En el interior de un vehículo pueden suceder infinidad de situaciones y es por ello que nunca se puede decir que nuestro coche lo tenemos impecable pues en cualquier momento esta situación puede cambiar de forma abrupta. En este artículo vamos a centrarnos en uno de estos imprevistos que puede hacer que nuestro coche pase en tan sólo unos segundos de estar limpio y tener un olor a limpieza y desinfección a un contexto totalmente opuesto, con unas manchas de lo más desagradables y un olor que lejos de ser agradable resulta poco atractivo para cualquiera que entre en nuestro vehículo.

Como alguno de vosotros ya habrá podido adivinar, en este artículo hablaremos sobre el vómito y como retirar esta desagradable substancia del interior de nuestro vehículo y el hedor que sus restos pueden dejar en nuestro vehículo. ¿Has tenido alguna experiencia al respecto o simplemente te interesa saber como reaccionar ante la potencial situación descrita? Si es así, en este artículo vas a aprender algunos consejos con los cuales poder eliminar esas complejas manchas de vómito de tu coche y recuperar su olor habitual dejando fuera cualquier olor desagradable que se hubiera instalado temporalmente en nuestro coche.

Cómo limpiar vómitos de la tapicería del coche

Vayamos pues directamente a los pasos que deberemos seguir si deseamos eliminar las macha de vómito de nuestro coche de una vez por todas y para siempre. Recordemos que la mancha es la parte visible del problema, pero no acaba ahí, pues el olor será otro aspecto a trabajar con el fin de recuperar un buen aspecto al interior de nuestro coche.

Usa guantes

En primer lugar y es que nunca hemos de obviarlo, el uso de guantes será recomendable por varios motivos. Por un lado, estaremos trabajando como productos que pueden llegar a ser irritables a la piel o a nuestros ojos por tanto el uso de guantes nos permitirá disponer de una capa que nos separe de dichos productos. Por otro lado, no deja de ser un acción poco agradable por el producto a eliminar por ello el uso de guantes puede servirnos como facilitador para llevar a cabo la limpieza sin ensuciarnos.

En este sentido, los guantes de latex suelen ser la opción más recomendable, su adaptabilidad a las dimensiones de nuestra mano, así como una capacidad aislante más que aceptable, hacen de este tipo de guantes una opción recomendada para este cometido.

Retira el vómito

Tras equiparnos de un modo correcto con el uso de guantes de látex, siempre revisando que no exista ningún tipo de orificio por el cual pueda introducirse el vómito, tocará iniciar la limpieza en sí misma. Como primer paso, deberemos retirar el vómito existente. Gran parte del mismo podrá ser retirado con la ayuda de una bolsa,  toallitas húmedas, etc. No hemos de tener como objetivo retirar el 100% del vómito y su mancha en este primer paso pues ni será excesivamente viable ni hemos de obsesionarnos con esto en este punto, pues a continuación llevaremos a cabo otros pasos intermedios que nos ayudarán a eliminar progresivamente los residuos que podamos dejar tras esta primera limpieza parcial.

Quitar la mancha con bicarbonato + agua

Una vez hemos retirado gran parte del vómito, habremos dejado, indudáblemente, una parte que será de más difícil limpiar ¿cuál? La mancha que este elemento húmedo ha dejado sobre la superficie en la cual cayó. Para la eliminación de dicha mancha deberemos emplear una mezcla a partes iguales de dos productos de fácil localización, en primer lugar agua y  en segundo bicarbonato. La mezcla o unión de ambos productos y su posterior agitado para acabar de realizar un modo correcto dicha mezcla, nos permitirá retirar con relativa facilidad las machas restantes. Para ello deberemos untar bien la mezcla en una bayeta y tras dejar actuar el producto unos segundos podremos proceder a la retirada de dicha unión con esa misma u otra bayeta.

Secar la zona afectada con un paño absorbente para eliminar la humedad

Puede suceder que tras la retirada de la mancha, o cuanto menos de gran parte de ella, de vómito en nuestras alfombras o tapicería aún nos reste alguna pequeña parte de humedad por retirar. Si este es nuestro caso deberemos emplear tan sólo un paño de material absorbente. Tras pasar de forma repetida dicho paño por la zona húmeda, veremos como los resultados van mejorando a cada pasada hasta conseguir un resultado muy similar al iniciar antes del vómito.

Aplicar vinagre

Si con todo lo anteriormente descrito, proseguimos con la mancha o restos de ella, podremos emplear un producto menos friendly pero de igual modo efectivo, nos referimos al vinagre. Uno de los hándicaps de dicho sistema, será la necesidad de ventilar durante un tiempo relativamente prolongado el vehículo, pues el vinagre dejará un olor fuerte en el interior del vehículo rara vez compartido o de interés para los ocupantes.

limpiar-vomito-coche

Usa limpia tapicerías

También existe una opción más genérica como sería el uso de limpia tapicerías con los cuales podemos llegar a obtener resultados bastante aceptables siempre y cuando la mancha en cuestión se encuentre en tapicería y no tanto en moqueta.

Cómo quitar el olor a vómito del coche

Como hemos podido ver, existen distintos métodos con los cuales eliminar las machas de vómito de nuestro coche, algunas de un modo menos directo o con menor intervención por nuestra parte y otros en los cuales deberemos realizar un mayor esfuerzo físico para conseguirlo. Sea como fuere, dada la problemática del tipo de macha seguro que el esfuerzo valdrá la pena y cuanto antes actuemos mejores serán los resultados obtenidos.

Artículos Relacionados