El mantenimiento que le realicemos a nuestro coche hará depender en gran parte de la duración del mismo y por ello es importante conocer los aspectos que deberemos tener en cuenta y que están especialmente en nuestra mano resolver. En este artículo vamos a hablar sobre los neumáticos y más concretamente sobre su substitución, algo que se debería realizar, por lo general, más a menudo de lo que se suele hacer.

Los neumáticos hemos de recordar que son un elemento que une básicamente nuestro coche y a nosotros que en su interior viajamos, con el asfalto, por ello un problema en los mismos puede derivar en una mala adherencia y posible pérdida de control, entre otros muchos inconvenientes que pueden no acabar en accidente de forma tan directa, pero pueden ser igualmente peligrosos para nuestras vidas y la de quienes circulan a nuestro alrededor. Si tú también quieres saber más información sobre los neumáticos y que hacer para mantenerlos siempre al día y buen estado, este artículo es para ti. ¡Sin más preámbulo, vamos allá!

¿Cada cuánto tiempo se debe de cambiar los neumáticos del coche?

La primera pregunta a la cual hay que dar respuesta es a cada cuanto debemos cambiar nuestros neumáticos. Esta pregunta suele responderse con dos datos distintos, si bien dependerá en realidad de una mezcla de variables que pueden hacer que estos datos se vean alterados a la baja.

En primer lugar, deberíamos cambiar los neumáticos cada 40.000 o 50.000 kilómetros, y es que el recorrido de dichos neumáticos es una variable de las dos empleadas para calcular el momento óptimo o mas bien el momento máximo para pasar por taller.

La otra variable sería el tiempo. Cuando un vehículo realiza muy pocos kilómetros anuales es probable que en alcanzar esos 40.000 o 50.000 kilómetros de los cuales hablábamos en el punto anterior se tarden incluso 10 años. Es por ello que el desgaste de los materiales que el tiempo ocasiona también es motivo de substitución de los neumáticos.

¿Qué tener en cuenta para cambiar los neumáticos?

A continuación, vamos a entrar brevemente en cada uno de los aspectos que debemos tener en cuenta y que pueden ser motivo para la substitución de los neumáticos.

Kilometraje

El kilometraje, como hemos indicado anteriormente, será un claro indicador que nuestros neumáticos precisan ser substituidos por unos nuevos. A medida que recorremos más y más kilómetros nuestros neumáticos van erosionando su superficie. Esta superficie llega un punto en que ha perdido capacidad de adherencia, siendo pues momento de ser cambiados.

El desgaste del dibujo

El desgaste que indicábamos en el punto anterior, se puede mostrar en forma de erosión del dibujo del neumático. Este dibujo permite que, por ejemplo, en asfalto con lluvia el agua pueda salir de forma correcta manteniendo el agarre y por ello una disminución del dibujo implica también, necesariamente, una reducción de la adherencia del coche con el asfalto.

tiempo-cambiar-neumaticos-coches

Síntomas anormales de deterioro

Existen algunos aspectos que pueden indicar que nuestro neumático no se encuentra en su mejor estado. Un ejemplo serían bordes muy erosionados o incluso neumáticos de un único lado más gastados que del otro. En ambos casos sería necesaria una substitución de los neumáticos, si bien en el segundo ejemplo vendría acompañado de una revisión pues el vehículo puede estar desequilibrado o los neumáticos de la parte más erosionada estaban con menor aire lo cual les hacía sufrir una mayor carga de peso y desgaste.

Neumático deteriorado

El neumático también muestra señales externas de deterioro. Un ejemplo son las roturas parciales de la superficie exterior. Estas pequeñas brechas hacen que el neumático no agarre como es debido y además muestran un peligro pues podrían llegar a sufrir un pinchazo al oponer menor resistencia a objetos que encuentre en los recorridos.

Un cuidado apropiado prolonga la vida útil del neumático

Como decíamos al inicio de este artículo, un mantenimiento adecuado de nuestro coche permitirá aumentar su vida útil, lo mismo sucede con sus componentes y por tanto con los neumáticos. Un cuidado apropiado de los neumáticos de nuestro coche nos permitirá llegar a esos 40.000 kilómetros o hasta esos 5 años de duración antes de ser reemplazados, si bien para ello deberemos mantener en el tiempo ciertas actitudes como las siguientes:

  • Mantener los neumáticos a una presión adecuada, con ello evitaremos que sufran más de lo necesario o incluso que sean más propensos a sufrir un pinchazo.
  • Rotar los neumáticos también es una buena práctica. En resumidas cuentas se trata de que al llevar cierto kilometraje, cambiar los neumáticos delanteros (de mayor desgaste) por los traseros y viceversa. Con ello estaremos obteniendo un plus de duración en los mismos.
  • Conducir de un modo tranquilo sin giros bruscos
  • Adquirir neumáticos de calidad, el ahorro en neumáticos no es más que un incremento de la asiduidad de cambio

Entre otros que guardarán también relación con una conducción eficiente, evitar daños al aparcar, etc.

Cuánto cuesta cambiar los neumáticos

Los neumáticos son elementos con un precio muy variable tanto por las diferentes marcas existentes, las medidas empleadas por uno u otro modelo, etc. Por ello los precios por neumáticos se encuentran en una horquilla bastante amplia que puede rondar desde los 40€ hasta los 300€ de media.

Cuánto puedes retrasar su cambio

Retrasar un cambio tan importante como el de un neumático nunca es recomendable, no obstante siempre existe la opción de ampliar ligeramente los márgenes que hemos ido comentando si bien con mucha precaución. Alargar en aproximadamente un 10% los datos anteriores puede ser un límite relativamente aceptable si se mantienen los consejos de mantenimiento que hemos visto en este artículo.

Cómo saber si los neumáticos están desgastados

Un dibujo con poca profundidad, una apariencia externa desgastada o con pequeñas roturas, un perfil desgastado, etc. son señales que indican que nuestro neumático ha de ser reemplazado.

¿Qué pasa si lo retrasas?

Podemos sufrir pinchazos, pérdidas de adherencia que acaben en salidas de carretera, rotura del neumático si apenas dispone de superficie, entre otros. En cualquier caso ninguna de las consecuencias de este acto serán positivas.

 

¿Sabías que contratando un vehículo de alquiler a medio y largo plazo con Total Renting tienes el cambio de neumáticos incluidos dentro del pago de la cuota mensual? ¿Todavía no conoces toda la oferta de coches? ¡Conócenos!

Artículos Relacionados