El sector de la automoción va evolucionando a medida que lo hace, entre otros el sector tecnológico, si bien otros aspectos como las crecientes preocupaciones por el medio ambiente y la huella que este sector deja sobre el mismo han hecho que muchos de estos avances se centren en intentar menguar dicha huella negativa y apostar por un sector más verde y por ende mejor visto por todos.

En este artículo y relacionado con lo que acabamos de indicar, vamos a hablar sobre unos coches que han sido creados, entre otros motivos, con el fin de intentar dar una solución al problema de la contaminación del medio ambiente por emisiones contaminante. Dado el alto número de vehículos que circulan día a día por las carreteras de todo el mundo, este punto es prioridad para muchas marcas que han encontrado en el coche eléctrico un filón por donde seguir los próximos años, no obstante, existen otras alternativas como pueden ser los coches híbridos o como en este caso, los coches con motor de hidrógeno.

Si no conoces este tipo de vehículos o simplemente deseas conocer más sobre ellos, este artículo está creado especialmente para ti.

¿Cómo funciona el motor de hidrógeno?

Una de las preguntas más recurrentes en este sentido es la referente a como funciona el motor de hidrógeno y es que a diferencia del motor de combustión o eléctrico que se ha dicho y escrito mucho sobre su funcionamiento, en el caso del motor de hidrógeno no ha sido tan extendido.

En resumidas cuentas y sin entrar excesivamente en detalle, este tipo de vehículos cuentan con una serie de depósitos donde se almacena hidrógeno, este será mezclado con oxígeno que se recolectado del exterior del vehículo. Tras ello se mezclarán ambos gases dando así paso a la creación de agua (H2O).

Tras la mezcla anterior se pone en marcha un proceso denominado electrólisis inversa en la cual se oxidará el hidrógeno haciendo que los electrones que se pierden generen corriente de tipo eléctrica la cual se empleará a posteriori para conseguir que las ruedas motrices giren, eso sí, tras su paso por baterías donde dicha energía quedará almacenada hasta que sea requerida.

¿Cuánto cuesta un vehículo de hidrógeno y por qué?

En la actualidad dada la reducida cantidad de hidrogeno disponible para este tipo de vehículos y el reducido número de marcas que apuestan por este modelo del motorización, los precios se encuentran aún excesivamente elevados para llegar al gran mercado de vehículos. Un ejemplo sería el del Hyundai Nexo que dispone de un precio de partida de nada más y nada menos que 69.000€, sin duda una cuantía no apta para todos los bolsillos.

Este tipo de apuestas por la innovación suelen precisar de un plazo de tiempo considerable hasta que se van reduciendo los costes a medida que las economías de escala hacen su aparición y para ello se requiere mayor número de unidades fabricadas a la vez que una demanda creciente o cuanto menos su interés.

¿Qué riesgos tiene el coche de hidrógeno?

Al margen de los elevados precios y reducido número de fabricantes que apuesten por este modelo, lo cual le da unas perspectivas de crecimiento aún muy poco claras y por ende podría acabar siendo un modelo que no tenga futuro dejando en apuros a los actuales propietarios de este tipo de coches, existen otros puntos a tener en cuenta en este sentido, veamos algunos brevemente:

Un reducido número de hidrogeneras en nuestro país, e incluso un número relativamente bajo a nivel mundial (375) también reduce el potencial interés por los coches de hidrógeno los cuales se verían limitados en producción por estos motivos.

Un mayor coste de producción no siempre puede arreglarse con una demanda tímida, es por ello que hasta que los precios lleguen a poder equipararse con vehículos similares incluso eléctricos podrían pasar años.

La eficiencia de este tipo de motores es del entorno al 30% (eficiencia térmica)

¿Qué función desempeñará en el futuro el motor de hidrógeno?

Si bien el motor de hidrógeno cuenta, en la teoría, con unos componentes muy positivos para poder ser el coche del futuro, aspectos económicos, limitación de recursos, etc., están poniendo en entredicho ese potencial futuro. Será cuestión de ver la evolución de estos aspectos, así como la involucración de gobiernos y otras administraciones que pueden favorecer su expansión mediante ayudas o reducción de impuestos para menguar el sobrecoste económico que han de realizar los potenciales clientes y de este modo iniciar una rueda que derive en una reducción de los costes de fabricación.

Hasta que todo esto no se inicie, tal y como empieza a suceder con el coche eléctrico, será complicado valorar su futuro en el sector.

El hidrógeno en los coches: ventajas e inconvenientes

Existen como decíamos algunos inconvenientes relacionados especialmente con coste de fabricación, precios de venta y suministro de hidrógeno,  no obstante existen algunos puntos positivos a tener muy presente al hablar de estos coches, veamos algunos:

coches-hidrogeno

Claramente el hablar de un coche con cero emisiones nocivas (recordemos que por el tubo de escape se expulsa agua) es hablar de una gran ventaja para todos. Este tipo de motorización sería la más cuidadosa con el medio ambiente y por ello es sin duda una apuesta de futuro.

La carga de este tipo de coches, a diferencia en este caso del coche eléctrico, podría ser respostado en tan sólo 5 minutos (en hidrogeneras)

La autonomía de este tipo de vehículos también juega a su favor.

5 mejores coches de hidrógeno en 2021

Veamos brevemente una selección de los 5 mejores coches de hidrógeno.

Toyota Mirai

Toyota apuesta siempre por las energías limpias y con su Mirai apuesta por el motor de hidrógeno, algo que como hemos comentado, ni todas las marcas realiza ni menos algunas con el seniority de Toyota, sin duda un gran, nuevo, gesto de la marca.

Hyundai Nexo

Hyundai con su Nexo, muy similar al Kona en su aspecto pero con un precio de salida muy superior, también cuenta con el orgullo de ser un primer paso de la marca nipona hacia los coche “cero emisiones”

Honda Fuel Cell Clarity

Parece que Asia apuesta fuerte por este nuevo modelo de motorización, y es que Honda con su Fuel Cell Clarity premiado como coche verde del año, también muestra su voluntad por navegar en la dirección de un sector más sostenible.

Hyperion XP-1

En marcas ya menos populares encontramos Hyperion, una marca de origen californiano y un recorrido aún joven que con su modelo XP-1 quiere posicionarse como el deportivo con motorización de hidrógeno.

BMW i Hydrogen NEXT

Por ultimo, la marca alemana BMW y su i Hydrogen NEXT también deja claras sus intenciones de apostar por lo que el mercado necesita y crear en un futuro de esa necesidad un mercado.

¿Pensando en cambiar de coche por uno de hidrógeno? Contacta con los expertos de Total Renting, ellos te ayudarán a encontrar tu coche deseado.

Artículos Relacionados