Desde del pasado 1 de abril, todos los conductores de nuestro país podían contar la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible. Esta ayuda se ha prorrogado en dos ocasiones hasta llegar al 31 de diciembre de 2022. Sin embargo, a partir de esta fecha, el Gobierno ha decidido prescindir de esta medida para la población general y mantenerla aplicable sólo para los conductores profesionales de nuestro país. Esto quiere decir que transportistas, agricultores, navieras y pescadores podrán seguir beneficiándose de esta cuantía.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Esto es algo que ya se venía prediciendo desde hace unos meses, pero que el Gobierno de Pedro Sánchez ha terminado por confirmar en el último Consejo de Ministros del año 2022. Tal y como declaraba en la rueda de prensa, en estos nueve meses el descuento «ha tenido un claro efecto positivo para millones de familias trabajadoras”. Sin embargo, también recalcaba que el progreso de los carburantes en los últimos meses ha sido «favorable». Esta es la causa a la que ha aludido el presidente del Gobierno para no aplicar el descuento a los conductores particulares.

¿Cómo es esta nueva ayuda al carburante?

Como decimos, esta ayuda se va a destinar sólo a los profesionales del sector. Entre ellos, se encuentran los transportistas de mercancías y pasajeros (es decir, taxistas o camioneros), los trabajadores del sector de la agricultura y también los de la pesca. En este caso, la cuantía que se va a invertir para la ayuda es de 240 millones de euros, al igual que se van a aportar 120 millones de euros de manera directa para el gremio de los pescadores.

Siguiendo con la nueva ayuda, podemos decir que esta se encuentra incluida en el tercer paquete de medidas anticrisis que ha puesto en marcha el Gobierno para combatir la recesión existente. Junto a esta medida, nos encontramos otras como la congelación de los precios de los alquileres en los primeros seis meses en los contratos que se vayan a renovar, un cheque de 200 euros para familias con rentas inferiores a 27.000 euros y la extensión del bono térmico de electricidad hasta el 31 de diciembre de 2023, entre otras.

1499266894 419332 1499267804 noticia normal 1 1 | Total Renting

¿Qué diferencias va a haber según el sector profesional?

La ayuda del Gobierno tendrá diferentes aplicaciones según el profesional que la reciba. Por el lado de los transportistas por carretera, la bonificación de 20 céntimos estará vigente hasta el 31 de marzo de 2023. Tras esa fecha, la ayuda será sólo de 10 céntimos y hasta el 30 de junio. A diferencia de como se hacía antes, no se abonará en el surtidor sino que se hará al final de cada mes. Por la parte de las flotas movidas por gas, la cuantía ascenderá a los 27 céntimos hasta el 31 de marzo y después bajará a los 14 céntimos. Dentro de los profesionales, también están los conductores de autobuses interurbanos (que repostan gasóleo profesional), a los cuales se les permitirá cobrar la ayuda a la vez que la devolución del impuesto de hidrocarburos mediante una transferencia a final de mes de la Agencia Tributaria.

En el caso de los taxistas y camiones que no reposten gasóleo profesional, tendrán que mandar a Hacienda sus gastos en combustible para que les devuelva la bonificación por litro en un solo pago trimestral. En este sentido, los agricultores obtendrán la cuantía de hasta 20 céntimos por litro de combustible a través de la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos en un único pago directo. Dicha bonificación será menor o mayor según el consumo de 2022, algo que ha sentado bastante bien el sector por diferentes circunstancias internas. Como decíamos antes, la ayuda directa de 120.000 millones de euros para el sector pesquero se distribuirán por la embarcación y siempre según el consumo de esta y su tipología.

¿Qué efecto ha tenido la bonificación anterior?

Por la parte de la bonificación anterior, el Ejecutivo ha destacado su importante efecto positivo para aminorar las grandes subidas del combustible en Europa por la Guerra entre Ucrania y Rusia. Y es que esta, en primera instancia, se impuso el 1 de abril de 2022 ya que los consumidores no podían hacer frente a tal subida del diésel y la gasolina y la huelga del sector del transporte en marzo presionó al máximo al Gobierno. En ese momento, se preveía que estuviese vigente hasta el 30 de junio.

Sin embargo, el conflicto bélico hizo que en verano se llegara a la importante cifra de dos euros por litro de combustible, por lo que no tuvieron otra posibilidad que no fuera la prorrogación de esta medida. Entonces, se extendió hasta el 30 de septiembre y de ahí, de nuevo al 31 de diciembre por la exigencia de la situación. Tras estas extensiones, el Gobierno ha declarado no poder extender más la bonificación y ha aludido a la mejoría de los precios de los combustibles para acotar y restringir esta ayuda sólo a profesionales. Por último, hay que señalar que, dentro de estos 20 céntimos de ayuda, ha sido el Estado el que ha aportado 15 céntimos y al menos 5 céntimos los proporcionaban las estaciones de servicio.

¿Cómo se produjo la aplicación de la primera ayuda?

Esta ayuda del Ejecutivo se produjo a raíz de las manifestaciones de los transportistas de mercancías en marzo. Estos realizaron varias huelgas por el enorme encarecimiento de los combustibles ya que es un complemento imprescindible para su actividad laboral. Viendo esto y las consecuencias procedentes de Ucrania, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se reunió con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) para pactar una ayuda al consumo de combustible. Más tarde, el Gobierno extendió dicha ayuda a todos los conductores y el 1 de abril se puso en vigor en todo el territorio español.

Como hemos dicho antes, esta medida se preveía como una solución temporal a muy corto plazo. Sin embargo, teniendo en cuenta la coyuntura bélica, no ha habido más opción que extenderla unos cuantos meses más hasta que el Gobierno ya ha decidido acotarla sólo a los sectores profesionales.

Artículos Relacionados