En esta ocasión vamos a hablar sobre una avería bastante común y que no entiende de marcas, modelos ni estilos de conducción, nos referimos a la introducción de aire en el circuito de freno, algo que quizás no sepas, pero tu vehículo tenga actualmente y que a partir de los diferentes ejemplos de los principales síntomas que la delatan puedan valorar si puede ser tu caso. Veamos pues en que consiste esta molesta avería

¿Cuál es la presión mínima en el sistema de frenos?

La presión mínima del sistema de frenos se mide en la unidad de medida “psi” y se estima que dicho valor nunca debería estar por debajo de los 100 psi siendo un valor más común y recomendable los 150 psi, en cuyo nivel de presión la válvula de seguridad se abre.

¿Cómo saber si tengo aire en el circuito de frenos?

Des de una parte más técnica o de conocimiento puro de mecánica no es tan sencillo saber si en nuestro circuito de frenos hay aire como por, como decíamos al inicio, los síntomas que le delatan durante nuestra conducción. Es por ello que vamos a ver más en detalle alguno de los principales detonantes para que vayamos a visitar a nuestro taller de confianza.

aire frenos e1617528321476 | Total Renting

El pedal está duro

Uno de los principales y más comunes efectos de un sistema de frenos con aire en su circuito es el sentir que nuestro pedal de freno está más duro de lo común o en resumen, que hemos de ejercer una mayor presión para conseguir frenar lo mismo que antes. Este síntoma como decíamos bastante común suele hacer dudar a los conductores con un posible fallo en el propio funcionamiento del pedal, falta de aceite para bajar y subir correctamente, etc., no obstante como veremos, este síntoma no vendrá acompañado de ruidos como los que ocasiona algo más engrasado.

El pedal está bajo o esponjoso

Curiosamente también podremos notar una presión completamente distinta a la anterior en nuestro pedal de freno, y es que se puede dar el caso que el aire en el circuito ocasione que notemos el pedal inusualmente bajo vs embrague o acelerador o que su tacto a la hora de presionarlo nos parezca más “esponjoso” o con baja resistencia vs anteriormente.

Hay vibraciones extrañas en el pedal

Otra situación que podemos detectar al conducir es que al frenar el pedal parece vibrar, una sensación similar puede ser la que notamos al frenar de forma brusca y notar los efectos del ABS. Esa vibración aún cuando no realizamos frenadas bruscas o incluso sin ni tan si quiera frenar, puede estar indicándonos la necesidad de acudir al taller.

Al menos una rueda se bloquea al frenar

Puede ser también que veamos que, al frenar, una o más ruedas de nuestro vehículo quedan bloqueadas, por tanto como si no se utilizase el ABS para evitar esta situación. Esta situación nuevamente nos estará vaticinando una reparación en nuestro sistema de frenos.

El coche oscila hacia un lado

La sensación, real, de que nuestro vehículo “se va” y por tanto que con al dejar el volante recto nos empezamos a desviar de la trayectoria recta otra vez más, nos indica aire en el sistema de frenos si bien por si sólo podría tener relación con otros problemas como suspensión o incluso con la propia dirección del coche.

El pedal de freno tiene un recorrido excesivo

Cuando al frenar notamos que el pedal llegar prácticamente hasta el final, algo que sabemos no suele llevarse a cabo nunca, es posible que el motivo sea la avería de la cual estamos hablando.

El pedal de vuelta tiene poco recorrido

Nuevamente y curiosamente, la situación inversa a la anterior nos puede indicar la misma avería. Un pedal de freno con muy poco recorrido y en ocasiones coincidente con una mayor resistencia puede ser debido al aire.

Se pierde capacidad de frenada en caliente

Si al conducir vamos viendo como a medida que pasan los kilómetros, nos cuesta más y más frenar, puede ser nuevamente por este motivo, aire en el sistema de frenos.

¿Cómo purgar el aire circuito de frenos?

Veamos a continuación como podemos hacer para purgar ese aire que se ha quedado en nuestro sistema de frenos y con ello evitar la visita al taller siempre que sea posible y prudente.

1.     Localiza el purgador del coche

En primer lugar, necesitaremos localizar el purgador de nuestro vehículo. Ello variará según marca y modelo, por tanto, será necesario buscar dicha información en el libro del vehículo o en su defecto con la ayuda de internet indicando marca, modelo y año de fabricación.

2.     Utiliza una manguera para purgar

Tras ello utilizaremos una manguera para purgar que, en ocasiones, rara vez, puede traer nuestro vehículo de fábrica y que en caso contrario podremos adquirir en cualquier gran superficie con apartado de coches.

3.     Aprieta el pedal del freno cuando estés listo

Apretamos el pedal de freno de nuestro vehículo una vez realizado los pasos anteriores.

4.     Rellena el sistema

Rellenamos el sistema de frenado de líquido de frenos que previamente deberemos haber adquirido en caso de no aprovechar el actual.

5.     Repite el purgado unas cuantas veces

Como el título indica, repetiremos en más de una ocasión para asegurarnos de eliminar todo el aire.

6.     Prueba los frenos y calibra su estado

Por último, deberemos validar si las sensaciones con nuestro pedal de freno se encuentran en el estado anterior en caso contrario, deberemos ir calibrándolo hasta notarnos cómodos con el mismo.

¿Cómo solucionar las averías más habituales en los frenos?

Existen variedad de potenciales problemas con nuestro sistema de frenado más allá del aire en el sistema, ejemplo de ello serían el desgaste de pastillas de frenado en cuyo caso a no ser que seamos manitas de la mecánica, deberemos acudir a un taller. También debiéramos hacer lo mismo ante una rotura o ralladura del disco de freno así como una pérdida del líquido de freno que puede llegar a darse por una rotura en los conductos.

 

Gracias a los vehículos de renting no tendrás que preocuparte por los fallos y por el mantenimiento de tu coche. Si estás pensando en adquirir un vehículo de renting puedes contactar con nuestros expertos, ellos te asesorarán con todo lo que necesites.

Artículos Relacionados