Al momento de manejar es importante que tu vehículo pueda responder de manera inmediata para así garantizar tu completa seguridad; como también que al momento de hacerlo lo haga de una manera suave y completamente cómoda, esto enteramente se deberá al correcto mantenimiento de las suspensiones, las cuales con su sistema de resortes metálicos y amortiguadores, darán paso a una conducción eficiente. Realizar mantenimiento cuando lo amerite es de suma importancia, por lo que endurecer cada suspensión te permitirá poder desplazarte por diferentes tipos de terrenos sin problemas, esto gracias a cada uno de sus ejes los cuales se encargaran de mejorar el contacto de las ruedas con el asfalto, brindaran el apoyo y resguardo que merece el conductor y sus respectivos acompañantes. Actualmente endurecer cada una de las suspensiones de tu vehículo resulta una labor práctica debido a los diferentes mecanismos que podemos encontrar en cada taller, sumado a esto la experiencia de veteranos en el terreno automotriz que se harán cargo de asesorarte al momento de endurecer cada una de estas, dando como resultado una experiencia de manejo que buscará adaptarse perfectamente a ti.

¿Por qué es importante endurecer la suspensión de un coche?

Para mantener un correcto funcionamiento de cada uno de los componentes que conforman a la suspensión, es necesario que cada cierto tiempo, cada eje como también cada resorte y por supuesto los amortiguadores sean verificados, ya que de no ser así se verá reducido el rendimiento en marcha del vehículo como también afectarán al mismo a largo plazo. Por ende es importante que las suspensiones sean reforzadas o ajustadas a las configuraciones que dependeran de la manera en la que usted desee conducir. Por lo tanto contar la ayuda de un mecánico que pueda ajustar correctamente los amortiguadores y resortes es uno de los aspectos de mayor cuidado al momento de realizar dicha tarea.

endurecer-suspensiones-coches

Consecuencias de no hacerlo

Es bien sabido que el desempeño de un vehículo se verá respaldado gracias al mantenimiento con el que deberá contar uno de sus componentes, por lo que de no ser así, existen diferentes consecuencias que afectarán el funcionamiento del coche al no ajustar de manera correcta cada una de las suspensiones. Dentro de estas podemos darte a conocer las siguientes:

  • Disminuye el funcionamiento del motor.

Los amortiguadores al no ser ajustados desestabilizan el equilibrio de las suspensiones, dando como resultado que los engranajes tengan que esforzarse más de lo requerido, acelerando el desgaste de estos llegando incluso a romper otras piezas.

  • Desgaste prematuro de las ruedas.

Los neumáticos se verán perjudicados ya que cuando encontramos problemas en la amortiguación el desgaste de estás tiende a ser excesivo.

  • Riesgo para el conductor y pasajeros.

Esto se debe a que aumenta la distancia de frenado, como también las direcciones pierden precisión al momento de conducir.

  • Mayor consumo de combustible.

Debido a que los amortiguadores no funcionan de manera correcta esto dará pasó a que el rendimiento del vehículo se vea disminuido, aumentando así el consumo de combustible.

  • Se verá afectada la estadía dentro del vehículo.

Ya que los amortiguadores se encontrarán obsoletos se podrán apreciar ruidos molestos dentro de la cabina al entrar en contacto con diferentes irregularidades del terreno, disminuyendo así la experiencia de manejo.

¿Qué ocurre si se endurece más de lo normal?

Las suspensiones se encargan de amortiguar la presión que producen las llantas al entrar en contacto con el suelo, permitiéndote controlar el vehículo de manera correcta. Sabiendo esto, existen dos tipos de suspensiones siendo las blandas utilizadas para terrenos complicados, mientras que por otra parte al endurecerlas un poco más, la conducción será rígida y de mayor precisión, esto dependerá de las preferencias del conductor. Esto también puede ser contraproducente ya que al mantenerse rígido provocará que el funcionamiento de los amortiguadores y demás componentes se vean afectados, ya que al ajustarse demasiado los impactos y la distribución de peso del vehículo al manejar, desgastaran el sistema de resortes metálicos.

endurecer-suspension-vehiculos

¿Cómo hacerlo? Paso a paso.

Endurecer la suspensión de un vehículo, requiere de tiempo y por supuesto precisión. Para esto se necesitará de la ayuda de un experto el cual se hará cargo de realizar la mejor configuración para ti. Esta labor se constituye de diferentes pasos, los cuales se verán estructurados de la siguiente manera:

Paso 1

Primero se debe realizar un diagnóstico completo de cada uno de los componentes dentro de la suspensión como bien lo son los amortiguadores, las gomas y cada uno de los elementos que conforman a las mismas Empezando de esta manera con los neumáticos, inflándolos de manera apropiada antes de comenzar con el procedimiento.

Paso 2

Se procederá a verificar los ángulos de inclinación adecuados que debe tener el vehículo al momento de realizar el procedimiento, como también verificar la suspensión delantera, viendo si está presenta partes que podrían ocasionar problemas, luego de esto se deben realizar las mediciones correspondientes y proseguir con el proceso de alineación, el cual consiste en estacionar el vehículo en un lugar plano y levantar la parte delantera con un gato para posteriormente posicionar al vehículo sobre soportes fijos, posterior a esto, se deben observar partes como la rotulas, terminales de dirección, pastillas de freno y la caja de velocidades.

Paso 3

Ya habiendo ubicado cada una de las piezas las terminales de dirección ya que serán de vital importancia a la hora de ajustar la suspensión del vehículo, para esto se deben aflojar las tuercas de seguridad que rodean parte de los amortiguadores (dependiendo del vehículo se deben aflojar las abrazaderas de los guardapolvos), al momento de darle vueltas al terminal de dirección, podrás ajustar el ángulo de inclinación del neumático frontal, una vez hayas ajustado dicho ángulo, tendrás que volver a verificar el ángulo de convergencia de las ruedas siguiendo cada uno de los procedimientos dichos con anterioridad y realizando de esta manera la reducción que se requiera.

Ya finalizado cada uno de los pasos deberás realizar una prueba de conducción, la cuál determinará si ha quedado de la manera correcta. Hoy día se cuenta con maquinarias que realizan este procedimiento automáticamente, ofreciendo una manera más precisa para realizar este procedimiento.

Con Total Renting no tendrás que preocuparte por endurecer la suspensión de los coches. Todos los mantenimientos y reparaciones vienen incluidos dentro del pago de las cuotas mensuales. ¿Todavía no conoces toda la oferta de coches de renting para particulares, autónomos y empresas? ¡Contáctanos!

Artículos Relacionados