Hoy en día la adquisición de un coche es una cuestión que muchos analizan y procuran por años, pues es indudable la importante herramienta en la que se ha convertido. Lo único que para muchos resulta un gran obstáculo es la inversión de capital que esto resulta. Es así, como día a día las búsquedas de caminos alternos que puedan figurar un ahorro con respecto a la compra de un vehículo son muy populares y es que la mayoría no se puede dar el lujo de pagar de primera mano el 100% del costetotal del coche por lo que financiarlo o pagarlo en plazos son las opciones lo más de atractivas en dichos casos. Pero, ¿realmente financiar el coche resulta más barato? Esto es una pregunta que muchos se hacen y en respuesta a ello hemos preparado el siguiente artículo especialmente para ti, el cual te invitamos a que continúes leyendo y te aseguramos que encontrarás toda la información que necesites al respecto.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

¿Realmente un coche financiado es más barato?

Esta es una de las preguntas más habituales que se desencadenan en torno a la manera de compra de un coche. La financiación es una herramienta que consta de la solicitud de un préstamo para comprar un coche y luego pagarlo en plazos determinados; esto se ha vuelto muy popular puesto que muchos piensan que de esta forma sale más barato la adquisición de un vehículo. Pero, la verdad es que pagar al contado saldrá a un precio bastante similar. No obstante, la mayoría de los consumidores no pueden pagar la totalidad del valor del coche en cuestión, esta es una opción bastante restringida actualmente, por lo que la oferta de la financiación puede resultar interesante y en muchos casos como la única alternativa viable. Independientemente de, lo más importante siempre será realizar un análisis detallado de la oferta en cuestión y comparar con otras opciones.

Por qué los coches financiados son más baratos

¿Podría ser más barato un coche financiado?

La respuesta más sencilla e inmediata es depende. Como ya se expuso, la financiación al final del camino puede arrojar el mismo monto que de haber pagado de contado, la variante está en que la primera brinda la oportunidad de hacerlo en plazos mientras que la segunda tiene que ser de forma completa e inmediata. La verdadera cuestión estaría en las ofertas que analizamos, es decir, existe la financiación por medio de la misma marca con un descuento o la de un banco o entidad financiera tradicional. Las ofertas de financiación variarán dependiendo del ente que se analice, pero lo esencial es no dejarse llevar por anuncios que ofrecen grandes cifras de ahorros sino evaluar todos los detalles de los contratos donde se pueden encontrar detalles que pudieran ser más o menos perjudiciales a la hora de comprar un coche.

¿Por qué el renting es más barato que una financiación?

Comprar al contado un coche es una opción que pocos pueden tomar, al menos de que se trate de coches de segunda mano. En el caso de estrenar uno nuevo la opción habitual en la que muchos piensan es en la financiación, pero ¿qué pasaría si te dijera que hay otra opción? Pues sí, la hay, se trata del renting, una alternativa que poco a poco ha buscado su lugar en el mercado y se ha introducido de manera progresiva como una de las mejores elecciones. La principal diferencia y mayor ventaja que se vislumbra en el renting es que no exige una cuota inicial ni final, sino que todo se encuentra resumido en el pago de cuotas mensuales fijas que variarán dependiendo del tipo de coche en cuestión y de otros aspectos como el máximo de kilometrajes. Normalmente, este contrato de alquiler dura entre dos y cinco años, dependiendo.

Incluye reparaciones y mantenimientos

La mejor y más alta ventaja que representa el renting en contraposición con su competencia la financiación, es que permite olvidarse de los gastos que se derivan del mantenimiento de un coche en propiedad. Con excepción del combustible, la cuota mensual acordada incluye las reparaciones y el mantenimiento en general del vehículo. Por ejemplo, en el caso de que te quedes varado en la carretera, la empresa propietaria cuenta con un servicio denominado asistencia en carretera las 24 horas del día lo que implica que sea cual sea el momento y la avería presentada la empresa se hará cargo de ello. ¡¿Genial, ¿no?!

Por qué los coches financiados son más baratos

Incluye seguro a todo riesgo

Asimismo, integra lo que es un seguro a todo riesgo. El seguro a todo riesgo se trata de una garantía que cubre el reemplazo o reparación del vehículo en caso de algún accidente y también daños a terceros. Esta es una importante herramienta que el renting nos aporta.

Incluye todos los gastos operacionales del vehículo

Finalmente, el renting incluye los gastos operacionales del vehículo. Es decir, aquí entran los dos primeros apartados, reparación y mantenimiento y seguro a todo riesgo, además de otros servicios como impuestos, trámites de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), entre otros gastos que involucra y giran en torno a un vehículo.

El renting sin dudas es una excelente opción, que puede llegar a figurar como más barata que la financiación puesto que incluye excelentes ventajas que se resumen en que la empresa propietaria es la que costea todos y cada uno de los gastos que involucra mantener en todos los sentidos un coche (con excepción del combustible). El pago de cuotas que cubre todos estos servicios es indudablemente la razón por la que el renting ha adquirido bastante vuelo en los últimos años, aunque si bien antes esta era una alternativa destinada solo a los profesionales, hoy en día esto ha cambiado brindándole la oportunidad a particulares, autónomos y empresas, quien quiera se puede sumar al renting. Además, esta modalidad te permite acceder al coche que desees ya que cuentan con stocks amplios y variados, y dichos contratos estarán sujetos a las condiciones del cliente ya que es este mismo quien decide qué coche necesita, con qué equipamiento y por cuánto tiempo.


Artículos Relacionados