Madrid se convierte así en la primera comunidad española en integrar en su red de transporte público una línea de estas características. El Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha incorporado a su parque de vehículos su primer autobús autónomo, que circulará de forma regular dentro del campus de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), siendo el primero sin conductor dentro del sistema regular en España. Es una iniciativa piloto en la que participan, a Dirección General de Tráfico (DGT), la Universidad Autónoma de Madrid, la compañía de transportes Alsa y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El vehículo es el modelo EZ10, es cien por cien eléctrico, cien por cien autónomo y además no cuenta con conductor, El vehículo es de última generación, con capacidad de hasta 12 pasajeros, seis sentados y seis de pie.

Recorrido del primer autobús sin conductor

El novedoso autobús realiza un recorrido de 3,7 kilómetros conectando las distintas instalaciones y centros del campus, un espacio en el que cada día circulan 6.000 vehículos y 30.000 personas. Circula por un carril específicamente señalizado, donde están ubicadas sus siete paradas. El nuevo servicio opera todos los días laborables en horario de 7.15 a 15.15 horas , teniendo su cabecera en la estación de Cercanías. El itinerario incluye parada en las facultades de Derecho y Psicología, el Rectorado, así como en la Politécnica y las residencias, entre otros puntos del campus.

Proyecto de I+D+i

El proyecto piloto del bus autónomo brinda la oportunidad a las entidades y las administraciones implicadas de estudiar todas las tecnologías relacionadas con el vehículo , así como las nuevas formas de movilidad sostenible que plantea.

El campus de Cantoblanco también será el primero en España en implantar esta solución de movilidad. La UAM ha sido la encargada de dar soporte para el desarrollo de distintos programas de innovación e investigación vinculados con el proyecto, garantizando que cuenta con una sólida investigación básica en distintas áreas del conocimiento, siendo un pilar básico para el éxito de esta iniciativa pionera en España.

Es muy importante continuar con proyectos piloto como el del autobús autónomo, ya que permiten poner en práctica nuevas formas de movilidad sostenible y segura que ofrezcan respuesta a los diferentes retos del futuro. Aunque el fin último del proyecto es la investigación de esta nueva forma de movilidad, las 12 plazas del autobús sin conductor, reducidas a 7 por la limitación de aforos, ya están disponibles de 7.45 a 16.00 horas.

El funcionamiento parece muy complejo, pero en su utilidad es muy sencillo, ya que el circuito cuenta con un mapa en el que se identifica toda la geografía del recorrido para que circule por la vía por la que debe circular. Cuenta con radares y láseres lídar que de forma constante y simultánea comprueban si existe un movimiento alrededor del suyo y se consigue acomodar a la circulación con su entorno. Los sensores que están acoplados en el techo del vehículo y en los diferentes laterales que lo que hacen es escanear en tiempo real su entorno.

El autobús cuenta con sistemas GPS, sensores de todos los alcances posibles, la última tecnología en el mercado para la conducción autónoma, una computadora interna basada en la inteligencia artificial y unos sensores de movimiento.

Movilidad del vehículo

Durante el mes de enero y febrero el EZ10 funcionó a modo de prueba en el campus universitario, con las incertidumbres propias de la adaptación por parte de los conductores a cuestiones como la prioridad del autobús que son parte de la investigación para que luego puedan implementarse en otras localidades.

En los próximos meses operará en un nivel de autonomía 4, con la asistencia de un conductor de Alsa en su interior para devolverlo a la posición de circulación si algún obstáculo dificulta su camino y para identificar las condiciones del entorno más ideales para en un futuro dejarlo en un funcionamiento de nivel 5 de completa autonomía.

Es cien por cien eléctrico y circula a 20 kilómetros por hora, por el momento con un asistente a la conducción, pero con la previsión de que en unos meses pueda recorrer de manera totalmente autónoma los 3,7 kilómetros del itinerario circular que une la estación de Cercanías de Cantoblanco con distintas instalaciones del campus. El vehículo circula a una velocidad muy lenta, pero es la correcta para que pueda ser compatible con los ciclistas o los peatones.

Principales problemas

El primer autobús público sin conductor de España sufrió un accidente en su primer día de circulación cuando solo llevaba dos horas circulando por las calles del campus de la Universidad Autónoma de Madrid. Ni la conductora del coche ni nadie del autobús tuvieron ningún daño, únicamente el accidente dejó un golpe en el parachoques trasero.

coches autónomos

Aplicaciones futuras

El nuevo autobús autónomo tiene una gran cantidad de aplicaciones y una de ellas sería que pudieran conducir de forma autónoma por las carreteras en convivencia con el resto de los vehículos.
En comparación con un vehículo con conductor, el nuevo autobús se anticipa mucho a los obstáculos de la vía gracias a los radares y lídar que lleva incorporados.

Modelos como el de la Universidad Autónoma podrían ser de aplicación en un futuro en otras universidades, en hospitales o en cascos históricos en los que no está recomendado que haya muchos vehículos, en los que se puede habilitar para hacer los trayectos más habituales de los turistas.

Esta nueva tecnología ha venido para quedarse y actualmente ya se incorpora a los autobuses convencionales en niveles de autonomía inferiores, lo que implica que se acomode las infraestructuras creadas al vehículo para que su funcionamiento sea lo más correcto posible.

Artículos Relacionados