Bollos, abolladuras, bultos, y unos cuantos más son los nombres con los que conocemos a estos dolores de cabeza con los que tenemos que lidiar al chocar o golpear nuestros coches. Si bien todos los que conducimos un vehículo tratamos de ser lo más cuidadosos y responsables como sea posible, al final del día pueden ocurrir accidentes inevitables, los cuales resultan en un pellizco a nuestros bolsillos una vez que nos toca ir a un taller mecánico a que reparen las consecuencias de dichos accidentes, lo cual es especialmente doloroso para los dueños de coches eléctricos, pues bien se sabe que estos suelen ser más costosos que los vehículos a combustión, y sus carrocerías tienen acabados de primera, propios de estos vehículos de lujo. Si quieres saber cuál es la mejor alternativa para deshacerte de los bollos de un vehículo eléctrico, te invitamos a que continúes leyendo este artículo.

Sorprendentes soluciones caseras

Muchas personas tratan de reducir el costede las reparaciones y mantenimientos de la carrocería de sus vehículos eléctricos llevándolas a cabo ellos mismos, lo cual es un riesgo que al nivel más interno y mecánico de los coches no parece valer la pena, pues el intento de remedio puede tener más bien el efecto contrario, pero cuando se trata de las carrocerías, y específicamente de los bollos ocasionados por golpes, tal parece que hay varios trucos que sí funcionan y que pueden hacerse desde casa a un bajo costo. A continuación, hemos recopilado para ti algunas de estas soluciones caseras para los bollos de un coche eléctrico.

El truco de la cinta adhesiva

Tal como indica su nombre, este truco consiste en usar una gran cantidad de cinta adhesiva y pegarla en la zona en la que está el bollo en el coche para posteriormente jalarla hacia ti y, con suerte, lograr deshacerte de la abolladura. Eso sí, hay que tomar en cuenta que realmente se necesitan grandes cantidades de cinta y mucha, mucha fuerza para lograr que este truco funcione correctamente.

La combinación mágica del agua caliente y un destapa caños

Así como lo lees, para quitar un bollo de tu auto eléctrico podrías solo necesitar dos herramientas: Agua bien caliente y un destapa caños común y corriente. Este truco consiste básicamente en verter agua casi hirviendo en el área afectada del coche, y luego utilizar el destapa caños para tirar hacia afuera y conseguir que la carrocería regrese a su estado original. En internet recientemente se han viralizado varios videos de personas que han logrado ahorrarse unos cuantos euros utilizando este truco, y tal parece que hasta ahora encabeza las listas de soluciones DIY (Hazlo tú mismo) entre el público.

bollos vehiculo eléctrico

Agua a dos temperaturas

Similar al truco anterior, con esta solución casera también se hace uso de agua caliente, pero esta vez su acompañante en la reparación será agua fría, de manera que se espera que al verter una después de la otra el cambio de temperaturas repentino encoja la chapa y facilite su arreglo. Algunas veces basta con observar cómo actúa el agua por sí sola, pero en otras ocasiones puede que darle un pequeño empujoncito ayude, literalmente.

El secador de pelo de tu madre puede ser la respuesta

Pues sí, resulta que hay personas que, calentando el área donde se encuentra el bollo en el coche con un secador, y luego utilizando el mismo para aplicar aire frío, han logrado deshacerse de estas imperfecciones en la carrocería de sus autos. ¿Quién diría que el secador de pelo que tu madre utiliza para hacerse peinados pudiera llegar a sacarte de un aprieto automovilístico?

Irse a lo seguro nunca falla

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacen los talleres de automóviles para quitar bollos de tu coche sin dejar rastro de que alguna vez estuvieran allí? Pues bien, para quitar bollos de un coche, ya sea a combustión o eléctrico, la mayoría de talleres siguen el mismo sistema o los mismos pasos: limpieza, extracción y pintura. Si bien suena simple, hay que aclarar que lo que hace de este procedimiento tan sencillo en papel es el hecho de que los talleres cuentan con los equipos y maquinarias adecuados para realizar este tipo de trabajos, y con los cuales la persona promedio no cuenta en sus casas. La limpieza de impurezas que puedan afectar el acabado, la eliminación de la posible corrosión y óxido, el aplique de pintura y posterior pulido, son algunas de las cosas que no se toman en consideración al realizar reparaciones en casa, y que definitivamente marcan la diferencia. Si bien está claro que llevar el coche a un taller para que le saquen los bollos de la carrocería es más costoso que intentar hacerlo por ti mismo en el garaje de tu casa, también debes tomar en cuenta que pagas por una solución total al problema y una cantidad de servicios extra que no obtendrás con trucos caseros.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Lo barato a veces sale caro

Ya hemos establecido que ha habido personas que han logrado reparar las abolladuras en sus vehículos sin gastar nada de dinero al hacerlo ellos mismos, pero hay un detalle que los artículos y videos que rondan por internet no te cuentan, y es que estos trucos caseros no siempre funcionan, de hecho, algunas veces tratar de hacerlos deja el coche en peor estado de lo  que ya estaba, de manera que al final se termina yendo al taller para que los profesionales arreglen tanto el problema inicial como el intento fallido de reparación sin costo. Con esto no se descartan las soluciones caseras por completo, pero si es necesario que antes de aplicarlas tengas total entendimiento de lo que implican, incluyendo el hecho de que quizá no funcionen, o que, en el peor de los casos, dañes aún más la carrocería de tu coche.

¿Y tú? ¿Te atreverías a intentar arreglar tú mismo las abolladuras en tu coche eléctrico, aun sabiendo las probabilidades de error? ¿O crees que, incluso si el golpe es pequeño, la mejor opción siempre es dejárselo a los profesionales?


Artículos Relacionados