Cuando viajamos con nuestro coche, motocicleta, ciclomotor, camión, etc., somos conscientes de las grandes ventajas que suponen para nosotros y nuestros familiares en cuanto a comodidad, practicidad, agilidad en los trayectos, etc., no obstante no todo el mundo es consciente de la huella que dejamos en el medio ambiente cada vez que empleamos estos medios de transporte.

En este artículo vamos a intentar ver algunos consejos y aspectos relevantes de este tema y ver como podemos reducir en la medida de lo posible nuestra contaminación. Esperamos que este artículo sea de vuestro agrado pues en definitiva es un tema que nos afecta a todos tanto en el presente como en el futuro y que gran parte de lo que suceda mañana será consecuencia de lo que hoy decidamos.

¿Por qué hay que reducir la contaminación al máximo?

La contaminación es un tema realmente serio y por ello cada vez más gobiernos y compañías de todo el mundo trabajan por intentar reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente. Residuos tóxicos, emisiones de gases contaminantes, etc., son aspectos a trabajar que si bien estamos cada vez más en una senda de llevar a cabo aún estamos lejos de conseguir.

La reducción de la contaminación es una necesidad si deseamos preservar el estado actual de nuestro planeta, si deseamos mantener una flora y fauna rica, mantener y mejorar la calidad del aire que respiramos nosotros y nuestros seres queridos, entre otra gran variedad de aspectos importantes para todos.

Cómo evitar la contaminacion del transporte

El transporte es, en buena parte, causante de este problema y por ello es una de las vías más efectivas para conseguir reducir estos efectos nocivos. Veamos brevemente algunos consejos que pueden ayudarnos a reducir dicha huella.

Reducir la huella ecológica del transporte por carretera

Como decíamos, veamos algunos tips a tener en mente en nuestra relación con los transportes.

Sustituir los camiones antiguos por otros más nuevos

Los vehículos antiguos suelen contar con un menor número de tecnologías o componentes destinados a la reducción de las emisiones, y es que como decíamos con el paso de los años va incrementándose esa concienciación por ende modelos antiguos no cuentan con, por ejemplo, catalizadores, etc. En este sentido la renovación de los modelos antiguos por otros más actuales ayudará a paliar parte de los efectos.

Camiones eléctricos y gas natural

Las motorizaciones eléctricas o de gas natural no se limitan únicamente al sector del automóvil, sino que también podemos encontrar camiones de este tipo. La elección de uno de estos modelos puede ayudar y mucho a la reducción de emisiones nocivas al medio ambiente, si esta decisión se extrapolase a, por ejemplo, el 10% del parque de camiones actual, sin duda la huella que dejaríamos seria mucho menos nocivas y conseguiríamos ver grandes resultados pues el número de camiones que transita a diario por las carreteras de todo el mundo es realmente elevado.

evitar-contaminacion-coche

Apostar por el modo de transporte más eficiente

Y desde un punto de vista particular podemos valorar la elección de modos de transportes más eficientes como el uso de transporte público eléctrico como son algunos autobuses de grandes ciudades, el uso de bicicletas o bicicletas eléctricas, etc. Desde un punto de vista más empresarial, también podemos optar por el envío de mercancías mediante modos de entrega más eficientes y a nivel ecológico más respetuosos. En la mano de todos está gestionar esta situación del mejor modo posible y como vemos si bien las decisiones se han de tomar por cada uno de nosotros, la unión de muchas de estas decisiones acertadas serán las que acabarán por conseguir un cambio significativo en la actual situación de la contaminación.

Obtener el máximo provecho de cada transporte de carga

Al igual que en la fabricación de productos existen las llamadas economías de escala a donde mayor número de unidades de un producto se fabrican, más económico sale el coste unitario, cuando se trata de reducir la contaminación, a medida que vayamos agrupando mayor número de pedidos en una misma entrega o elemento de transporte mayor será la reducción de contaminación. Reducir el % de aire transportado es vital en este sentido y puede servir como indicador de lo correcto que estamos haciendo nuestros envíos, de este modo no sólo reduciremos la huella medioambiental negativa, sino que a su vez reduciremos coste de envío por unidad, algo que desde una visión más empresarial y concretamente económica puede resultar atractivo.

Adquirir maquinaria y equipamientos respetuosos con el medio ambiente

A su vez, y nuevamente desde un punto de vista más empresarial, adquirir maquinaria que sea respetuosa con el medio ambiente o cuanto menos que sea menos contaminante que los modelos que se emplean en la actualidad, ayudará a reducir poco a poco la contaminación. Como hemos indicado a lo largo del artículo, no se trata de conseguir por nosotros mismos grandes cambios que puedan solucionar la situación, pues ello no será posible por lo relativo de nuestra contribución, sino que ha de ser una suma de muchísmos pequeños gestos individuales que si permitirán apreciar mejoras significativas en este sentido.

Al margen de lo anteriormente descrito, únicamente cabe emplear el sentido común y la empatía para comprender que en nuestra mano está reducir las emisiones y que nuestros medios de transporte siempre pueden optimizarse ya sea mediante la substitución del mismo por modelos más respetuosos como con medidas menos abruptas como compartir coche, viajar en el coche menos contaminante de la unidad familiar, conducir de un modo eficiente, mantener el coche en buen estado evitando problemas de humos, etc., por un mal mantenimiento, etc.

Artículos Relacionados