Uno de los eventos más desafortunados de un conductor es el presentar una fuga en el sistema de aire acondicionado de su coche, aún más en esas claras oleadas de calor que traen los veranos actuales. Este hecho suele pasar totalmente desapercibido debido a que no muestra ningún tipo de advertencia que resalte a primera instancia como ruidos, golpeteos u olores notorios que indiquen la fuga, trayendo consigo un completo bajo en los servicios prestados por el aire acondicionado de forma imprevista. Por ende, debido a esto le traemos un artículo lleno de toda la información qué necesitará para prevenir que su auto presente una fuga, o en caso de ya tenerla, detectarla y saber tanto las consecuencias que traerá está como también lo que requerirá para repararla y el coste de ello.

¿Qué es la fuga del aire acondicionado del coche?

Una fuga en el sistema de aire acondicionado como su nombre lo indica es un problema que se sitúa generalmente en las tuberías, empalmes o mangueras, las cuales dejan escapar el gas refrigerante al momento de encender el aire frío, evitando que cumpla su función. Aunque por lo general es un problema muy común en los sistemas de refrigeración automotriz, sí espera contar con un aire acondicionado eficiente debe ubicar y reparar a la brevedad posible dicho problema, ya que puede ocasionar en el más leve de los casos una deficiencia considerable en la fluidez del aire emitido llegando a causar que este deje de enfriar el habitáculo.

Consecuencias.

Cómo puede tener presente, el contar con una buena temperatura en la cabina del vehículo es de gran importancia al momento de conducir, siendo la temperatura ideal una que ronde los 21 grados centígrados, por lo que una simple fuga en el sistema de aire acondicionado puede causar diversas consecuencias, entre las que se sitúa como principal, la notoria deficiencia en el enfriamiento del habitáculo debido a la poca fluidez de aire frío que está genera. Entre otras consecuencias podemos presenciar:

  • Excesivo flujo de agua tras la condensación del aire frío.
  • Empañado ocasional de los cristales causando visión borrosa de la vía.
  • Excesivo olor y sensación de humedad en el ambiente del habitáculo.
  • Disminución del oxígeno en la cabina debido a la leve fluidez del aire emitido por el sistema de ventilación, causando así fatiga, cansancio o somnolencia.
  • Posibles averías del compresor, del evaporador o de otra parte crucial del sistema de aire acondicionado.

fuga-aire-acondicionado-coche

¿Cómo prevenirla?

Ya que el motivo más común por el cual se llega a filtrar el gas refrigerante o el aire emitido por el aire acondicionado es el poco uso de dicho sistema, lo más recomendable es que para evitar una posible fuga o problemas similares se ponga en marcha el sistema con la modalidad fría (aún en invierno) como mínimo una vez al mes durante un tiempo prolongado de hasta 15 minutos aproximadamente, esto ayudará para constatar que siga funcionando y para prevenir posibles averías. A su vez se aconseja que para contar con un aire acondicionado de funcionalidad óptima se aplique en este un riguroso mantenimiento anual o cada 20.000 km.

¿Cómo detectar la fuga del aire acondicionado de un coche?

Durante el mantenimiento del sistema de aire acondicionado que se debe llevar a cabo periódicamente, o en caso de sospecha de fuga, este debe ser revisado antes de recargar el gas refrigerante, puesto que, si no se hace, dicha carga de gas se filtraría y se habría desperdiciado. Por lo que aquí le presentaremos una serie datos certeros que le pueden ser útil al momento de buscar y detectar una posible fuga, y del mismo modo salir de ciertas dudas como la creencia de que la repentina aparición de un charco de agua bajo el vehículo al este estar estacionado puede ser el indicio de una fuga, aunque las posibilidades de estos sean ciertas, dichos charcos de agua son completamente comunes de ver, aún más cuándo es verano y se usa de forma frecuente el aire acondicionado. Para detectar de forma más eficiente una fuga existen dos métodos, sin instrumentación destinada a esta tarea, simplemente revisando con frecuencia el depósito de gas o cerciorándose de que no haya manchas de agua en el piso interior del habitáculo, y con implementos destinados a la detección de dichas fugas (generalmente usadas en los talleres) como:

  • Con colorante y lámparas UV; el cual se destina a la aplicación de un colorante fluorescente que se mezcle con el refrigerante y el aceite de modo que al ser recargado el gas y se active el circuito de refrigeración, llegué a manchar las zonas de filtración y se puedan detectar al iluminar con la luz de una lámpara UV.
  • Con la implementación de un detector electrónico; este principalmente se trata de un sistema encargado de detectar las fugas de gas refrigerante de forma casi inmediata, de modo que no se necesite la aplicación de ningún tipo de fluido, colorante o sustancia jabonosa que realce los puntos de fuga. Dicho dispositivo se puede diferenciar ya que presenta una sonda regulatoria de alta sensibilidad qué permite detectar fugas sumamente pequeñas.
  • Tras la aplicación de presión en el circuito del aire; dónde como su nombre lo indica, este método se basa principalmente en la detección de fuga tras vaciar el circuito del aire acondicionado e implementar nitrógeno o gas formier, el cual es un gas completamente distinto al usado en la refrigeración del sistema de aire acondicionado, ya que este está compuesto de 95% nitrógeno y 5% hidrógeno. El método de aplicación vendría siendo la inyección del gas escogido en los conductos del aire con alta presión durante unos 10 minutos aproximadamente para así destacar hasta las más pequeñas fugas posibles en cualquier punto del circuito.

fuga-aire-acondicionado-coche

Precio del mantenimiento y arreglo.

Aunque las averías del sistema de aire acondicionado por fugas son completamente frecuentes, dependiendo de si el motivo ha sido por deterioro, por un mal mantenimiento o por un golpe, llevaran el mismo rumbo de reparación, por lo que lo más recomendable es llevar el vehículo con un profesional que revise, detecte y repare la avería, dónde aunque el precio del servicio sea levemente elevado, con el pasar del tiempo llegará a propinarle un ahorro, ya que evitará la constante recarga de gas refrigerante debido a la fuga.

¿Sabías que con Total Renting todos los gastos de reparaciones te los incluidos dentro del pago de la cuota mensual? El renting es una modalidad de alquiler a medio y largo plazo con todos los gastos incluidos. Cada vez son más los particulares, autónomos y empresas los que optan por esta modalidad por todas las facilidades y ahorros que les supone para su bolsillo. ¿Necesitas más información? No dudes en contactar con nuestros expertos.

¿Todavía no sabes qué es el renting y todo lo que te incluimos en las cuotas mensuales?

Artículos Relacionados