La venta de vehículos usados continúa aumentando en el caso concreto de los vehículos usados disparándose en los últimos meses su número de ventas en un 15%. La edad de estos vehículos adquiridos en uno de cada diez casos superar las dos décadas.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El número de ventas de coches usados

Durante la crisis económica que se produjo en el año 2008 comenzó desde ese momento a incrementarse la compra y la venta de vehículos usados, repitiéndose este fenómeno durante el año 2022 en el que se han producido grandes problemas en el sector de los automóviles.

Los diferentes portales especializados en motor indicaron que las ventas de vehículos en el mercado automovilístico de más de 20 años llegaron crecieron en un 18% durante los últimos meses del 2022 siendo uno de cada diez vehículos vendidos en el mercado de ocasión. Además, los precios del mercado de los vehículos de ocasión y nuevos están relacionados con los acontecimientos producidos durante este año, situándose la media del precio de un vehículo de segunda mano en 17.561 euros, mientras que un vehículo nuevo se encuentra de media en los 20.500 euros.

La situación económica actual

Actualmente según las diferentes estadísticas realizadas se confirma que uno de cada cuatro españoles se encuentran en riesgo de exclusión social o pobreza, estando un 27,8% de los españoles inmersos en este tipo de situaciones como es el caso de la carencia a nivel social o el riesgo de pobreza.

La situación refleja la realidad de una gran cantidad de familias españolas en contraposición con el objetivo de poder electrificar y con el objetivo de transición ecológica de los vehículos, cuando en una gran cantidad de hogares una gran cantidad de modelos tienen un coste que no puede llegarse a asumir, ya que tienen un precio que se encuentra por encima de los 25.000 euros convirtiendo el vehículo eléctrico en un producto accesible para las rentas altas.

La crisis de microchips producida

La crisis de suministro de microchips ha hecho que se produzca una gran crisis en el sector de las empresas del automóvil y del renting, no siendo ajenas a los problemas producidos. La ausencia de estos componentes ha incrementados los precios de la compra y las condiciones que eran tan beneficiosas con las que antes negociaban antes las diferentes empresas con las marcas viéndose reducidas. La crisis que se ha producido unido al precio del impuesto de matriculación ha hecho que afecte a las diferentes cuotas de los usuarios en concreto.

Además, la guerra producida entre Rusia y Ucrania ha provocado que el suministro de materiales que llegaba desde el país ucraniano, como es el caso de los diferentes cables, paralizara la producción provocando un problema muy importante dentro del sector del automóvil y para las empresas de renting a nivel particular. En el año 2023, las previsiones establecidas más optimistas podrían llegar a finalizar la crisis a nivel de desabastecimiento de microchips. Las diferentes compañías de renting han tenido que enfrentarse a esta situación buscando una serie de soluciones para poder llegar a mantener las diferentes flotas de forma activa a la espera de nuevos vehículos, pudiendo optar por alargar la duración de los diferentes contratos que se encontraban en vigor.

Una nueva mentalidad de compra

El sector automovilístico piensa que el concepto de propiedad que ha dominado durante años la mentalidad de la sociedad española actual se ha visto modificado, ya que en la actualidad se puede tener un vehículo propio aunque no es una de las prioridades principales de los clientes.

Los pequeños negocios a nivel de renting han seguido aumentando en su nivel de notoriedad de la misma forma que los particulares o los autónomos convirtiéndose en uno de los impulsores del sector en concreto. Actualmente, el segmento de los vehículos que cuenta con una representación mayor siguen siendo el de los turismos, las pick up y las furgonetas con un 36% en el mercado.

Desde el comienzo de la crisis a nivel sanitario tanto en el caso de los clientes nuevos como los clientes que se afianzan tienen una serie de demandas que se ajustan a las necesidades específicas. La incertidumbre a nivel económico que se ha producido actualmente ayuda en la decisión de elegir un vehículo en concreto, haciendo de esta forma que los consumidores estén en búsqueda de un contrato sin penalizaciones y sin permanencia, por lo que las empresas y los particulares valoran la gran flexibilidad que aporta el renting de un alquiler permitiendo acceder a las tecnologías innovadoras actuales.

segunda mano.

La antigüedad de los vehículos

Cerca de un 16% de los vehículos de las carreteras españolas fueron comprados en pesetas, en el momento en que se cumplen más de veinte años de la entrada del euro en vigor. Los coches llamados mileuristas se están convirtiendo de esta forma en una opción muy asequible a nivel de movilidad sin tener necesidades de endeudarse con ciertas operaciones que son pagadas al contado.

Estas situaciones provocan que se fomente el envejecimiento del parque de vehículos, poniendo de esta forma en riesgo la seguridad vial y contaminando el parque automovilístico. Desde las distintas instituciones se indica que se debe seguir trabajando para conseguir una movilidad sostenible y accesible, poniendo la mirada en los niveles de motorización, cuando la clave principal se encuentra en la accesibilidad a nivel económico. Por lo que la electrificación del parque automovilístico no servirá de nada si los vehículos producidos no pueden ser asumidos por una parte de la población, siendo el precio junto a la infraestructura de carga y la autonomía de los eléctricos los grandes problemas que se deben superar.

El aumento del precio de los vehículos de segunda mano

Los precios parecen estar siendo estabilizados en el mercado de ocasión marcando récords a nivel histórico provocados por la fuerte demanda y la falta de stocks El mercado de ocasión parece estar llegando a una cierta estabilización de los precios que han marcado récords históricos provocados por la falta de stocks de los vehículos y la fuerte demanda, especialmente en los que cuentan con menos de cinco años.

Actualmente el coste medio por vehículo de ocasión ha aumentado hasta los 19.853 euros. Los coches de segunda mano han dejado de ser tan baratos, por lo que los automóviles pierden valor en el momento en que salen del concesionario.

Artículos Relacionados