En este artículo vamos a hablar sobre una tipología de caja de cambios, y es que en muchas ocasiones cuando buscamos nuestro siguiente coche, nos paramos a pensar en su diseño, en su potencia, precio, pero existen otro tipo de componentes y de variables que se deberían de tener en cuenta, pues su afectación a lo largo de toda una vida útil de un coche puede resultar importante. En este caso nos vamos a centrar en las cajas de cambios automáticas, y más concretamente en las denominadas de doble embrague.

Tanto si estás valorando comprar un coche con caja de cambios automática como si ya posees uno y su caja es de tipo doble embrague, este artículo está creado para ti, estamos seguros de que en él encontrarás información de tu interés que te permita valorar con más objetividad, la necesidad de buscar o obviar, coches con este tipo de cambio. ¿Te interesa? ¡Pues empezamos!

¿Cómo funciona una caja de cambios de doble embrague?

A modo bastante resumido y sin entrar excesivamente en tecnicismos, podríamos decir que las cajas de doble embrague funcionan a través de dos cajas de cambio de tipo manual. ¿No hablábamos de una caja de cambios automática? Pues sí, pero lo cierto es que en una caja automática puede haber cajas manuales que mediante otra serie de componentes transformen esta parte automática en movimientos manuales.

Estas dos cajas de cambios tienen funciones similares si bien se encargan de momentos distintos, con esto nos queremos referir a que mientras una de las cajas de cambio manual se encarga de emplear las marchas impares (primera, tercera, quinta) la otra se encarga, únicamente, de las pares (segunda, cuarta y sexta si se dispone de ella). ¿Y el motivo de esta doble caja? Optimizar el cambio entre marchas.

A modo de resumen, podríamos decir que cuando nosotros ponemos primera, el otro embrague (encargado de las marchas pares) se pone en funcionamiento preparando ya la segunda marcha. Cuando hemos de pasar a segunda, el proceso habitual, que sería el de desengranar y posteriormente engranar, se obvia y se convierte únicamente en un proceso de desacoplamiento del embrague encargado de las marchas impares y acoplamiento del embrague de marchas pares que además ya tenía preparada la segunda.

caja-automatica-doble-embrague

¿Qué es mejor, doble embrague o automático convencional?

Tras la definición anterior, podríamos preguntarnos si es mejor un cambio automático de doble embrague o uno convencional,  si bien hay opiniones de todo tipo en este sentido, sí es cierto que el cambio con doble embrague permite un cambio entre marchas mucho más optimizado que repercute, por ejemplo, en el hecho de no reducir velocidad entre cambios de marcha. Esto que puede parecer algo subjetivo, aumenta su objetividad si hablamos de modelos deportivos o coches con posibilidad de conducción en modo sport, pues en estos casos estaremos aumentando el confort del conductor.

Cambio automático: Ventajas, desventajas y cuál elegir

Como decíamos el cambio de doble embrague popularizado por el DSG de Volkswagen es una opción muy interesante si buscan un modelo deportivo o sueles conducir de un modo deportivo. Marcas como Lamborghini o Bugatti, cuentan con este tipo de caja en sus coches, si bien ello también hace que si no precisamos de esa deportividad existan otro tipos de cambio igualmente interesantes.

Si somos más de circular en entornos urbanos donde hay velocidades reducidas, etc., un cambio automático CVT puede ser una gran elección. Una alternativa interesante también en este caso y ampliable para quienes hacen un gran número de kilómetros por carretera sería el denominado convertidor par.

Razones por las que comprar un automático

A continuación, vamos a ver brevemente algunos de los motivos a favor de la elección de coches con caja de cambios automática vs manual.

Comodidad

En primer lugar, y como muchos imaginarán, la comodidad. Conducir un coche con una caja de cambios automática es olvidarnos de una parte de nuestra conducción a la cual si bien ya estamos acostumbrados, no deja de quitarnos cierto confort al conducir, nos referimos al utilizar el embrague y el cambio de marcha. Estar pendiente de revoluciones, ajustar marchas en subidas o bajadas, jugar con la primera y el punto muerto en atascos, etc., son acciones que dejan de ser necesarias en los coches con cambio automático y por tanto nos aportan confort y tranquilidad.

Seguridad vial

Tener un menor grado de acciones a realizar también nos permite aumentar la seguridad y es que “únicamente” deberemos preocuparnos del volante y señalizar correctamente. Todo lo que sea permitir que el conductor pueda estar más por la carretera y menos por otras acciones es siempre positivo.

Seguridad mecánica

Disponer de un cambio automático también implica realizar, en la mayoría de los casos, los cambios correctamente. Esto nos ayudará a evitar posibles errores o rascados de marcha que en el cambio manual se pueden dar y que a la vez perjudican a nuestros componentes.

Razones por las que no comprar un automático

No obstante, existen otras características de este tipo de cambios que pueden animarnos a no adquirirlos, veámoslas.

Coste elevado

Un coche con caja de cambios automático suele ser más caro que el mismo modelo con caja manual. Esto en determinados casos puede ser considerado un sobrecoste no justificado si bien dependerá también, en gran parte, del presupuesto de cada uno y el valor que le de al confort.

Revisiones exhaustivas

Este tipo de cambios suelen precisar de un mayor número de revisiones y de mayor calado que un cambio manual, mucho más común. Esto también suele incrementar la factura en cuanto a revisiones se refiere.

Mantenimiento

El mantenimiento, como avanzábamos en el punto anterior, de un coche con caja automática suele ser algo más elevado lo cual extrapolado a toda la vida útil del vehículo puede llegar a suponer una cuantía importante.

Tipos de cajas de cambio automáticas

Existen diferentes tipos de cajas automática si bien las más populares son:

  • Cambio DSG o doble embrague como el que hemos visto en este artículo.
  • Cajas robotizadas.
  • Cajas CVT.
  • Cajas con convertidor par.

Entre algunos otras versiones llamadas híbridas que aúnen algunas de las anteriores.

¿Buscando un coche con caja automática de doble embrague? Contacta con los expertos de Total Renting, ellos te ayudarán a tener el coche de tus sueños.

Artículos Relacionados