Ansiedad al conducir

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes, afectando a más de 300 millones de personas en el mundo según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es una enfermedad molesta y silenciosa que se presenta como un estado de inquietud, angustia y agitación que tiene como síntomas la taquicardia, la sudoración excesiva o el mareo.

El Reglamento General de Circulación redacta en los artículos 17 y 18 que los conductores deben estar en condiciones de poder mantener su propia libertad de movimientos y poder controlar sus vehículos para garantizar su propia seguridad y la del resto de los ocupantes del vehículo junto a los demás usuarios de la vía. Por lo que una persona que está de baja por ansiedad no puede conducir sin un enlace favorable de un psiquiatra o psicólogo, ya que con ansiedad es habitual que la atención en la conducción disminuya.

Si tienes un accidente estando de baja, según lo que aparezca en tu póliza y el tipo de seguro de coche que tengas, la compañía puede establecer una cláusula en la que se especifique en los casos en los que no se cubre los daños generados.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Mareos al conducir con ansiedad

El mareo en el coche puede deberse a una cinetosis común, aunque en pocos casos el conductor sufre este tipo de mareos suelen ser las personas que van en la parte trasera las que sufren este trastorno debido al movimiento del vehículo.

coche.

Tipos de ansiedad al conducir por autopista

Las vías más seguras en el momento de circular son las autovías y las autopistas, ya que tienen un carril más para cada uno de sus sentidos separados de forma física por las medianas y suelen tener grandes arcenes. Las autopistas y autovías son de las vías más seguras a la hora de circular.

Algunas autopistas pueden ser de pago y tendrían restringidos los diferentes accesos a las viviendas colindantes. El miedo no está desencadenado por el tipo de calzada, puede ser principalmente por la velocidad, siendo un factor de riesgo.

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Afecta a las personas que han presenciado o vivido un evento traumático causando recuerdos perturbadores e involuntarios.

Trastorno de pánico

Este trastorno causa ataques de pánico y sentimientos repentino de terror aunque no exista un peligro real.

Fobias

Una fobia es un miedo intenso o una aversión a situaciones u objetos específicos. Las personas con fobias sienten una preocupación irracional y toman medidas para evitar el supuesto peligro.

Trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada sienten una preocupación excesiva o una ansiedad, pudiendo tener problemas de irritabilidad, dificultad para dormir, problemas de concentración o tensión muscular.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Provoca compulsiones frecuentes y obsesiones.

¿Tienes ansiedad por viajar en coche?

Las personas que huyen de una situación en concreto, fortalecen su miedo porque el cerebro produce un acondicionamiento, generando una mala experiencia en el momento de la conducción. Esta situación se puede producir por:

Ser víctima de un accidente

El desarrollo del trastorno de estrés postraumático por accidente de tráfico apenas alcanza el 5% como causa de la ansiedad y la gran mayoría de las personas que han vivido un accidente, pueden recuperar y superar la capacidad para conducir.

Falta de experiencia al volante o pericia

Poder conducir llegar a ser un acto que puede llegar a automatizarse de forma total y realizarlo sin ningún esfuerzo, asumiendo los factores de las dificultades que se producen en el momento de poder gestionar las emociones, mediante un aprendizaje y un asesoramiento progresivo desarrollando de forma individual las habilidades como conductor que cualquier persona necesita emprender para poder ser realmente libre con un vehículo.

Síntomas

  • Cognitivos: anticiparse a las consecuencias negativas al causar daño a los demás, sufrir un nuevo ataque de pánico al volante o sufrir un accidente.
  • Motores: evitar las circunstancias de las personas que consideran peligrosas y que han causado un problema.
  • Físicos: Temblores, tensión muscular, visión distorsionada o borrosa, mareos, sudoración excesiva, dificultad respiratoria o taquicardias.

¿Cómo quitar la ansiedad al conducir?

Para poder eliminar la ansiedad al conducir se puede seguir una serie de tratamientos para poder hacer frente a este problema:

  • Estrategias de afrontamiento: fortalecer la atención para poder manejar los síntomas físicos de la ansiedad al igual que los pensamientos que anticipan una catástrofe.
  • Consciencia sobre el problema: la persona tiene que ser capaz de poder reconocer que el principal problema es la ansiedad. Si la persona, gracias a la ayuda terapéutica, es capaz de identificar lo que está pasando, podrá ser capaz de manejarlo con mayor facilidad.
  • Exposición al problema: La persona debe afrontar de forma voluntaria e individual el problema para poder superarlo de una forma gradual.
  • Reaprendizaje de la conducción bajo nuevos términos: aprender nuevas estrategias que permitan el correcto manejo de las emociones durante el proceso de conducción.

coche.

Trucos para quitar la ansiedad al volante

La conducción con miedo supone una fuente de riesgo a nivel personal como con el resto de los conductores, pero dejar de conducir no es una solución para superar la amaxofobia, por lo que si sientes miedo intenso ante la idea de conducir un coche, debes seguir una serie de recomendaciones:

  • Conocer las reacciones del coche, sus consecuencias y mejorar así las habilidades en la conducción para poder sentirse más seguro al volante.
  • Búsqueda de ayuda profesional, para conseguir superar la amaxofobia con el apoyo adecuado por parte de los profesionales especializados en el tratamiento con éxito de fobias de forma específica.
  • Controlar la respiración y la relajación son de gran ayuda para conseguir aliviar los síntomas en el momento en el que se experimenta un momento de angustia o miedo.
  • Se debe reconocer la existencia del problema, racionalizar el miedo y confiar en que se podrá llegar a superar.

 

 

 

Artículos Relacionados