Comprar coches de segunda mano en ocasiones es la opción más viable si nuestra economía pasa por un mal momento y no podemos permitirnos un coche nuevo. La era de las compras de segunda mano a través de páginas reconocidas cada vez es más habitual, pero hay que tener mucho cuidado con las estafas, sobre todo cuando hablamos de productos con unos precios elevados. Existe gente perniciosa que opta por el engaño que pretenden aprovecharse de la vulnerabilidad y, en ocasiones, de la ignorancia sobre el vehículo que quieren adquirir.

Existen varias formas de comprar un coche de segunda mano, una de ellas es la más fiable y es adquirirlo a través de un concesionario oficial o a través de un particular, pero en este caso, es donde encontramos más estafas y debemos prestar más atención a los datos que ofrecen y no guiarnos solamente por el precio.

Coche segunda mano

Te contamos 5 claves para evitar un fraude en la compra de un coche de segunda mano

1: Las reseñas del perfil

En este caso, si has visto un anuncio de un coche en venta de segunda mano, lo más probable es que haya sido a través de una página web, por lo que normalmente existirán reseñas de otros clientes que ya han comprado en ese sitio o a esa persona. En el caso de que sea una empresa, deberían haber hecho otras ventas, por lo que los comentarios sobre sus productos deberían de existir, si no hay reseñas ¡ojo!. Por otra parte si se trata de un particular, primero debes mirar bien su perfil y si ha realizado otras ventas, si tiene habilitada su ubicación y si tiene algún sitio físico donde poder visitar el vehículo. Si al intentar mantener una conversación telefónica o por chat con el vendedor se hace complicado es mejor replantearse si es una buena opción.

2: Web demasiado común

Normalmente si una persona quiere estafar, creará una web con un dominio abierto escasos días antes de publicar el producto y con una simple búsqueda, esta información la podremos adquirir de una forma muy sencilla. Podremos encontrarnos con una web sencilla con algún logo muy simple, esto puede significar dos cosas: la primera es que puede tratarse de una empresa con poco interés en el mantenimiento de su web pero sin embargo ser fiable, siempre y cuando sus reseñas o sus clientes hayan salido satisfechos tras su compra; la segunda es la obvia, una estafa, si es el caso, la imagen será lo que menos cuiden por lo que habrá que tener mucho cuidado.

Es muy importante que una página web ofrezca de manera pública y accesible sus políticas de protección de datos, dirección fiscal o número de contacto. Si existen errores de traducción o una mala redacción debemos tenerlo también en cuenta ya que puede ser una señal de estafa. Si se trata de un teléfono extranjero o nos ponen problemas a la hora de contactar deberíamos sospechar sobre la fiabilidad, tratándose de anuncios con mala redacción o con una redacción excesivamente correcta.

Si el anuncio tiene imágenes incoherentes o diferentes coches en un mismo anuncio debemos alertarnos, así como fotos de internet o en lugares que no se ubican en la dirección donde se localiza el coche. Si el vendedor se niega a una prueba previa a la compra o a la opinión de un experto, te contamos cual es la tercera clave para evitar fraude en la compra de un vehículo de segunda mano.

Ver todas las ofertas de renting

3: Problema en la consulta previa a un experto

O si pone dificultades a la hora de solicitar una prueba previa a la compra, quizás se trate de una estafa. Antes de comprar un coche de segunda mano debemos asegurarnos que los datos técnicos coinciden y que el kilometraje es real, esto podemos cotejarlo en la base de datos de la Dirección General de Tráfico de forma sencilla con el número de matrícula. En ocasiones los dueños se niegan a ofrecernos este dato, por lo que es otra forma de entender que nos están intentando engañar o que el vehículo oculta fallos mecánicos o de otra forma.

Lo más habitual es llevar el coche a un mecánico de confianza y no llevarlo donde el vendedor te sugiere por posibles relaciones previas que nos puedan ocultar información. Antes de realizar cualquier tipo de pago o entrada, si el coche nos interesa, debemos cambiar la titularidad del vehículo para asegurarnos de que no existirá ningún problema posterior a la venta.

Si se trata de una empresa y no de un particular, con el nombre de la sociedad o CIF, también podremos obtener información valiosa ya que en ocasiones estas empresas fraudulentas suplantan la identidad de otras que están ‘limpias’ o que ya no existen. Si en este caso nos complica mucho esta búsqueda no debemos darle más vueltas porque definitivamente están tratando de engañarnos.

4: No confíes en anuncios con precios sospechosos

Hemos hablado de anuncios mal redactados o de páginas webs descuidadas, pero realmente cuando queremos adquirir un coche se segunda mano nos fijaremos en un inicio en el precio. Si encontramos un buen anuncio pero con un precio muy por debajo del precio de mercado o de el mismo modelo en otros sitios, debemos alertarnos ya que seguramente sea una estafa. En estos casos suelen esconder fallos mecánicos o de carrocería, así como el kilometraje muy por debajo de la media si se trata de un coche con varios años.

Si en estamos ante un supuesto caso de un coche en el extranjero y hay que importarlo, normalmente nos pedirán un dinero por adelantado. No abones ninguna cantidad si no estás seguro de tu compra y, sobre todo, si son transferencias a cuentas extranjeras o a través de herramientas que desconoces, como la criptomoneda.

5: Si has sido víctima de una estafa, denuncia

Si te han estafado durante la compra de un vehículo de segunda mano, no dudes en denunciar el anuncio. La gran mayoría de páginas webs dan la opción de denunciar un contenido sospechoso, por lo que si has encontrado un anuncio confuso, deberás denunciarlo. De esta forma te asegurarás de evitar que otro cliente caiga en la trampa del fraude. En el caso de ser el afectado y te ves involucrado en una situación de perder una cantidad de dinero ya abonado, no dudes en ponerte en contacto con las autoridades junto a toda la documentación posible sobre el caso.

¿Cómo evitar caer en la estafa al comprar un coche se segunda mano?

Después de estas pautas para identificar un fraude al comprar un coche de segunda mano deberías replantearte si es una buena opción si estás pensando en cambiar de coche. Otra de las opciones que está en auge es conseguir un coche a través del renting, de esta forma podrás tener un coche totalmente nuevo sin tener que abonar grandes cantidades de dinero y sobre todo ahorrar en el precio del seguro y mantenimiento, pues todo eso está incluido en un precio fijo.

Además, si lo deseas, podrás cambiar de coche cada 3 años sin ningún tipo de coste, cambiar de vehículo por otro que mejor se adapte a tus nuevas necesidades familiares y/o laborales y a tus capacidades económicas o adquirir el coche en propiedad.

En Total Renting tendrás una cantidad de ofertas de vehículos totalmente nuevos, a precios exclusivos, sin riesgos de posibles timos y averías tempranas. Si quieres más información solo tienes que ponerte en contacto con nuestros expertos.

Artículos Relacionados