Lo cierto es que el fin del motor de combustión se va acercando debido a diferentes medidas que se están implantando en las legislaciones de cada país. Y esto obviamente tiene un efecto directo en muchos sectores del motor, uno de ellos son las empresas de segunda mano y de ocasión. Por su parte, la Asociación Europea de Consumidores (BEUC, por sus siglas en francés) ha mostrado su agrado por el acuerdo anunciado el pasado 28 de octubre por la Unión Europea. Esta afirmaba que iba a prohibir la comercialización de vehículos de combustión interna, es decir, de gasolina, diésel y híbridos a partir de 2035 en el mercado común.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Esta nueva norma que se va a implantar se considera que acelerará la producción de vehículos limpios por parte de los fabricantes. En este sentido, tal y como dice la BEUC, “todos los que son propietarios de coches pueden ahorrar dinero si se cambian al vehículo eléctrico”. También afirman que quienes se hagan en el futuro con vehículos de segunda o tercera mano sufrirán menos la depreciación del propio coche y podrán disfrutar aún así de su bajo coste de mantenimiento.

¿Qué va a suponer este acuerdo para el mundo del motor y los coches de segunda mano y de ocasión?

Realmente, se espera que el acuerdo propicie un avance gradual hacia la meta de cero emisiones de 2035. Esto refiere a llegar al objetivo de reducción del 55% para turismos y de 50% para las furgonetas en 2030, si se compara con las emisiones de 2021. Dicha nueva normativa es una más del paquete climático que la Unión Europea quiere introducir dentro de esta legislatura para reducir al menos en un 55 % las emisiones contaminantes del bloque en el horizonte de 2030 (respecto a 1990). Eso sí, esta es la primera medida de dicha batería de iniciativas que sale adelante.

fin motor combustión

Por lo que, viendo todo esto, podemos decir que el futuro de la conducción es sin ninguna duda eléctrico. Toda esta transición hacia la movilidad sostenible hará que el medio ambiente y al bolsillo de las personas mejore a la larga. En concreto, dicha medida supone que, a partir de 2035, no se podrá vender ningún turismo ni furgoneta con un motor de combustión. Como consecuencia, todos los coches nuevos que se comercialicen a partir de ese año en la UE serán de los que se consideran cero emisiones.

¿Cómo afecta en concreto a los coches de segunda mano y de ocasión?

Los coches de segunda mano y de ocasión son alternativas muy positivas para los compradores y es que los precios de los vehículos en estos momentos son muy elevados. Por este motivo, los consumidores buscan otras opciones aquí, donde realmente pueden encontrar grandes ofertas y grandes coches en buenas condiciones, al igual que se da en el mercado del renting. Como hemos dicho anteriormente, también se afirma que quienes se hagan en el futuro con vehículos de segunda o tercera mano sufrirán menos la depreciación del propio coche.

Por lo que, no tienen que alarmarse por la implantación de estas normas. De hecho, podrán disfrutar de su bajo coste de mantenimiento. Así que estas alternativas siguen siendo una buena opción para los consumidores que se quieren hacer con un coche por un menor coste económico.

¿Cómo será la movilidad sin coches de combustión interna dentro de 20 años?

Dentro de 20 años, se esperan muchos cambios en este sentido, como hemos dicho la implantación total de los vehículos eléctricos es uno de los más esperados. Lo que no se sabe es cómo serán exactamente las ciudades del futuro, aunque sin duda serán ciudades inteligentes. La tecnología invadirá las calles, mientras que los coches autónomos y eléctricos serán los que predominen en las carreteras.

Por un lado, una de las tendencias actuales que influirán en que todo cambie en dos décadas es la creciente presencia de la bicicleta. Esto se debe a que la movilidad sostenible no se encuentra únicamente reservada para los coches, al final en la movilidad privada e individual se puede hacer uso de otros elementos. De hecho, la bicicleta está ganando terreno en la mayoría de ciudades españolas, debido a que permite moverse hasta el punto de destino de una forma rápida y ágil. Por lo que, no es raro que cada vez haya más colectivos ciclistas y vecinales que reclamen más carriles bici. Un aspecto donde se debe mejorar es en la convivencia entre los diferentes medios de transporte que hay y que habrá en un tiempo. Este elemento también supone una alternativa y una medida contra la masificación de personas en el transporte público, sobre todo para distancias cortas y esto seguirá avanzando de aquí a 20 años. A todo esto, se sumarán los coches de segunda mano y de ocasión como alternativas que, junto con el renting, cada vez se encontrarán más presentes entre nosotros.

¿Cuándo se dejarán de utilizar verdaderamente los vehículos con motor de combustión interna?

Los motores de combustión interna, tanto de gasolina como diésel e híbridos, son los más comunes actualmente. En España, hay 24 millones de coches con este tipo de motorizaciones. Casi 15 millones de ellos pertenecen a modelos de diésel y 9 millones a modelos de gasolina. En conjunto, conforman el 97,3% de los turismos que pueblan el parque automovilístico. Y el tiempo de duración que tienen es de 13,1 años de media, algo que dificulta que los consumidores se adapten de manera rápida a esta nueva normativa.

Por ello y según lo que afirma el Parlamento Europeo, los plazos se dilatarán más allá de la fecha de fin de venta de estos modelos. Teniendo que la vida útil de los coches es de entre entre 10 y 15 años y que los últimos vehículos de motor de combustión se venderán a finales de 2034, estos cumplirán su ciclo de vida en 2050. Esta es además la fecha límite que la Unión Europea se ha fijado para ser neutra en carbono. Por lo que, esa será realmente la fecha en la que ya no sea usen más este tipo de coches ya que será legalmente imposible.


Artículos Relacionados