Siempre hemos visto el coche eléctrico como el automóvil del futuro, por su tecnología, cuidado hacia el medio ambiente y beneficios económicos, sin embargo, debes saber cuál es su origen realmente, siendo este mucho más antiguo de lo que imaginan; este tipo de vehículos surgieron antes de los coches a gasolina.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Como suele suceder en muchas historias de grandes inventos, dichas creaciones se les atribuye a varias personas, en 1828, el húngaro Ányos Jedlik quien construyó un modelo impulsado por un motor eléctrico, ya para el año de 1834, el estadounidense Thomas Davenport logró inventar un prototipo impulsado por electricidad y no fue hasta 1834 que finalmente los holandeses Sibrandus Stratingh y Christopher Becker diseñaron un modelo con el uso de celdas primarias no recargables, las cuales solo tendrían el contratiempo mínimo de no ser reutilizables.

¿Cuándo se inventó el primer coche eléctrico?

Luego de los primeros prototipos el escocés Robert Anderson desarrolló el primer vehículo eléctrico de la historia. Aunque no hay certeza de la fecha, se estima que la creación de este se dio entre 1832 a 1839, y que era muy similar a un carruaje. Más adelante, en 1888, Andreas Flocken creó el primer automóvil eléctrico de cuatro ruedas.

La historia de los coches eléctricos continuó expandiéndose con nuevos modelos creados en 1894 por parte de los norteamericanos Henry Morris y Pedro Salom. Para el año 1899 los avances de esta tecnología seguían sorprendiendo al mundo entero, pues se conoció el primer vehículo capaz de romper el récord de velocidad para de la época, gracias a estos acontecimientos y a los avances en las baterías los vehículos eléctricos comenzaron a tomar mayor fuerza en las ciudades, aumentando de igual forma su producción en un 28% pero no fue hasta 1911, cuando Thomas Edison creó nuevas baterías recargables a base de hierro y níquel lo cual aumentó la velocidad y la autonomía de este tipo de vehículos.

¿Cuándo se creó el primer coche eléctrico?

Año en el que se creó el primer coche eléctrico

En 1888 aparece en Alemania el que es considerado como el primer coche eléctrico. Tras la aparición de la batería recargable, el coche eléctrico se convirtió en todo un éxito a principios del siglo XX en las ciudades del mundo, los primeros usuarios comerciales fueron los taxistas de Nueva York, algunos historiadores estiman que en torno a un tercio de los coches en las calles de Estados Unidos eran eléctricos en 1900.

Los coches eléctricos se alzaron como los vehículos favoritos, anulaban el ruido, no desprendían olor ni gases que ensuciaran a los ocupantes y su autonomía permitía cubrir los desplazamientos del día a día y la electricidad comenzaba a llegar a la mayor parte del mundo, lo cual facilitaba la recarga de los automóviles.

¿Quién creó el primer coche eléctrico?

Como muchos inventos a lo largo de la historia, el primer coche eléctrico no tiene un creador muy claro, sin embargo, algunas personas se han ganado un lugar destacado en la historia. La figura más notable es el inventor e ingeniero húngaro Ányos István Jedlik, quien creó el corazón de todas las máquinas eléctricas, muchos modelos fueron desarrollados más tarde, pero la limitación de la batería (que no era recargable) hizo que los coches eléctricos desarrollados fueran poco prácticos. Unos años más tarde en 1888, el coche eléctrico Flocken Elektrowagen, desarrollado por el empresario alemán Andreas Flocken, fue presentado al mundo, convirtiéndose en el primer coche eléctrico documentado de la historia.

La historia de Andreas Flocken

Andreas Flocken nacido el 6 de febrero de 1845 en Albersweiler, Rheinpfalz y que falleció el 29 de abril de 1913 en Coburg fue un gran empresario e inventor alemán que aportó en gran medida al desarrollo de los vehículos eléctricos. Aunque la historia de los vehículos eléctricos es extensa, el coche que vio la luz en 1888 con el Elektrowagen, su creador y dueño de un taller de mecánica agrícola, tenía la intención de vendérselo a los agricultores para que transportaran sus productos por los caminos de cabras que tenían en Alemania en aquella época, provocando que su historia fuera relatada en un diario llamado Coburger Zeitung lo cual hizo conocido el automóvil.

Andreas Flocken continuó mejorando sus vehículos hasta los primeros años del siglo XX, pero la rápida adopción de los motores de combustión interna y la mejora de suministro de combustible causó que el coche eléctrico cayera en el olvido por muchos años.

¿Cuándo se creó el primer coche eléctrico?

¿Cuál fue el primer coche eléctrico?

Se trata del Flocken Elektrowagen, un vehículo que Andreas Flocken lanzaba al mercado como el primer coche eléctrico de cuatro ruedas destinado al transporte privado de personas. Flocken aprovechando el diseño típico de una calesa de caballos de cuatro ruedas descapotable, montó un pequeño motor de 0,7 kW y una batería de unos 100 kg, que transmitía la tracción mediante correas de cuero al eje trasero. El conjunto venía pesando unos 400 kg y era capaz de transportar un par de personas a la “espeluznante” velocidad de 15 km/h, convirtiéndose en el primer coche eléctrico documentado de la historia.

La historia del Flocken Elektrowagen

El Flocken Elektrowagen fue un automóvil eléctrico de cuatro ruedas diseñado por Andreas Flocken en 1888. Flocken agregó un departamento de ingeniería eléctrica a su empresa Maschinenfabrik en Coburg y desde entonces experimentó con vehículos eléctricos, en el mismo año se construyó el primer automóvil eléctrico Flocken. Este vehículo era originalmente un chaise similar al Daimler Motorized Carriage creado en 1886 por Gottlieb Daimler, pero estaba equipado con un motor eléctrico, poco se sabe sobre el trabajo de desarrollo de Flocken, pero se dice que el vehículo de madera alcanzó una velocidad máxima de 15 km/h (9 mph) y pesaba 400 kg (882 lb). En los años siguientes se desarrollaron más modelos como por ejemplo un biplaza creado alrededor del 1903 en el Deutsches Museum, este modelo tenía una mangueta de dirección, ruedas de radios con neumáticos del mismo tamaño con cojinetes de bolas y resortes completamente elípticos, y una caja de batería sobre el eje delantero, además, el vehículo contaba con faros eléctricos, lo que se considera una gran novedad.


Artículos Relacionados