Existen multitud de mitos en el mundo del motor, algunos de ellos tienen bases reales y otros por lo contrario, son puras invenciones que bajo cierto sentido subjetivo pueden llegar a pasar de boca en boca hasta convertirse en dudas generalizadas. En este artículo vamos a hablar sobre una de ellas que como decíamos, bajo ciertas explicaciones podrían llegar a dar lugar a dudas, nos referimos a si el color del coche afecta en la prima anual que pagamos por nuestro seguro de automóvil.

A lo largo de este artículo iremos viendo con mayor detalle este tipo de mitos y a su vez y hablando de primas de coche, comprobaremos cuales son, realmente, los aspectos que si interfieren en la cuota anual de nuestro seguro.

El color no influye en el precio del seguro

Como ya avanzábamos anteriormente, decir que un coche rojo, blanco, negro, etc., pagan más o menos en la prima anual por el simple hecho de contar con un color exterior u otro es algo falso. Existen diferentes teorías que intentan justificar tal afirmación y en los siguientes apartados veremos brevemente dos de ellos, no obstante, hemos de quedarnos con la idea general, las compañías de seguros no tienen esta variable en cuenta.

Los colores oscuros tienden a tener más accidentes

Uno de los argumentos que se suelen dar y que al disponer de cierta base real dan fiabilidad al mito es el hecho que los coches oscuros tienden a tener más accidentes. En este caso se basan en ideas como que son menos visibles por la noche que coches más claros, que en momentos entre el atardecer y la noche cuando aún no es del todo necesario llevar las luces encendidas es más probable que sean colisionados por otro vehículo, etc.

En realidad los coches de colores oscuros, ya no sólo el negro, no tiene por sí mismos un extra de peligrosidad o de tendencia a los accidentes, si bien es probable que el número de vehículos de este tipo que circula por las carreteras sea mayor al de otros colores, por ello y por ende por estadística, es más probable que sufran accidentes coches de estos colores.

pagan-mas-los-coches-por-el-seguro

¿Son más peligrosos los coches rojos?

Respondiendo a otra pregunta que guardaría relación al porque un coche rojo debería pagar más de prima, algo que ya hemos dicho es simplemente un mito, ¿son más peligrosos los coches rojos? Lo cierto es que, y nuevamente como avanzábamos con los colores oscuros, no tienen por qué.

Existen modelos de color rojo que son del segmento de los deportivos que sí podrían llegar a considerarse más peligrosos por el hecho de contar con mayor potencia, pero de igual modo podríamos decir que los de color amarillo (pensando también en ejemplos de coches deportivos) también son coches peligrosos.

Es uno de los mitos más extendidos, pero completamente falso: los coches rojos no pagan más por su seguro

Por tanto, y acabando de confirmar lo que ya avanzábamos, el hecho que un coche rojo pague más por su seguro es una afirmación falsa y por ende se trata simplemente de un mito extendido.

¿Qué tiene en cuenta el seguro para calcular la prima?

Como decíamos al inicio de este artículo, vamos a ver brevemente algunos de los aspectos que sí se tienen en cuenta por parte de las compañías de seguros con el fin de valorar que prima anual han de pagar esos coches para poder estar cubiertos. Y es que el seguro de coche es un producto que tienen en cuenta varios componentes que les permiten a las empresas que han de cubrir el coste en caso de accidente, etc., cual puede llegar a ser la probabilidad de que ese coche tenga algún tipo de accidente y de cual puede ser el coste de una reparación del mismo.

Tú y tus circunstancias

Lo primero y más importante incluso que el propio vehículo, es quien va a conducirlo. El conductor o conductora es la persona que va a manejar el coche y por ende el que más intervención va a tener en caso de un potencial accidente. Personas con poco tiempo de carnet (noveles), conductores jóvenes con vehículos potentes, personas con determinadas enfermedades que pueden llegar a condicionar su capacidad al volante, etc., son aspectos a tener en cuenta antes de presentar un presupuesto cerrado.

Historial de siniestros

El historial de siniestros es otro aspecto a tener muy presente pues está dando a la compañía d es seguros una imagen o perfil de como somos como conductores. Si bien este historial puede contener siniestros en los cuales no hemos sido culpables, casos de accidentes causados por 1.000 casuísticas distintas, etc., la compañía podrá englobarnos como una persona con mayor o menor propensión a los accidentes y por ende a ser más o menos propenso a que en un futuro la compañía deba pagar para subsanar siniestros que puedan seguir ocurriendo.

Años del coche

Los años del coche juegan al inicio en nuestra contra pues son vehículos nuevos con precios elevados y con compenentes tecnológicos de alto valor, mientras que cuando el coche ya dispone de ciertos años ocurre lo mismo por motivos distintos, coches con poca presencia en el mercado, pocos recambios y por tanto dificultad para encontrar piezas lo cual eleva el precio medio de la reparación.

Tipo de vehículo

El tipo de vehículo, SUV, deportivos, utilitarios, afectan al coste de la póliza tanto por el nivel de riesgo que supone ya que, por ejemplo, un utilitario puede ser más propenso a accidentes  por el hecho de circular comúnmente por entornos urbanos donde hay más siniestros, o porque los coches deportivos cuentan con un promedio de euros por reparación superior.

 

Artículos Relacionados