En este artículo vamos a hablar de algo que literalmente puede sucedernos a cualquiera mientras circulamos con nuestro vehículo y es que nadie está libre de quedarse en algún momento sin batería en su coche. Esto que se ha visto especialmente visible tras los periodos de cuarentena que provocaron que los coches estuvieran días y días sin salir de los garajes, pues al volver a arrancarlos muchos propietarios vieron como la batería de sus coches estaban completamente descargadas. Esta situación no tiene porque sucedernos únicamente en nuestro hogar, también nos puede llegar a pasar saliendo del trabajo o en cualquier otro punto, pues nunca sabemos cuando será la última vez que la batería arranca. Es por ello que vamos a ver las diferentes alternativas que tenemos para conseguir arrancar nuestro vehículo, aunque este no tenga suficiente batería para hacerlo por sí mismo.

Formas de arrancar un coche que se ha quedado sin batería

Si quieres saber como arrancar tu coche cuando este se queda sin batería no te pierdas el siguiente listado, seguro que en un futuro lo agradecerás.

Arrancar a «empujón»

La primera opción y quizás una de las que nos pueden salir de un modo más impulsivo es el denominado método del “empujón” este método no se basa en otra cosa que en empujar el vehículo con el fin de que arranque. ¿Así de sencillo? Realmente no tanto. Lo que deberemos hacer para conseguir el mejor resultado posible será disponer de al menos dos personas, una en el exterior del vehículo encargada de empujar y otra en el interior que será la encargada de intentar arrancarlo. Tras conseguir una velocidad relativamente alta para el contexto del cual hablamos, la persona que se encuentra en el interior que habrá estado todo ese rato con el embrague pisado, deberá soltar el pedal de embrague y poner la segunda marcha. Con esto y especialmente si nos encontramos en una cuesta descendente, será posible arrancar el coche en un gran número de casos.

Usa una cuerda para arrancar el coche

Utilizar una cuerda es una alternativa al método del empujón visto anteriormente. En este caso en lugar de empujar por detrás, arrastramos de delante y lo que haremos será unir esa cuerda a la parte delantera de nuestro coche y a su vez a la trasera de otro vehículo que será el encargado de darnos velocidad. Aquí deberemos tener en mente no sólo estar pendiente del embrague y marcha sino también del freno por si el coche de delante frenase por algún motivo.

Un arrancador portátil

Existen unos aparatos denominados arrancadores que disponen de una versión portátil que su función no es otra que suministrar a la batería de la suficiente energía como para arrancar una única vez el coche. Con este pequeño acto y puesto que las baterías se van recargando a medida que conducimos, será posible llegar hasta nuestro hogar o bien hasta un taller donde cambiar la batería del coche de forma definitiva.

Con pinzas

Las pinzas son una excelente opción si disponemos de ella y de otro coche con el cual trasmitir la energía. Tal y como hacíamos con el arrancador portátil, el objetivo es arrancar el vehículo una vez más para poder llegar a nuestro destino. En este caso la energía provendrá de la batería del otro coche que se unirá al nuestro mediante unas pinzas.

bateria 2 e1620649376241 | Total Renting

Cómo poner las pinzas en el vehículo para arrancar la batería

Para poner las pinzas de un modo correcto deberemos seguir unos sencillos pasos que veremos a continuación:

  • Nuestras pinzas se basaran en dos cables, uno de color rojo (positivo) y otro de color negro (negativo)
  • Apagaremos ambos coches antes de empezar
  • Localizamos las baterías de los vehículos y en cada una de ellas localizaremos a su vez el borne positivo y el negativo
  • Conectamos el cable positivo del coche con batería al borne positivo del coche descargado
  • Conectamos el cable negativo del coche con batería al borne negativo del coche descargado

Deberemos tener cuidado en este último punto pues podrían saltar chispas que dañen el vehículo, por tanto si vemos que esto sucede deberemos dejar este tipo de arranque y buscar alternativas o en última instancia llevar el vehículo al taller para su cambio de batería.

Cómo arrancar un coche sin batería si tiene Start&Stop, si es híbrido o si es un eléctrico puro

Como bien es sabido en el mercado actual existen más tipologías de coches de las que había hasta hace apenas unos años. Coches con sistemas start & stop para el ahorro de combustible, coches híbridos o coches eléctricos circulan por nuestras carreteras y también pueden verse afectados por problemas de carga de batería. En estos casos y dadas las complejidades de estas baterías, los puntos vistos anteriormente no se cumplen. Es por ello que deberíamos, en estos casos, optar por llamar a una grúa que pudiera remolcar el coche hasta un taller especializado. Las baterías de este tipo de vehículos son distintas y cuentan con particularidades que hacen que incluso un mecánico sin la preparación necesaria pueda tener problemas para su manipulación.

Diferencias de arrancar un coche automático y un coche manual sin batería

Los coches automáticos no son necesariamente diferentes para arrancarlos cuando se quedan sin batería más allá de en los casos, por ejemplo, de arranque empujando o mediante ayuda de una cuerda y remolcándolo. En estos casos sí tendremos que buscar alternativas. En el caso de pinzas o cargadores de baterías estaríamos hablando de los mismos procesos para un coche ya sea como cambio manual o automático.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a conocer mejor las diferentes alternativas de las cuales disponemos ante esta situación, y que en caso de que os encontréis con ella, podáis llevar a cabo la que vuestro coche y vuestra situación en ese momento os permita.

 

¿Sabías que con Total Renting tienes todos los gastos de mantenimiento y reparación de coches incluido dentro del pago de las cuotas mensuales? Conoce el catálogo de renting para particulares, renting para autónomos y renting para empresas.

Artículos Relacionados