Cuando estamos en busca de un vehículo es probable que no nos sean sencillo elegir pues sabemos que más allá del interés que pueda generarnos una marca concreta o un modelo en particular, lo cierto es que existen diferentes variables relevantes a tener presentes y que pueden hacer entre otras consecuencias, que la vida útil de nuestro coche sea mayor o menor, que el coste total al final de su vida sea más alto o más bajo, que la comodidad se vea mermada si nuestra situación personal o profesional cambia, etc.

Es por ello, que en este artículo vamos a hablar sobre un segmento, el de los coches pequeños o utilitarios y más concretamente de aquellos que cuenta con cambio automático, vehículos altamente buscados tanto por personas que suelen circular por entornos urbanos como aquellos que buscan la comodidad de un coche pequeño y fácil de aparcar y que además no dispone de embrague ni necesidad de ir cambiando de marcha a lo largo del trayecto más allá de poner marcha atrás al iniciar la marcha y salir del parking o al aparcar en nuestro destino.

Características de los coches pequeños automáticos

En primer lugar vamos a hablar, brevemente de las particularidades de este tipo de coches, y es que si bien se pueden englobar como modelos prácticos, lo cierto es que sus aspectos relevantes van más allá.

Este tipo de coches son especialmente llamativos en primer lugar por sus dimensiones ajustadas. Este espacio suele repartirse de forma desigual entre modelos si bien, comúnmente, suelen ser con un espacio relativamente común en los asientos delanteros, los traseros más ajustados con un espacio correcto para las piernas y un maletero que depende el modelo acaba siendo más o menos penalizado. Otra particularidad es que dado su reducido tamaño y comúnmente peso, las potencias de estos coches no son excesivamente elevadas en primer lugar porque se requiere menos fuerza al tener que mover menos peso y en segundo porque suelen ser modelos con consumos ajustados algo que lejos de ser una consecuencia es a la vez un reclamo para los potenciales compradores.

Al margen de ello y si bien el cambio automático suele elevar ligeramente el precio, suelen ser coches con unos costes que se mueven en franjas entre bajo y medio según marcas, acabados, versiones, etc.

Coches pequeños automáticos de gasolina

A continuación, vamos a ver algunos d ellos modelos más populares que podemos encontrar actualmente en el mercado que cumplan con este doble criterio de tamaño pequeño y cambio automático a lo cual le sumamos el centrarnos en emplear motores gasolina.

coches-pequeños-automaticos

Fiat 500

En primer lugar y como muchos ya imaginarán, encontramos un coche que gracias a un diseño cuidado a la vez que especial, ha conseguido popularizarse de un modo rápido y global. Nos referimos al Fiat 500, un pequeño italiano que se hace perfecto para su circulación por todo tipo de ciudades, con el cual aparcar es algo bastante más ágil y sencillo que con otros modelos, y donde su interior no deja indiferente a nadie con colores claros, un diseño actual y todo ello en unas dimensiones interiores correctas.

Hyundai i10

Hyundai ha ido enfocándose en cada vez más segmentos del vehículos y parece obtener buenos resultados en la mayoría de ellos. En el segmento de coche pequeño apostó por su modelo i10, una versión más reducida que el popular i20 que cuenta con la opción cambio automático. La combinación de sus dimensiones junto al cambio automático lo harán sin duda un coche perfecto para fluir por cualquier trayecto con la máxima comodidad.

MINI 3 puertas

Si hablamos de un ranking de coches pequeños sería prácticamente imposible no hablar de la marca que incluso en su propio nombre lleva ese ADN, nos referimos a Mini que en su versión de 3 puertas encontraremos disponible la opción de cambio automático. Si buscas un coche pequeño pero con estilo e historia, este modelo es sin duda la elección perfecta.

Renault Twingo

Twingo es uno de esos coches que ha creado su propia historia y pocas personas que conozcan mínimamente el sector del automóvil no habrán oído hablar de él. Si quieres un coche que ha demostrado ser versátil y aguantar el paso de los años, el Twingo es una opción a tener muy presente.

Suzuki Ignis

Suzuki hace doblete con su Ignis y Swift. El primer de estos es un coche con líneas cuadradas que no obstante ha sufrido un restyling en esta última versión  que le da un aire más deportivo y actual.

Suzuki Swift

El Suzuki Swift ha conseguido grandes resultados de ventas y parte de ellas son gracias a un diseño actual y juvenil a lo cual se le suma la opción de contar con un cambio de marchas automático buscado por perfiles como conductores amateurs o que desean despreocuparse del embrague en su ciudad donde los atascos son recurrentes.

Toyota Aygo

Toyota parece estar en todos los rankings y es que donde hay un buen coche aparece Toyota. Su pequeño Aygo es perfecto para quienes buscan un coche realmente pequeño y con cambio automático. Al margen de ello apostar por Toyota es hacerlo por la fiabilidad algo nada despreciable como indicábamos al inicio del artículo.

Coches pequeños eléctricos con cambio automático

Añadimos otra pequeña selección de modelos en esta ocasión con motores eléctricos

BMW i3

El llamativo BMW i3 es una de las mejores opciones en cuanto a coches eléctricos pequeños y con cambio automático, fiabilidad alemana con un diseño de lo más particular.

Seat Mii electric, Skoda Citigo iv y Volkswagen e-up

Seat, Skoda y Volkswagen forman parte de un grupo de lo más potente, sus modelos Mii, Citigo IV y e-up respectivamente, son ejemplos de como un coche eléctrico y automático si además es pequeño se puede convertir en el aliado perfecto del conductor de ciudad.

Smart EQ fortwo y EQ forfour

Smart con sus fortwo y forfour son ya parte de la historia pasada y presente de los coches pequeños, siguen y seguirán siendo un símbolo de coche ágil y versátil y siguen siendo apuesta segura.

Artículos Relacionados