Los coches con cambio automático han sufrido una evolución muy importante en los últimos años, pasando a ser una tipología de cambio empleada en vehículos de alta gama y ciertos modelos algo peculiares de determinadas marcas, ha ser un habitual de la gran mayoría de nuevo modelos y utilizados por la práctica totalidad de fabricantes. Es por ello que en este artículo vamos a hablar sobre los diferentes tipos de cambios automáticos, y es que si bien la mayoría consideran que cambio automático hay uno o a lo sumo conocen el popular DSG de Volkswagen y los demás, lo cierto es que tras esa palanca de cambio pueden albergarse multitud de tipologías que hoy detallaremos con el fin de obtener una imagen completa y poder buscar, no sólo un coche con cambio automático, sino uno con el cambio que más se ajusta a nuestras necesidades.

¿Te interesan los coches automáticos y quieres elegir de la mejor forma en tu próxima compra? ¡Pues este artículo te vendrá perfecto, vamos a ello!

Híbrida: Diseñados a medida para cada aplicación

En primer lugar, hablaremos de los denominados cambios automáticos híbridos. Este tipo de cambios variarán según la marca que los fabrique y el modelo al cual se le instale y es que según las necesidades de cada tipología de vehículo se establecerán una mezcla de cambios distinto (de ahí el nombre de híbrido).

No entraremos en detalles pues realmente existe una gran variedad de combinaciones posibles y cada coche está pensando para una forma de conducir distinta, para un contexto diferente y por ello no requieren lo mismo sus conductores.

¿Cómo funciona?

Los modelos híbridos emplean diferentes tipologías de cambio con el fin de ajustar el cambio la necesidad del conductor o conductora. A modo de ejemplo, no será lo mismo hablar de coches utilitarios de baja potencia que suelen circular principalmente por contextos urbanos donde puede valorarse más una conducción cómoda o un cambio fácil del punto muerto a primera dada la potencialidad de encontrarse con retenciones y atascos, que coches deportivos donde se ha de optimizar al máximo el cambio entre marchas para no perder velocidad.

Pros y contras

Este tipo de sistemas cuentan con ventajas como pueden ser la versatilidad a la cual pueden someterse con el fin de cumplir mejor con el objetivo del coche y quienes lo conducen, no obstante también hemos de tener en cuenta que hablamos de unión de tipologías de cambios que pueden llegar a dar ciertos problemas donde lo más probable es que no todos los talleres estén dispuestos o capacitados para gestionar. En estos casos serán las casas oficiales la alternativa más común y por ende esa pérdida de libertad en la búsqueda de taller puede penalizar al propietario del coche así como a su economía.

Quién lo lleva

Este tipo de cambio híbrido lo llevan modelos con motorización híbrida valga la redundancia, por ello modelos como el Lexus GS450h o el archiconocido Toyota Prius serán ejemplos de vehículos que cuenten con este tipo de cambio.

DCT: Double Clutch Transmission o cambio de doble embrague

El siguiente tipo de cambio automático es el denominado DCT o de doble embrague. Este tipo de cambio basa su funcionamiento en la integración de dos cajas de cambio distintas, una trabaja con las marchas pares y el otro con las impares.

mejor-cambio-automatico

Cómo funciona

Cuando entra una marcha, automáticamente el otro cambio preparará la siguiente, de este modo al llegar el momento del cambio se cambiará el engranaje de caja haciendo así un cambio más ágil.

Ventajas

Una de sus principales ventajas es la pérdida casi inexistente de velocidad al cambiar. A nivel más de medidas y pesos, se trata de un cambio bastante ligero lo cual junto al motivo anterior lo hacen bastante idóneo para vehículos con carácter deportivo.

Inconvenientes

Su fiabilidad suele ser inferior a la de un cambio automático común, por ende en coches que han de realizar grandes distancias o que se van a emplear con gran asiduidad es recomendable optar por otras opciones.

Automático con convertidor de par: la opción más cara, pero la más cómoda

Formado por engranajes de tres ruedas dentadas las cuales interactúan entre ellas para emplear unas u otras marchas.

Cómo funciona

Como decíamos anteriormente, a través del uso de engranajes que encajan entre ellos y con movimientos de conexión o frenado.

Ventajas

Los cambios se realizan con una suavidad que aportan confort a la conducción y por ello son buscados en modelos donde una conducción cómoda es clave.

Inconvenientes

Son cambios pesados y de coste elevado por ello delimita las opciones como coches pequeños o de presupuesto ajustado.

Robotizado: una opción en franca retirada

Veamos este tipo de cambio que cada vez se encuentra más en desuso en los modelos actuales.

Cómo funciona

Su funcionamiento se basa en el uso de un sistema robotizado que sobre una caja manual hace trabajar el embrague y los selectores.

Ventajas

Con un coste reducido y peso bajo este sistema puede emplearse en coches de pequeñas dimensiones y coste reducido.

Inconvenientes

Cambios de marcha abruptos que pueden entorpecer el confort de una conducción agradable cuando no se cambia de marcha.

MCT: automática bloqueable mediante embrague

Tipo de cambio empleado en vehículos deportivos

Cómo funciona

A nivel general podríamos decir que trabajan como cambios automáticos comunes pero con una serie de ajustes con el fin de mejorar sus prestaciones.

Ventajas

Baja pérdida de potencia entre cambios y rapidez

Inconvenientes

Es un tipo de cambio de coste elevado

CVT

Un tipo de cambio presente especialmente en Asia y en entornos urbanos.

Cómo funciona

Dos poleas con unas dimensiones variadas se encargan de transmitir el movimiento.

Ventajas

Cambio entre marchas suaves que aportan confort.

Inconvenientes

Aumento del consumo medio del vehículo así como aumento del sonido en capó que puede afectar al confort interior.

El cambio manual: la opción barata, pero ¿es la mejor?

Decir si un cambio manual es mejor o peor que un automático no es algo simple pues existen variedades en ambas partes, también existe un aspecto relacionado con la necesidad de utilizar el embrague y la palanca de cambio, de modo que puede ser considerado para muchos peor opción por la penalización de la comodidad en la conducción.

Cómo funciona

A través de una palanca de cambio se mueven cables que permiten engranar cada marcha gracias al denominado selector.

Ventajas

Coste bajo y ligero.

Inconvenientes

Pérdida de confort en la conducción y vida útil más limitada.

 

Si tienes alguna duda, contacta con los expertos de totalrenting.es, ellos te asesorarán con todo lo que necesites.

Artículos Relacionados