La conducción autónoma podrá conseguir unas grandes ventajas en materia de seguridad vial que hacen que las investigaciones sobre la posibilidad de conducir un vehículo de forma autónoma continúen realizándose. Los precursores del coche autónomo, los llamados ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción) son los mejores sistemas de seguridad activa existentes. Ofrecen diferentes soluciones como el avisador de cambio de carril involuntario, el control de crucero inteligente, el reconocimiento de peatones con frenada automática y las principales causas de accidentes mortales en el mundo como las colisiones frontales, atropellos o salidas de vía.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El coche autónomo podría evitar entre el 90% y el 95% de los accidentes de tráfico, mediante la automatización de algunas tareas del conductor, eliminando el factor humano de la circulación.
En España, en torno al 93% de accidentes mortales que ocurren cada año son provocados por los propios usuarios de la vía, principalmente conductores aunque también son provocados por ciclistas y peatones.

¿Se necesitará carnet de conducir para pilotar un coche autónomo?

En los vehículos autónomos no hará falta utilizar los pedales o el volante, pero sí exigirán que el piloto esté pendiente y pueda intervenir por lo que sería necesario un carnet de conducir. Siempre que exista un volante y mandos para poder manejar el vehículo, los errores serán principalmente humanos como ocurre en la actualidad, por lo que deben seguir estudiando los conductores educación vial..

¿Cómo será el carné de conducir para coches autónomos?

Los coches autónomos no necesitan un conductor, pero esto no significa que no haya que conocer el funcionamiento del automóvil. Hay que tener en cuenta que los vehículos autónomos, incluso si llegaran al nivel 5 de autonomía, pueden tener averías y no son perfectos. Las nuevas pruebas de conducción dependerán de la forma en que se legisle en función de los avances tecnológicos.

El coche autónomo

Existen muchas incertidumbres, pero el vehículo autónomo acabará imponiéndose y llegando como forma de transporte particular, Plantea una serie de ventajas a nivel de conducción eficiente y de gestión de tráfico.

En España, ya existen diferentes coches comercializados con funciones de conducción semiautónoma como el Mercedes Benz Clase E o el Tesla Model S. Desde el año 2015, la Dirección General de Tráfico contaba con la instrucción de poder atraer, fomentar y permitir la realización de pruebas de vehículos de conducción automatizada.

Inconvenientes del coche autónomo

Algunos expertos ponen en duda la eficacia del vehículo autónomo para poder salvar vidas, ya que para evaluarlo de forma correcta se deben conocer el número de accidentes que se evitan por la propia condición humana o la incapacidad del coche autónomo para poder predecir.

Para evaluar de forma correcta sus inconvenientes se deben conocer el número de accidentes que se evitan por la propia condición humana o la incapacidad del coche autónomo para poder predecir los comportamientos del resto de usuarios para poder reaccionar frente a situaciones de incertidumbre.

Posibles accidentes del coche autónomo

Los accidentes seguirán ocurriendo, aunque con diferente tipología y cantidad que en la actualidad. Las instituciones han empezado a adaptar sus normativas para poder elegir en cada caso la persona responsable del siniestro.

Existen una gran cantidad de factores que pueden llegar a influir en un accidente de tráfico y las diferentes partes implicadas que pueden tener parte de su culpa. Los conductores de vehículos autónomos no tienen tanta responsabilidad como si la tiene el fabricante del software o del vehículo. Los conductores quedarían eximidos al cien por cien, aunque deberían encargarse del mantenimiento del vehículo al igual que la supervisión de las decisiones de la inteligencia artificial o asegurarse de tener el software actualizado.

coches autónomos.

¿Cómo funcionan los coches autónomos?

Los coches autónomos cuentan con una amplia gama de láseres, radares, cámaras de alta potencia, sensores que recogen y analizan en tiempo real la información de su entorno y de la carretera, generando un mapa en forma tridimensional que permite la navegación en conducción autónoma.

¿En qué consisten los niveles de coches autónomos?

La Sociedad de Ingenieros de la Automoción realiza una clasificación de los coches según su nivel de autonomía:

Nivel 0 de conducción autónoma

No existe una automatización del vehículo. El conductor depende de su propia conducción, ya que no va a tener ninguna ayuda de manejo por parte del coche.

Nivel 1 de conducción autónoma

El coche comienza a dar alguna asistencia para que el conductor no tenga que realizar un gran número de tareas.

Nivel 2 de conducción autónoma

El vehículo controla los movimientos laterales y longitudinales. Se pueden incluir tecnologías como la ayuda al aparcamiento en la que el conductor no toca ni los pedales, ni el volante o un asistente de conducción para poder reducir el estrés en los atascos consiguiendo ser ser el coche capaz de acelerar o frenar manteniendo la distancia con el coche que le precede y manteniéndose en el carril.

Nivel 3 de conducción autónoma

El vehículo observa su entorno y actúa en función de los elementos que le rodean. Es un punto de inflexión en la tecnología siendo el coche capaz de encargarse de todos los niveles de la conducción.

Nivel 4 de conducción autónoma

Si el humano requiere la conducción, el vehículo puede decidir si darle el control de forma inmediata o esperar hasta el momento de cesión del manejo de la forma correcta por seguridad. En este nivel de conducción desaparece la figura del conductor siendo el coche totalmente capaz de conducir solo, sin la actuación humana. Si existe algún problema por condiciones geográficas o climatológicas no tiene que pedir ayuda, hará uso de los protocolos necesarios para poder evitar el peligro.

Nivel 5 de conducción autónoma

Actualmente se ven coches de nivel 3, aunque depende del país por cuestiones reglamentarias o legales en España no se permite levantar las manos del volante, entrando en conflicto con los coches de nivel 3 en adelante. Se trata del último nivel, la automatización total vehículos que no tienen ni volante ni pedales y se controlan sin la necesidad de que se mueva mediante la acción humana, consiguiendo la automatización total.

Artículos Relacionados