasiado tiempo sin ser utilizado, debido a que puede ser perjudicado en varios aspectos.

    Tanto los neumáticos, como el sistema eléctrico o incluso el motor y demás piezas fundamentales para su funcionamiento, pueden verse muy afectados, debido a que no están cumpliendo con el oficio para el que fueron creadas. La caja de cambios también puede dañarse, ya que si el coche está detenido, las piezas que la conforman no reciben aceite.

    Tipos de mantenimiento

    Otro de los datos que necesitas conocer para que tu coche pueda ser cuidado de la mejor forma posible, son los tipos de mantenimiento que existen, ya que todos cumplen con funciones distintas y tienen objetivos que también difieren entre sí. Si deseas conocer cuáles son las clases de mantenimiento que existen para los coches, sigue leyendo el resto de este post.

    Mantenimiento correctivo

    El primer tipo de mantenimiento del que te comentaremos en esta oportunidad, se trata del indispensable mantenimiento correctivo, el cual se trata de reparación a todas las partes que hayan presentado fallas y que por ende afecten el funcionamiento y rendimiento del coche.

    Mantenimiento preventivo

    Además de esta clase de reparaciones, otra forma de mantener el vehículo en un excelente estado, es realizarle el mantenimiento preventivo. Para esta clase de conservación, se realiza una constante revisión de todos los equipos que conforman el coche, para de ese modo poder evitar que las piezas se averíen y afecten el funcionamiento del vehículo.

    Es importante mencionar que este tipo de mantenimiento se debe realizar antes de que se realice el correctivo.

    Mantenimiento predictivo

    Otra de las formas de hacer que el coche pueda perdurar en un buen estado durante el mayor tiempo posible, es mediante la realización del mantenimiento predictivo, el cual se trata básicamente de anticipar las posibles contrariedades que puedan suceder con respecto a las piezas que conforman el vehículo.

    Para realizar este tipo de mantenimiento, es necesario estar bien informado con respecto al estado en el que se encuentra el vehículo, para posteriormente basarse en dichos datos y de ese modo calcular, de la forma más eficaz posible, las averías que pudiesen sufrir las piezas mecánicas en un tiempo determinado.

    Enlaces de interés

    TOTAL RENTING EN LOS MEDIOS.

    El País
    El Mundo
    elEconomista.es
    Motor.es
    20 Minutos
    Marca motor