Con el paso del tiempo muchos son los componentes de nuestro coche que van perdiendo efectividad hasta el punto de que algunos de ellos han de ir siendo reemplazados por otros nuevos, pero existen otros los cuales han de pasar por un proceso de “rejuvenecimiento” sin que ello implique su substitución total. El caso del cual hablaremos hoy es el del freno de mano, ese acompañante silencioso que, prácticamente, sólo utilizamos al llegar a nuestro destino o salir de nuestro punto de partida pero que en realidad cumple una función muy importante para nosotros al asegurar el estacionamiento del vehículo.

¿Qué es el freno de mano?

Pero primero, y como solemos hacer, respondamos primero a que es el freno de mano. Este elemento que cuenta con un nombre bastante explícito y que también es llamado freno de estacionamiento o incluso freno de emergencia, es un elemento que tiene como función el bloqueo de las ruedas de nuestro coche.

Como bien deja entrever su nombre, el freno de mano es activado mediante la intervención del conductor el cual con su mano (a diferencia del pedal de freno) ejerce fuerza hacia arriba con la palanca que permite el bloqueo de ruedas. Con el paso del tiempo este freno se ha ido renovando hasta el punto de que actualmente lo encontramos en muchos modelos en forma de pequeña palanca en la cual podemos ver la letra “P” de Parking y que con tan sólo un dedo podremos activar de un modo electrónico ese bloqueo de ruedas.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un freno de mano se basa en el uso de varillas con las cuales de forma mecánica se mueve una, llamada, uña que entra en trinquete. Ello hace que el neumático acabe quedando no sólo frenado, sino que la rueda se mantenga bloqueada hasta que se vuelva a mover la palanca del freno de mano y dicha uña saga de su enclave actual lo cual hará que la rueda vuelva a poder rodar sin impedimento.

¿Cómo ajustar el freno de mano?

Ajustar el freno de mano es una tarea que si bien no especialmente compleja, no son muchos quienes se animan a hacerlo por ellos o ellas mismo/as y es que no podemos olvidar que hablamos de un elemento que en caso de funcionar de forma errónea puede causar incidentes graves según donde estacionemos nuestro vehículo o más aún, si precisamos de su uso como freno de emergencia y no de estacionamiento.

Vamos a ver pues brevemente, como se puede ajustar el freno de mano de un coche.

  • En primer lugar, deberemos contar con espacio para poder trabajar bajo el coche, lo cual hará necesario del uso de un gato hidráulico que nos ayude a elevar el vehículo.
  • Tras ello deberemos quitar el freno de mano en caso de estar puesto antes de levantar el coche (algo recomendable).
  • Una vez situados bajo el coche y con el freno de mano quitado, deberemos buscar unos cables que han de tener destino en los frenos de la parte trasera del vehículo.
  • Cuando hemos identificado dichos cables, encontraremos unas tuercas que deberemos apretar para ajustar el freno de mano.
  • Tras ello deberemos probar desde el interior del vehículo si el freno de mano ya se encuentra correctamente ajustado o precisa de mayor o menor apretado de las tuercas que hemos utilizado anteriormente.

Ajustar desde los bajos del coche

Como decíamos, desde los bajos del coche es una de las formas más eficaces de ajustar nuestro freno de mano, además una vez hecho por primera vez, ya se convierte en un proceso más rápido y simple de lo que, a priori, pueda parecer. Cierto es que existe otra opción como veremos a continuación en la cual no precisaremos de situarnos bajo el coche, pues es una acción que entendemos no es igualmente interesante para todo el mundo sobre todo para aquellas personas más aprensivas a espacios reducidos, etc.

Ajustar desde el interior del coche

Desde el interior del coche también será posible ajustar nuestro freno de mano, para ello deberemos seguir los siguientes y breves pasos:

  • En primer lugar, deberemos quitar la tapa que sirve como protección del sistema de freno de mano. Si bien cada modelo puede contar con variantes, suele poderse retirar a través de presionar sobre unas pequeñas pestañas.
  • Tras esta tapa, encontraremos un tornillo que será el que nos servirá para ajustar esa tensión del freno de mano. Es posible que antes de llegar a ese tornillo encontremos una tuerca o contratuerca que haga de intermediario entre nosotros y el tornillo
  • Una vez ajustado este tornillo, tuerca o contratuerca, deberemos revisar si la tensión del freno de mano es la requerida y en caso contrario volver a ajustar

Qué pasa si está demasiado tensado

Si en nuestro proceso de tensado damos por correcto unos niveles excesivos, podríamos estar causando que las ruedas no se encuentren con toda la libertad que debieran y ello, conlleva como daño colateral un gasto excesivo de pastillas de freno y discos de frenos. Por tanto, realizar esta acción de un modo incorrecto, podrá resultarnos bastante caro a nivel económicos ya que afecta a otros componentes.

freno 2 e1621929825488 | Total Renting

Pérdida de tensión en el freno de mano

Las pérdidas de tensión en el freno de mano no son algo excepcional ni que suceda a causa de un problema en el coche en cuestión, se trata simplemente de un proceso progresivo que va sucediendo a lo largo del tiempo y causado por diferentes motivos. Por ello debemos preocuparnos más de lo necesario ante este tipo de incidente ya que con un nuevo tensado, estaremos en disposición de continuar sin mayor problema con nuestro coche sin necesidad de pasar por taller.

Averías del freno de mano e ITV

El freno de mano es un elemento que también se revisa en la inspección técnica de vehículos, es por ello que deberemos asegurarnos de su buen funcionamiento o en su defecto será detectado al llegar a dicha inspección. A través de las pruebas realizadas podrán detectarse problemas en la tensión del freno de mano o incluso freno desigual entre ruedas pudiendo llegar a ser una falta o defecto grave.

 

¿Sabías que con Total Renting no tendrás que preocuparte del coste de las averías ni de su reparación? Esta empresa de alquiler de vehículos a medio y largo plazo te incluye dentro del pago de las cuotas mensuales los costes y el mantenimiento del freno de mano y del resto de componentes del coche.

Artículos Relacionados