Existe un sistema que puede llegar a introducir un vehículo para poder conseguir un vehículo con etiqueta ECO, pudiendo acceder de esta forma sin limitaciones a las zonas de bajas emisiones (ZBE) creándose por el territorio de España a partir de este año 2023. En el caso de que el vehículo sea un Euro IV o posterior se puede decidir instalar un kit de GLP, consiguiendo obtener de esta forma la clasificación ECO.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

La instalación de este sistema se encuentra entre los 1.500 y los 3.000 euros, permitiendo un ahorro de dinero en combustible, facilitando la vida de las personas en el momento de tener que luchar contra las diferentes restricciones a nivel de contaminación que existen, aunque el recurso no puede ser aplicado en el caso de todos los vehículos existentes en el mercado actual.

Los vehículos que pueden utilizar este recurso para acceder a las Zonas de Bajas Emisiones

La obtención de una etiqueta ECO solo puede conseguirse si el vehículo es Euro IV de gasolina. Si al vehículo le corresponde la etiqueta C podrá cumplir con este requisito para conseguir la etiqueta. Este recurso solo puede ser aplicado a los vehículos de gasolina, ya que al instalarse GLP a vehículos suministrados por diésel pertenecientes al Euro VI, no se consigue un beneficio a nivel del ahorro de combustible por el que merece la pena apostar, siendo una modificación poco normalizada en los vehículos actuales.

Para poder realizar esta modificación en el vehículo se debe acudir a un taller que esté autorizado en el que se realicen los trámites establecidos y se hagan cargo de la instalación pertinente incluyendo de esta forma la Inspección Técnica de Vehículos, la homologación junto a las gestiones con las administraciones y solicitar de esta forma el cambio de catalogación a Tráfico para poder solicitar una etiqueta ECO nueva pudiendo acceder a las futuras Zonas de Bajas Emisiones, pudiendo durar el proceso cerca de una semana dependiendo su coste del kit seleccionado, del depósito del vehículo, su cilindrada y su tipo de inyección, siendo el presupuesto establecido entre los 1.500 y los 3.000 euros.

zbe, distintivo ambiental.

Las Zonas de Bajas Emisiones

Las diferentes Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) han sido establecidas durante este 2023, después de que en 2021 se estableciera la Ley de cambio climático y de transición energética imponiendo una obligación a los diferentes municipios españoles de más de 50.000 habitantes para poder establecer zonas de regulación a nivel restringido para los diferentes vehículos contaminantes existentes.

La medida ha tenido una serie de aplicaciones en las diferentes ciudades de Barcelona y Madrid, aunque entrarán en vigor en el 2023 con la finalidad de poder reducir la contaminación dentro de los entornos a nivel urbano. El Gobierno aprobó el 27 de diciembre el Real Decreto que establece las diferentes zonas de bajas emisiones, aportando una serie de directrices incluyendo las zonas libres de emisiones. Además, se quiere continuar con la implantación de un transporte a nivel sostenible y libre de emisiones en las diferentes ciudades en el 2030 y más tarde en el 2050.

¿A quién afectará estas medidas?

Las medidas que van a afectar a las Zonas de Bajas Emisiones en 2023 siendo lo que ocurre si se accede a las diferentes zonas. Es una normativa que afecta a los conductores de España, por lo que deben conocer su funcionamiento de manera concreta. Las Zonas de Bajas Emisiones son diferentes áreas limitadas dentro dentro de las ciudades en las que se aplican las restricciones de acceso, estacionamiento y circulación de los vehículos de las zonas contaminantes. El objetivo establecido es la reducción de las diferentes emisiones de gases a nivel de efecto invernando, siendo una mejora de la calidad del aire.

Las etiquetas ambientales de la DGT

Desde la Dirección General de Tráfico se han establecido hasta un total de cuatro etiquetas. La etiqueta B es de color amarillo y es aplicada a los vehículos de gasolina de entre los años 2001 y 2006 y los vehículos diésel entre los años 2006 y 2015. La etiqueta C es de color verdes y es la mejor que pueden llegar a conseguir los vehículos que son de combustión interna, siendo los vehículos diésel matriculados después del año 2015 a partir de la normativa Euro 6 y a los vehículos de gasolina fabricados después del 2006 y a partir del establecimiento de la normativa Euro 4.

Al existir cuatro etiquetas, la Dirección General de Tráfico excluye a cerca de la mitad del parque del automóvil de España. La colocación del distintivo ambiental no es obligatoria, aunque las diferentes ordenanzas a nivel municipal hacen uso de las mismas como si fueran identificadores que consigan que pueda limitarse el acceso a los vehículos que no dispongan de etiqueta, siendo muy recomendable que el conductor pueda pegarla en la parte inferior derecha del parabrisas delantero.

En el caso de los vehículos de asistencia eléctrica disponen de dos etiquetas. La etiqueta ECO tiene dos tonos verde y azul en los que se incluyen los vehículos que son movidos mediante gas natural (GNC) o licuado de petróleo (GLP). Además, están incluidos los vehículos híbridos a nivel convencional de formato enchufable con una autonomía de cero emisiones menor de cuarenta kilómetros que no tienen una gran frecuencia en el mercado actual. En el caso de la etiqueta Cero es de color azul y está destinada a los vehículos que son totalmente eléctricos, haciendo los eléctricos de autonomía extendida uso de un motor de combustión para generar cero emisiones y en el caso de los híbridos enchufables con más de cuarenta kilómetros.

Funcionamiento de las etiquetas ambientales

Los diferentes distintivos es fácil que se conozca si los vehículos son contaminantes o no lo son, conociendo las diferentes restricciones. Los vehículos ECO y Cero podrían librarse de una forma completa de las diferentes restricciones establecidas por las autoridades. En el caso de un vehículo con etiqueta B, podrá pasar por la Zona de Bajas Emisiones pero tendrá que cumplir una serie de condiciones si se quiere pasar por ciertas zonas de la zona centro de Madrid, ya que si se desea acceder a esta zona se debe aparcar en un parking, estar empadronado allí, ir a un taller o tener la invitación de un residente.

En el caso de los vehículos de servicios públicos como los bomberos, las ambulancias, las basuras o las emergencia, podrán acceder a las diferentes áreas aunque sean vehículos que contaminan el medio ambiente. Lo mejor es conocer la información que se conoce sobre las zonas de movilidad, incluso el Gobierno ha planteado la posibilidad de tener que implantar un peaje a nivel urbano dentro de las Zonas de Bajas Emisiones.

Artículos Relacionados