El Ford Kuga es un SUV del segmento C que ha sufrido diferentes modificaciones a nivel mecánico y visual. El vehículo permite realizar largos viajes en carretera, siendo una opción muy atractiva para realizar grandes kilometrajes sin dificultades, confiando en la mecánica de diésel por su gran rendimiento con niveles de consumo muy competitivos. Su diseño exterior es deportivo, fusionando un diseño emocional con una trabajada aerodinámica debido a la gestión del flujo de aire alrededor del vehículo, realizando un desarrollo de los modelos. El Ford Kuga se ha convertido en un coche con un diseño más compacto con el principal objetivo de ser más eficiente a nivel aerodinámico.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El Ford Kuga cuenta con un motor diésel que será difícil de ver en los próximos modelos del mercado, consiguiendo una mecánica de gran potencial, con una caja de cambios manual excepcional de seis velocidades y un rendimiento muy competitivo. Además, tiene una buena economía de uso, ya que el vehículo tiene un gran peso y una gran eficiencia, registrando una cifra de consuma de 5,2 litros cada 100 kilómetros. Con Total Renting, el Ford Kuga puede conseguirse por una cuota de 412 euros al mes. El equipamiento del Ford Kuga está compuesto por una cámara de visión delantera, un sistema de aparcamiento asistido o un asistente de mantenimiento de carril.

Financiación Ford

La financiación y el renting tienen muchas semejanzas, ya que con ambos servicios el cliente paga cómodas cuotas a nivel mensual para poder usar un Ford sin tener que realizar el pago de grandes cantidades de dinero, ya que no sé abona la totalidad del vehículo.

El renting en contraste a la financiación, incluye los diferentes gastos en mantenimiento, cambio de neumáticos, seguro a todo riesgo, reparaciones y asistencia en carretera, además de los impuestos del Ford. Además, con el renting también puedes adquirir el vehículo en propiedad una vez finalizado el contrato de renting, abonando únicamente la parte proporcional dependiendo de la cantidad de kilómetros y el número de años que haya sido usado el coche como renting.  Únicamente abonarás la parte proporcional dependiendo de la cantidad de km y de años que hayas usado el coche como renting.

En Total Renting financian el vehículo de los clientes con todos los gastos incluidos dentro de las cuotas mensuales. Gracias al renting, las compañías no sufren descuadres en sus balazas anuales al tener todos los gastos incluidos y los particulares consiguen una experiencia única.

Requisitos y condiciones para financiar un Ford

Para poder financiar un vehículo de la marca Ford, el cliente debe tener un contrato de trabajo, presentar las tres últimas nóminas y la declaración de la renta para poder conocer la solvencia económica del cliente. En el caso de las empresas deben demostrar la aptitud de la empresa con documentos que lo acrediten, no estar en la lista de deudores y mínimo un año de antigüedad.

Ford, Renting.

Conseguir un vehículo de renting

Actualmente, existe cada vez más gente que se decide por hacerse con un vehículo de renting. Esto se debe principalmente a la garantía procedente de los fabricantes, el escaso kilometraje de los vehículos y la opción de optar por cualquier modelo, debido a la gran variedad de coches que ofrecen las compañías de renting.

Una de las nuevas opciones que se está teniendo en cuenta dentro del mundo del motor es la de hacerse con un coche de renting. El renting consiste en alquilar de forma directa, con un precio bastante más bajo y unas condiciones óptimas. El vehículo conseguido es nuevo y supondrá una oportunidad de ahorro para el cliente convirtiéndose en una apuesta segura para el cliente.

Escaso kilometraje y buen estado de conservación del coche de renting

Uno de los grandes beneficios que te aporta un coche de renting es que ya habrá sobrepasado un gran volumen de revisiones ya que esta es una de las cláusulas contractuales del mundo del renting. Principalmente a los coches de renting se les consideran soluciones con grandes garantías de calidad. Siempre es mejor comprar un vehículo de ocasión que haya estado sometido a intensos procesos de mantenimiento y análisis debido a que así las opciones de obtener un coche duradero y resistente son mucho mayores. De esta manera, también podrás amortizar la inversión y no tener gastos extra por reparaciones. Si el cliente se hace con un coche particular no tendría las mismas garantías y condiciones del vehículo.

De manera habitual, la contratación del renting se basa en poner un kilometraje máximo a los arrendadores. Este límite suele estar entre los 10.000 y los 45.000 kilómetros al año, siempre según la empresa. De esta manera, se pueden encontrar coches con una vida de tres años naturales y un total de 25.000 kilómetros. Esto hace que haya unas muy buenas condiciones en cuanto a rendimiento a largo plazo y durabilidad.

La asequibilidad dentro de los coches de renting

Los coches seminuevos del renting son muy accesibles ya que su precio baja mucho en el momento en el que ya no se comercializa dentro de un concesionario. Estos coches suelen tener una vida entre tres y cinco años, por lo que sus estándares de calidad son muy altos aún, al igual que la gran variedad de coches que el cliente puede encontrar. Por lo que, si el cliente accede a este tipo de coches, podrá encontrarse con vehículos seminuevos, muy bien conservados y con un kilometraje bastante reducido por un precio de venta bastante inferior al que sería el de partida.

Suele suponer una inversión muy acertada para aquellos consumidores que no pueden o no quieren gastar mucho en este tipo de costes. En comparación con otras formas de adquisición, esta es una de las mejores consideradas en la actualidad.

Artículos Relacionados