Para muchas personas la limpieza en su vehículo es algo primordial y ejemplo de ello es ver como se encuentran los lavaderos de coches durante los fines de semana, pero más allá de la limpieza e higiene exterior y visible, existe otra igual o más importante, la de los olores. Cualquier persona que cuide su vehículo sabe la importancia de que al entrar al habitáculo mismo huela bien y es que toda limpieza y orden queda en entredicho si el olor no acompaña.

En este artículo vamos a ver como podemos eliminar de una vez por todos los malos olores de nuestro vehículo, y lo decimos en plural pues hay variedad de potenciales olores que nos incomoden al entrar al coche. A continuación, pondremos más énfasis en alguno de los más comunes, ¡vamos a por ellos!

Acciones para eliminar los malos olores del coche

La eliminación de los malos olores de un vehículo se puede atacar desde varios flancos, pero uno de los que muchas personas consideran un esencial va a ser obviado en este artículo pues realmente se trata de un enmascaramiento, nos referimos a los ambientadores de todo tipo que muchos utilizan para disimular los malos olores mediante olores más potentes. Una vez indicado este apunte, ahora sí, vamos a ver en detalle como eliminar algunas de las fuentes de malos olores más conocidas y populares.

Quitar el mal olor de la tapicería del coche

La tapicería es una de esas zonas donde siempre acaban cayendo todo tipo de productos, tanto líquidos como sólidos y es que tanto la visita de un animal de compañía, el derrame de una bebida, los restos de alguien que picoteó en el interior durante un viaje o incluso quien fumó hacen que poco a poco la tapicería vaya cogiendo olores dispares que rara vez son agradables.

Por lo anteriormente descrito, la tapicería es una de las grandes batallas en la eliminación de olores, para conseguir que vuelva a recuperar su olor original vamos a utilizar producto especial para este fin. Se trata de unos líquidos realizados en mezcla con agua que deberemos impregnar por toda la tapicería y dejar actuar durante aproximadamente 20 minutos. Tras ello y con la ayuda de un aspirador de líquidos, recogeremos todo ese producto que vendrá acompañado de un conjunto de suciedad y olores implícitos dejando nuestra tapicería como nueva en todos los sentidos.

Quitar el olor a humedad del coche

El olor a humedad es un acompañante habitual en los vehículos sobre todo en épocas frías donde la lluvia hace de las suyas y entra en nuestro vehículo directamente por ventanas, puertas, etc., o indirectamente en paraguas o botas mojadas. Quitar el olor a humedad es un proceso relativamente sencillo y es que son varios los métodos para acabar con este molesto olor.

En este caso vamos a hablar de la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre, una combinación ganadora que expandiremos por toda la zona que emita este olor y que tras pasado un tiempo preventivo para su actuación, retiraremos con la ayuda de un paño. Tras este proceso es recomendable ventilar el vehículo pues el olor a vinagre, por mucho que esté diluido, es también relativamente persistente si no se ventila correctamente.

 

Quitar el mal olor de la calefacción

Los sistemas de calefacción y aire acondicionado de los coches no se libran de tener malos olores causados por humedades o incluso bacterias, es por ello que una buena forma de acabar con ellos es la utilización de productos especializados para tal fin. Su forma de empleo es rápida y sencilla. olores coche | Total RentingÚnicamente deberemos aplicar el producto en el interior del conducto de la calefacción, encender la misma y cerrar el sistema de aire para que nuestro coche no coja aire del exterior, sino que se genere un bucle dentro del vehículo. De este modo se irá retroalimentando y consiguiendo que la humedad vaya desapareciendo a la vez que todo el habitáculo se impregna de un olor mucho más agradable.

Quitar el olor a tabaco del coche

Los fumadores son conscientes que el olor a tabaco no perdona y se impregna en cualquier lugar ya sea en casa o en nuestro vehículo. Si queremos decir adiós para siempre a este olor que a tanta gente molesta necesitaremos amoniaco o arroz. En ambos casos, dejaremos en un tarro y durante unas horas, preferiblemente una noche sino más el producto que irá absorbiendo los malos olores del interior del habitáculo.

Al volver a subirnos notaremos un olor relativamente distinto, causado por el amoniaco pero que desaparecerá tras unos minutos de conducir con las ventajas bajadas. Sin duda una noche productiva para quienes no sean aficionados al olor del tabaco.

Quitar el olor a vómito del coche

En un coche puede pasar de todo y ejemplo de ello es este ejemplo de mal olor. Los vómitos son algo que puede suceder en cualquier lugar, pero más en uno con movimiento y que suele moverse por curvas. Es por ello por lo que la eliminación de olores a vómito de nuestro coche acudiremos a un producto visto anteriormente, el bicarbonato, ese gran amigo de la limpieza que en este caso mezclaremos con agua en cantidades 2 a 1. Tras esto mojaremos un trapo y frotaremos con fuerza sobre la zona afectada. Para este punto podremos ayudarnos de un cepillo.

Tras dejar actuar unos 15 o 20 minutos, retiraremos la mezcla con un paño limpio y ventilaremos durante unos minutos. Por fin el desagradable olor del vómito habrá salido de tu coche para siempre.

Quitar el olor a coche viejo

Hay dos olores que muchos nombran y realmente son muy subjetivos, el de coche nuevo y el de coche viejo. En este caso vamos a intentar retirar el olor a plásticos viejos, a polvo o tapicería con suciedad acumulada que serían el símil a ese olor a “coche viejo”. Para ello vamos a utilizar la mezcla anterior dada su versatilidad, nos referimos a la mezcla 2 a 1 de bicarbonato diluido en agua.

Tras su expansión, reposo de 20 minutos y posterior retirada, conseguiremos un nuevo olor más limpio y puro que podremos acabar de pulir con una correcta ventilación.

Artículos Relacionados