Si bien lo utilizamos a diario, muchos de los conductores desconocemos una gran parte de las piezas esenciales que forman parte de nuestro coche. Algunas de ellas pueden llegar a ser menos conocidas por una simple cuestión de baja rotación, por disponer de una importancia relativa para el funcionamiento del coche y otras por lo contrario están cobrando mayor relevancia a medida que pasa el tiempo.

En este artículo vamos a hablar sobre una de estas últimas, un componente que a medida que pasa el tiempo y crece el interés por la reducción de emisiones y disponer de coches menos contaminantes, también crece el interés por dicho elemento. Este no es otro que el catalizador.

¿Qué es un catalizador?

En primer lugar y para contextualizar de un mejor modo, hay que concretar que un catalizador es un elemento que tiene como objetivo la reducción de emisiones que se emiten por nuestro tubo de escape. Es por ello que desde su aparición en el año 1950 su integración en los vehículos de fábrica ha sido imparable si bien progresiva y en la actualidad todos los vehículos que se venden en el mercado ya cuentan con este sistema de reducción de emisiones.

¿Cómo funciona el catalizador de un coche?

Como hemos avanzado anteriormente, el catalizador tiene una función clara que es la reducción de las emisiones del tubo de escape, dicho de un modo más técnico podríamos decir que elimina aquellos componentes polucionantes que se encuentran en el gas que se expulsarían por el tubo de escape de no existir dicho componente.

¿Cómo limpiar un catalizador?

Existen diferentes modos de limpiar un catalizador, si bien uno de los que se han demostrado más efectivos y los cuales suelen llevarse a cabo con mayor asiduidad cuando se buscan resultados rápidos y eficaces, es el uso de maquinaria especializada la cual se encarga de distribuir agua mezclada con determinado tipo de aditivos que a una temperatura elevada, la del agua, y presión.

Síntomas catalizador obstruido

Y es que uno de los motivos que pueden generar la necesidad de realizar una limpieza como la que hemos nombrado en el punto anterior, es tener un catalizador obstruido. ¿Pero como podemos identificar si el catalizador de nuestro coche está obstruido? Veamos algunas de las consecuencias más habituales.

  • Si nuestro coche parece sufrir una repentina pérdida de potencia.
  • Si nuestro coche suena de un modo extraño principalmente por la parte inferior.
  • Si existe una cantidad de humo mayor a la habitual o si emite mal olor.

Entre otra serie de opciones menos habituales y que por ello no nombramos en este artículo.

¿Cómo saber si un catalizador está mal?

Los puntos que hemos visto anteriormente serían ejemplos de un catalizador en mal estado, pues una obstrucción no deja de ser una perturbación del uso habitual de dicho componente. Otros aspectos como un calentamiento excesivo en el vehículo o incluso el ruido de golpes en la zona donde se ubica el catalizador podrían ser pistas de que algo sucede en este componente.

como-reparar-catalizador

¿Por qué se avería el catalizador?

Una de las averías más comunes es justamente la que hemos nombrado en los puntos anteriores, es decir la obstrucción del mismo. Un catalizador obstruido no es capaz de  quemar los gases contaminantes que debería haber eliminado, por ello no sólo estaremos ante una avería del catalizador sino una pérdida de su efectividad que se traducirá en un mayor número de emisiones nocivas al exterior.

¿Cómo se repara un catalizador?

Al margen del cambio del catalizador por otro nuevo lo cual es una de las averías más comunes y que puede suponer un coste de unos 200€ aproximadamente, existen alternativas como el uso de aditivos que intenten desatascar la situación, así como el uso de maquinaria específica como la que hemos visto al inicio de este artículo donde se mezcla agua a presión con aditivos con el mismo fin.

Montar un catalizador estándar soldable nuevo

Este tipo de reparaciones se pueden llevar a cabo en modelos fabricados antes del año 2000 pues tras ese año los nuevos modelos ya contaban con una construcción en base a nuevo modelo legal (normativa Euro 2) que no hace viable esta opción. Si deseamos llevarlo a cabo se trata de cortar y soldar un catalizador nuevo sobre un cuerpo catalítico.

Reconstrucción y no sustitución

Dado el coste del cambio de un catalizador por otro nuevo, existen alternativas que pueden permitirnos alargar su vida útil, a modo de ejemplo este valor en coches gasolina suele rondar los 120.000 kilómetros, sin necesidad de reemplazarlo.

Limpiar

Limpiar es claramente una de las opciones primeras para intentar alargar la vida útil de nuestro catalizador, como hemos ido viendo, aditivos y maquinaria específica serán necesarios para estos casos.

Rellenar y soldar

La reconstrucción a través de soldadura sería algo como lo que hemos visto anteriormente, el montar un catalizador estándar soldable nuevo lo cual se reserva a modelos con catalizadores de tipo  lineal.

Ensamblaje

En este caso se trata de una vez hemos desensamblado todos los componentes del catalizador y reparar lo necesario, volvemos a ensamblar y soldar dichos componentes para seguir con nuestro catalizador.

Pintura

Después de la soldadura es recomendable emplear pintura adecuada para su uso en contextos como los de un catalizador, es decir expuesto a altas temperaturas.

Precio catalizador

El precio de reemplazar un catalizador ronda los 400€ si bien dependerá de diferentes factores incluyendo modelo y mano de obra.

 

Los catalizadores tienen a deteriorarse muy fácilmente a partir de los 6-7 años de la vida del coche. Con Total Renting no tendrás que preocuparte por el arreglo, ni por el cambio de la pieza, ellos te incluyen todo tipo de reparaciones y mantenimientos dentro del pago de las cuotas mensuales. ¡Visita la página web de Totalrenting.es y conoce toda la oferta de vehículos disponible!

Artículos Relacionados