En la carretera conviven muchos tipos de conductores, profesionales del transporte de mercancías y de personas, conductores de coches y de motos particulares, bicicletas etc… Cada vez son más las personas la que se suman a salir a las carreteras a realizar su deporte favorito. La DGT también penaliza a los ciclistas porque estos suponen, en muchas ocasiones, un peligro en la carretera.

Si eres ciclista o te interesa saber como afectan las normas de circulación, este artículo es para ti. ¡Vamos allá!

La normativa de la DGT para ciclistas

A continuación, vamos a ver brevemente algunas de las normas más relevantes en cuanto a circulación de ciclistas por nuestras carreteras se refiere. Y es que si bien la Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con un amplio abanico de propuestas en este sentido y en relación directa o indirecta con este tipo de vehículos, lo cierto es que no todas tienen el mismo grado de afectación.

Los ciclistas tienen permitida la circulación de dos bicicletas en paralelo

Pese a que muchas personas piensan que los ciclistas no pueden circular en paralelo, estos cuentan con el respaldo legal que se lo permite. Los ciclistas podrán circular en paralelo siempre y cuando no se esté circulando en lugares de baja visibilidad o cuando este echo genere retenciones importantes en el tráfico.

Los ciclistas que circulen por carril bici siempre tendrán prioridad

El carril bici es una carril que no solo es exclusivo para ciclistas ya que por el circulan personas que montan en patines, patinetes e, incluso, personas que practican el spinning. La ventaja que tiene este carril con respecto a los ciclistas, es que estos tienen la prioridad absoluta en la circulación.

Ante la ausencia de un carril bici, el ciclista utilizará el arcén

El arcén es para muchos un espacio de margen para posibles imprevistos, un margen de espacio en caso de despiste o salida de pista sin llegar a tener un accidente, etc., pero en ningún caso es un lugar habilitado para la circulación, es por ello que los ciclomotores o motocicletas son sancionados si en una retención adelantan por la derecha utilizándolos. Pero lo cierto es que cuando no hay carril bici, las bicicletas si estarán autorizadas a su uso sin que ello conlleve sanción alguna, pues, nuevamente en pro de su seguridad, es más recomendable que circular por la carretera con el resto de vehículos.

El ciclista tiene derecho a usar parte del carril para realizar un descenso

Si bien esta norma puede sorprender a muchos, lo cierto es que con el fin de aumentar su seguridad, los ciclistas podrán emplear parte del carril, a excepción de en autovías, para poder realizar un descenso en zonas de curvas pronunciadas. Este aspecto permite que dispongan de un mayor margen de maniobra y no limitarse al 1,5 metro del arcén.

Los ciclistas pueden circular por autovías, pero no las autopistas

Las autopistas no podrán ser vía de circulación para bicicletas. Entre otros motivos hemos de recordar que la velocidad mínima permitida en una autopista es de 60 kilómetros por hora algo que en ningún caso podría garantizarse con el uso de bicicletas y dando más bien lugar a algo poco probable y mucho menos prolongable en el tiempo.

Los ciclistas no pueden circular por un carril de alta ocupación

Los carriles VAO no podrán ser utilizados por bicicletas pues, también por orden de la DGT, estos espacios están reservados a vehículos de motor con alta ocupación, por tanto, teniendo en cuenta que las bicicletas, más allá de las eléctricas, no cuentan con motor ni permiten una alta ocupación al ser vehículos de un único pasajero, no podrán emplearlos.

normas-circulacion-ciclistas

Está prohibida la circulación de ciclistas por aceras y zonas peatonales

De igual modo que las bicicletas cuentan con el carril bici donde tienen preferencia, pueden utilizar los arcenes o incluso en momentos concretos partes de un carril, también tienen la prohibición de utilizar otros espacios. El carril VAO que acabamos de ver es un ejemplo y otro más controvertido serían las aceras y zonas peatonales. En estos espacios el peatón ha de ser el único que circule por ello y esto no sólo aporta seguridad a los ciclistas, en este caso los peatones serían los más afectados negativamente por su circulación.

El límite de velocidad de los ciclistas será exactamente el mismo que permita la vía

Las bicicletas por defecto suelen ser vehículos con velocidades medias bastante más bajas que un vehículo a motor, pues en definitiva funcionan a través de la fuerza que el ciclista ejerce. Es por ello que puede parecer que los límites de velocidad de una vía no le afectan al estar por encima de sus posibilidades, no obstante, tanto en zonas urbanas donde los límites son más bajos como en lugares de descensos pronunciados, las velocidades de determinadas bicicletas podrían llegar a superar el límite permitido. Es por ello que cabe destacar el hecho que los límites de velocidad también afectan a las bicicletas.

Esperamos que este artículo os haya gustado y hagáis podido conocer más y mejor algunas de las normas que regulan la circulación de estos vehículos que tanto se emplean en cualquier territorio de nuestro país y fuera de él.

Artículos Relacionados