Los aficionados a los deportes de montaña son claros especialistas en el transporte de todo tipo de enseres en sus vehículos con el fin de poder llevar a cabo sus deportes favoritos sin la necesidad de más medio de transporte que su coche, algo similar sucede con los aficionados a los deportes de nieve y para ellos está destinado este artículo en el cual vamos a ver cual es la mejor forma de transportar los elementos necesarios para la práctica de deportes como es esquí.

Si a ti también te gusta ir a esquiar y sueles hacerlo llevando todo lo necesario en tu coche, este artículo puede ayudarte mediante consejos para que distribuyas tu carga de la forma más eficiente posible y evitando riesgos innecesarios.

Consejos para transportar los esquís con seguridad

Vamos a ver pues cuales son estos consejos con los cuales conseguiremos reducir los riesgos del transporte de esquís a la vez que estamos más tranquilos al saber que no se van a dañar ni corremos riesgo de algún tipo durante el trayecto en este sentido.

Distribuir uniformemente la carga

El primero de los consejos que hemos de tener en cuenta, es que a la hora de transportar elementos de peso hemos de intentar que el peso se reparta de un modo uniforme. ¿Qué quiere decir eso exactamente? Pues que, a modo de ejemplo, no deberemos añadir mesas, sillas, nevera, etc., en la parte trasera del techo y en la parte delantera el equipamiento que es igual de voluminoso pero mucho menos pesado. A la hora de repartir elementos importa más equiparar pesos que volumen.

Sujetar la carga

Una correcta sujeción de la carga es sin duda uno de los puntos más importantes en cuanto a seguridad se refiere. No sólo tenemos el potencial peligro de perder parte de nuestro equipamiento, sino lo que es mucho peor, que se desprenda en una carretera por la cual transitamos y ello dañe a otro vehículo u ocasione algún accidente en el cual haya heridos. Por ello, los elementos homologados de sujeción serán imprescindibles en nuestro viaje.

llevar-squis-coche

Apoyar la carga en la zona más adelantada contra la superficie fija del vehículo

Utilizar los puntos de amarre

Los puntos de amarre son opciones más que interesante prácticamente obligatorias para sujetar nuestra carga aportando el máximo nivel de seguridad. Siempre que sea posible o dispongamos de los mismos, deberemos emplear estos puntos durante nuestros trayectos con el fin de aumentar nuestra tranquilidad de que no va a haber incidentes con dicha carga.

Llevar cintas tensoras en el coche

Las cintas tensoras hay quienes las adquieren para mudanzas, para determinados transportes puntuales, para la realización de actividades deportivas, etc., pero lo cierto es que son elementos los cuales se podría recomendar su presencia en cualquier vehículo pues ante cualquier imprevisto relacionado con el transporte de elementos voluminosos, etc., pueden ser de gran ayuda.

Objetos que superen los 25 kg de peso no se deberán colocar detrás de las personas

Cuando transportamos elementos de gran peso como por ejemplo aquellos que superen los 25 kilogramos, no deberemos ubicarlos detrás de personas pues en caso de frenadas bruscas pueden llegar a desplazarse dañando a pasajeros o incluso el propio conductor lo que podría derivar en un accidente de consecuencias aún mayores.

Comprobar la presión de los neumáticos

Unos neumáticos con presión insuficiente son causantes de problemas de diferentes índoles como el aumento del consumo o la pérdida de adherencia en curva lo cual se convierte en un potencial riesgo de accidente. Si a ello le sumamos que iremos con un coche más cargado de lo común aún estaremos empeorando las afectaciones anteriores.

Colocar los objetos particularmente pesados sobre el suelo

Como decíamos anteriormente los elementos pesados no podían ubicarse tras las personas, pero si bajo las mismas. Por ello el suelo puede ser un buen lugar para colocarlos evitando cualquier riesgo potencial.

Invertir el tiempo necesario para asegurar la carga correctamente

Nunca hemos de ir con prisa a la hora de asegurar nuestra carga, por ello acometer esta tarea con el suficiente tiempo y antelación nos permitirá reaccionar ante posibles imprevistos o incluso ante la necesidad de adquirir nuevos elementos de agarre si llegase a romperse alguno de ellos.

Formas de llevar los esquís en el exterior del coche

Veamos brevemente como podemos llevar los esquís en el exterior del coche.

Portaesquís techo

Este tipo de portaesquís son los más habituales en pistas de esquí dada su practicidad y relativa sencillez en el montaje.

Portaesquís magnético

Los portaesquís magnéticos permiten una mayor versatilidad y menor tiempo de montaje si bien en ocasiones su coste es más elevado.

Portaesquis bola de remolque

Una opción que nos permite llevar los esquís en la parte trasera más allá del chasis del coche, algo que en ocasiones puede resultar interesante si, por ejemplo, nuestro coche es especialmente alto y añadir más altura puede ocasionar problemas.

Portaesquís de rueda

Para quienes tengan vehículos con la rueda de recambio en la puerta del maletero, esta opción puede ser interesante. Comúnmente es empleado en vehículos todo terreno que son los segmentos de coche que suelen disponer de la rueda de recambio en dicha posición.

Cofres

Los cofres son elementos versátiles que nos permitirán llevar nuestros esquís sobre el techo en invierno como maletas y otros elementos en trayectos de vacaciones, etc., y es que su espacio puede ser empleado para el transporte de diferentes elementos a la vez que cuentan con un añadido como es la seguridad en su apertura.

Artículos Relacionados