Contar con un vehículo resulta muy beneficioso, ya que el estilo de vida se hace mucho más cómodo, en muchos aspectos. Es necesario comprender el funcionamiento de estos, para poder sacar todo el provecho posible, una de las dudas que muchas personas se hacen es la siguiente: “¿cómo calcular los CV de un coche?”, a continuación, podrás aclarar tu duda.

Lo primero que debes tener en cuenta es que las siglas “CV”, significan “Caballos de vapor”, y estos son los que determinan la potencia del motor del vehículo. En cuanto a la forma de calcularlos, se debe hacer de forma matemática, ya que se debe multiplicar 1,36 por la potencia real en KW, el resultado de dicha operación serán exactamente los CV del coche.

Otra fórmula que se puede seguir para obtener este resultado, es multiplicar el número de cilindros elevado a 0.6 por 0,08. La importancia de realizar este cálculo, radica en el hecho de que al conocer esta información puedes saber cuál es el rendimiento que debería tener tu coche mientras estás conduciendo, y por ende darte cuenta cuando el vehículo no está en óptimas condiciones.

¿Qué son caballos de fuerza o CV de un coche?

Si comúnmente no estás familiarizado con este tipo de información, posiblemente todavía haya muchas dudas en tu mente, y una de las más comunes en todo tipo de personas es “¿qué son los caballos de fuerza o CV de un coche?”, y este concepto se utiliza, haciendo referencia a las carrozas antiguas, que eran impulsadas por caballos, cuando todavía no existían los coches de motor.

Por ende, el nombre “caballos de fuerza” se implementó para usarlo como comparativa y así medir la potencia en la que un coche puede andar. Es decir, si un vehículo cuenta con 200 CV, cuenta con la misma fuerza que tendrían 200 caballos tirando de un antiguo carruaje. Este ejemplo sirve para ilustrar la función de los CV en un coche.

La importancia de los caballos de fuerza en un coche, dependerá de las necesidades de la persona que lo posea, ya que contar con un coche muy potente, puede servir para muchas cosas, por ejemplo, para acelerar de forma repentina cuando sea necesario, sin embargo, si eres de las personas que les gusta conducir de forma tranquila, no es tan necesario contar con tantos CV.

¿Cómo calcular la potencia de los caballos fiscales?

Además de los CV, hay otros elementos que hacen que un coche tenga un buen rendimiento, y que deben conocerse para poder contar con un vehículo eficiente. Es indispensable saber cómo calcular la potencia de los caballos fiscales, los cuales se tratan de un valor utilizado para medir el pago del Impuesto de Vehículos de Transacción mecánico.

La forma de calcular esta potencia, puede ser bastante sencilla si se siguen los pasos correctos, y aunque hay más de un método, la fórmula más sencilla es multiplicar el diámetro de cilindros por la carrera de los pistones, y a su vez estos dos valores multiplicarlos por la cifra 0,08, y posteriormente multiplicar por el número de cilindros.

Es importante mencionar que esta fórmula sólo es válida para los vehículos con motores de combustión, ya que para los coches eléctricos y los rotativos, estos valores se calculan de forma distinta. En cuanto a los primeros mencionados, se debe dividir la potencia efectiva del coche, entre la cifra de 5,152. Para los coches rotativos también se realiza exactamente la misma operación.

Te damos un ejemplo de cómo calcularlo

Toda la información concerniente a un coche es de suma importancia para todas las personas que poseen uno, sobre todo para aquellos que generalmente están recorriendo grandes distancias. Uno de los datos más importantes es la potencia de los caballos fiscales, y además de la teoría presentada anteriormente, a continuación te damos un ejemplo de cómo calcularlo:

0,785 x 7,65² (número de cilindros) x 7,56 (carrera de pistones) x 0,08 x 4 (número de cilindros).  El resultado de esta operación será exactamente la potencia de caballos fiscales con los que cuente tu coche, es un cálculo sencillo que proporciona información sumamente importante en muchos aspectos para ti.

Es importante recordar que esta fórmula es válida para los coches de combustión, ya que los otros modelos de coche se calculan de forma distinta, tal como se mencionó anteriormente. Con sólo realizar esta operación matemática se puede tener un idea de cuál es la potencia de los caballos fiscales con los que cuenta el coche, y por ende saber cómo serán los gastos del mismo.

¿Cuánto deberías pagar de IVTM según el cálculo de CV?

Tal como has podido observar, tanto los CV como los caballos fiscales hacen que se deba cancelar una cierta cantidad de impuestos, según la cantidad de estos valores con los que cuente el vehículo. Si te preguntas cuánto deberías pagar de IVTM según el cálculo de CV, a continuación podrás observar algunos precios estimados, para que así puedas guiarte al respecto de esa duda.

Es importante mencionar que este cálculo también dependerá del tipo de coche. En cuanto a los coches destinados al turismo, los que cuenten con menos 8 caballos fiscales, deben pagar 20 euros, mientras que los que poseen de 8 a 11, deben cancelar 59 euros, y por otra parte los que tienen de 12 a 16, requieren pagar 129 euros.

Del mismo modo, todos estos pagos varían según el modelo del coche, ya que por lo general, las personas que poseen autobuses son los que cancelan una mayor cantidad de dinero en cuanto a estos impuestos. Los vehículos que deben pagar menor cantidad, son las motocicletas.

Mantenerse informado de este tipo de cálculos es sumamente importante, para así planificarse bien en cuanto a las finanzas que tienen que manejarse al contar con un coche. Por ende, es necesario comprender lo planteado anteriormente y realizar operaciones matemáticas para así saber qué cantidad de impuestos debe pagar cada persona, dependiendo del coche que posea.

Artículos Relacionados