Los diferentes animales que caminan por las carreteras en muchos casos pueden llegar a suponer un grave problema para la circulación, provocando una gran cantidad de accidentes. En España pueden producirse cerca de 14.000 accidentes de tráfico en los que existen animales que estén implicados.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Consejos para actuar si un animal sale a la carretera

Si un animal accede a la carretera se debe mantener la calma y no realizar volantazos, siguiendo en el carril por el que se circula sin la realización de movimientos bruscos y frenando a fondo con la finalidad de que el impacto que pueda llegar a producirse se realiza a una menor velocidad. Los diferentes movimientos deben realizarse con el volante totalmente sujeto. Si existe una menor iluminación o es de noche, es conveniente poner las luces largas si es posible con la finalidad de tener un mayor espacio de tiempo si se observa un animal en la lejanía.

Lugar en el que se suelen producir las colisiones con animales

Los diferentes estudios realizados muestran que los jabalíes, los corzos y los perros son los animales que más participan en los accidentes de tráfico. En la comunidad autónoma de Castilla y León es el lugar en el que se registran un mayor número de siniestros de este tipo, seguida de Galicia y Cataluña. Normalmente en los meses de octubre, noviembre y diciembre son en los que se pueden registrar un mayor número de siniestros y el mes de enero en el que menos se suelen registrar. La mayoría de accidentes se concentran en horas de muy poca luz o por la noche, siendo los viernes, los miércoles y los martes los días más peligrosos. Si se decide contratar un coche de renting, con Total Renting todas las reparaciones del vehículo están incluidas en el caso de que el conductor no sea declarado culpable del accidente.

Acciones que se deben seguir si se atropella a un animal

Si el conductor no ha podido evitar el atropello de un animal, debe retirar el vehículo de la calzada por la que circula el conductor, señalizar el lugar del accidente con los triángulos, ponerse el chaleco reflectante y realizar un aviso a los servicios de emergencia o  a la Guardia Civil para que puedan retirar el animal de la vía. El vehículo puede tener daños por lo que sede llamar al servicio de asistencia en carretera del seguro del vehículo. Si el animal está herido se deben tomar aún más precauciones porque puede llegar a ser peligroso, una gran opción sería contactar con un veterinario que pudiera ofrecerle la atención que necesitara. Si se trata de una especie cinegética, debe avisar a los servicios de protección a la naturaleza. Si el animal herido es doméstico y lleva algún elemento identificativo es conveniente localizar a su propietario.

Intentar esquivar un animal

En el momento de la circulación con un vehículo por la carretera y la aparición de un animal, la primera reacción de forma instintiva puede llegara ser dar un volantazo para poder esquivarlo. Con la acción de esquivar el animal puedes conseguir salvar su vida, pero puede llegar a provocar mayores daños si el vehículo golpea a otro vehículo o si el coche sale de la carretera.

Si se realiza esta acción se elimina toda la responsabilidad que pudiera tener el propietario del coto de caza o del seguro de responsabilidad civil en el caso de las especies cinegéticas. La culpa será del conductor, siendo el seguro de responsabilidad civil del conductor el que indemniza los daños a los terceros. En el caso de los daños personales del conductor se encuentran asegurados con la cobertura de seguro del conductor y los del vehículo únicamente con las pólizas a todo riesgo, pero si el conductor no tiene contratada alguna de las coberturas, será el conductor el que pague todos los gastos.

Renting.

¿Se puede obtener una indemnización por una colisión con un animal?

En una gran cantidad de casos, los accidentes de forma única producen diferentes años materiales en el vehículo pero en ocasiones se producen heridos y necesitan ser hospitalizados, incluso llegando a fallecer.

Accidente con un animal doméstico

Una gran cantidad de accidentes de tráfico son provocados por animales domésticos que están abandonados o no están acompañados por su dueño. Normalmente si se producen estos atropellos, habitualmente existen daños materiales que están cubiertos por las diferentes asegurados en el momento en el que tengas contratado una póliza a terceros con cobertura de daños por colisión con un animal y un seguro de coche a todo riesgo. En el momento de poder identificar al propietario de un animal, la aseguradora puede reclamar los gastos si la póliza tiene una cobertura de reclamación de daños, disponible desde la modalidad básica de terceros sin imputarse la responsabilidad del siniestro.

Accidente con una especie cinegética

En el momento en el que se produce un atropello de una especie cinegética llamada de caza mayor, como es el caso de los zorros, los ciervos, los jabalíes o los corzos, el culpable de accidentes es casi de forma exclusiva del conductor, a no ser que se demuestre que en lugar se ha realizado una cacería colectiva o que haya finalizado doce horas antes del accidente, siendo responsable el propietario del coto.

Además, puede evitarse la responsabilidad en el momento en el que la zona en la que se ha producido el percance no cuenta con una señalización específica que indica del peligro de colisión con animales cinegéticos o si existen algunos desperfectos en el cierre de la valla. En estos casos, el responsable es el titular de la vía que de forma generaliza es la administración.

Las consecuencias de un accidente con animales salvajes

Una gran cantidad de seguros no cubren este tipo de accidentes, si el conductor frecuenta vías o espacios localizados en zonas cercanas a cotos de naturaleza o de caza en los que transitan animales salvajes, el conductor debería contratar una cobertura específica para cubrir este tipo de accidentes. Para poder reclamar este tipo de situaciones al seguro es conveniente tener un atestado de la policía que detalle el accidente.

Artículos Relacionados