¿Por qué Jeff Bezos recomienda a los conductores que no compren un coche?

La situación en el mundo del motor se ha vuelto muy cambiante en los últimos tiempos y es que nos encontramos sobrellevando una crisis económica, a la vez que lo estamos haciendo con una guerra y una transición hacia una movilidad diferente a la de ahora. Esto hace que las novedades en el mundo automovilístico sean constantes y esto es lo que ha pasado con Jeff Bezos, el dirigente del gigante americano Amazon. En este sentido, la situación económica no es precisamente buena y quien más y quien menos tiene cierta preocupación por el futuro. Al contemplar esto, Jeff Bezos ha querido dar algunos consejos para afrontar la situación en la que estamos.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Esto lo hizo a través de una entrevista con el medio CNN, donde hablaba de la posible recesión económica que puede que llegue en 2023 y cómo le podría afectar a la gente. En este caso, Bezos afirmó que lo mejor para los ciudadanos era no realizar compras caras ni inversiones que conlleven un desembolso de capital alto. Algo que concretó más aun refiriéndose a la adquisición de una televisión o un coche. Lo que recomendó fue que era mejor ahorrar ese dinero por si acaso se diera una situación económica de crisis otra vez en el mercado mundial.

¿Qué más comentaba Jeff Bezos en la entrevista con la CNN?

Cuando Jeff Bezos comentaba estos consejos al mundo, no sólo se refería a los clientes particulares. Y es que también hacía alusión a los dueños de pequeños negocios, a los cuales también recomendaba que durante un tiempo tuvieran un enfoque algo más conservador y no realizaran grandes inversiones de capital.

Ante estas declaraciones, han sido muchas las personas las que han realizado críticas al dueño de Amazon por la forma en la que ha metido miedo al cliente y comprador. Y más aún desde la industria del motor, la cual es una de las que se ve más dañada con estas afirmaciones. Además, Jeff Bezos posee una amplia colección de coches de primer nivel. Entre ellos, se encuentran el Ferrari Sergio, el Bugatti Veyron, el Lykan Hypersport o el Koenigsegg CCXR.

¿Cómo se prevé el 2023 para el mundo del motor más allá de lo dicho por Jeff Bezos?

Lo cierto es que se esperan muchos cambios dentro del mundo del coche en este nuevo año 2023 y es que la implantación de la movilidad sostenible y eléctrica se está haciendo cada vez más patente. Para ello, la Euro 7 se va a terminar de establecer en toda la Unión Europea, con la cual se va a terminar de prohibir la venta de coches con motor de combustión interna a partir del año 2035. Esto quiere decir que ya no se podrán vender coches de gasolina y diésel a partir de dicha fecha y que más o menos será en 2050 cuando se dejarán de ver estos coches circulando por las carreteras.

A esto, se le suman otras medidas como las Zonas de Bajas Emisiones, las cuales van a delimitar ciertas áreas de las ciudades con mayores afluencias de gente en España. En ellas, sólo se podrán mover los coches que se consideren menos contaminantes para el medioambiente, por lo que van a restringir la movilidad a muchos coches que están presentes en las carreteras a día de hoy.

Esto junto con las nuevas reformas respecto a las etiquetas medioambientales de la DGT van a conformar un nuevo panorama para el mundo del motor y para la introducción total del vehículo eléctrico en el mercado. Este aún no termina de conquistar a los conductores y es que sólo el 10% de ellos tienen uno de estos, algo que se debe a cuestiones como la autonomía, el tiempo de carga y los puntos de carga que existen en España.

Jeff Bezos.

¿Qué es lo que ha hecho este banco australiano respecto a la financiación de los coches diésel y gasolina?

Viendo todo este panorama nuevo de la movilidad sostenible, los bancos que financiaban la compra de coches de combustión interna están dejando de aportar dichas ayudas a los consumidores. El primero de ellos es el Bank Australia, la cual es una entidad privada que ya no aporta préstamos para comprar coches nuevos de gasolina y diésel. Es cierto que esto se aplicará a partir del año 2025, pero sin duda alguna ha sentado un precedente a favor de la mejora del medioambiente.

La directora de Impacto del banco Sasha Courville declaró que esto ha sido una señal para el mercado y que lo que quieren hacer en el consumidor es que tenga en la cabeza hacerse con un coche eléctrico en caso de que quieran comprar un coche nuevo. Todo ello, siempre por el impacto medioambiental y por el futuro ahorro que les va a aportar en su vida.

Por parte del banco, afirman que va a ser una nueva parte de la política de relaciones que van a conformar con sus clientes. Así que esto se va a convertir en la norma dentro del grupo. Y, viendo la medida, es más que probable que pueda tener gran efecto en el mercado en lo que se refiere a las ayudas que puede aportar un gobierno para la adquisición de un vehículo eléctrico.

No nos podemos olvidar que esto sienta cátedra en este sentido ya que ningún banco había afirmado nada por el estilo hasta ahora. Por lo que, es bastante sorprendente. El objetivo del banco era ir en la misma línea que sus medidas medioambientales, lo que además les aporta una distinción bastante clara respecto a otros bancos de cara al público.

Por otra parte, dicha medida va a aportar mucho más que otra posible interna que puedan establecer dentro del banco. De esta manera, también evitan que los nuevos clientes puedan quedarse anclados a los coches de combustión interna por las futuras restricciones que se van a implantar. Por último, dentro del comunicado también explicaron que, para los coches usados, van a seguir ofreciendo financiación hasta que el parque de vehículos de ocasión eléctricos sea lo suficientemente grande.