Para escoger un vehículo se necesita decidir qué tipo de caja de cambios queremos que tenga. Existen dos tipos: Sincrónico y automático. De forma sencilla, cuando se habla de sincrónico se trata de que los cambios de velocidad son realizados por el que conduce el auto, mientras que cuando se habla de automático se hace referencia a que es el auto el que hace el cambio. En este sentido, muchos usuarios prefieren el cambio automático que el sincrónico por las facilidades que brinda a la hora de la conducción.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Concretamente, los coches automáticos son aquellos que son capaces de realizar por sí mismos la relación de cambios de velocidad en la medida en que el auto avanza. Este tipo de conducción cuenta con varias ventajas que no se encuentran en la conducción sincrónica, pero a pesar de esto, pueden existir varias personas que desconocen cómo conducir un coche automático e incluso hay algunos que le temen pues piensan que no es seguro, pero todo es por causa de la desinformación. Las cajas de cambios automáticas han sido fabricadas con el propósito de ofrecer al conductor una mejor experiencia de conducción, confortable y eficiente.

Como todo tiene su arte, a continuación, te ofrecemos los mejores consejos que debes tomar en cuenta para conducir un coche automático.

Los mejores consejos para conducir un coche automático

Conducir un vehículo automático puede resultar muy simple. Una de las primeras cosas a considerar es que no necesitas del pie izquierdo pues en los coches automáticos sólo se utiliza el pie derecho, por lo que éste se mantendrá en reposo. Y, así como esto, existen otros detalles que son buenos conocer para que al momento de circular con el coche no existan problemas o no se experimentan ciertas dificultades.

Para conducir un coche automático, a pesar de ser muy sencillo, se tiene que conocer ciertos aspectos que te ayudarán a la hora de la conducción, entre los que a continuación ponemos a disposición los siguientes, siendo los más importantes y necesarios de tomar en cuenta en la realización de esta actividad.

Consejos para conducir un coche automático

1. Olvídate de que tienes embrague y caja de cambios

Debido a que el coche realiza todos los cambios no existe pedal de embrague, solo existe el de freno y acelerador. Obviamente, la caja automática sí posee engranajes, pero debido a que los cambios no son manuales se elimina de su diseño este pedal. También es importante considerar que al pisar al mismo tiempo el freno y el acelerador es posible que la caja del vehículo se dañe, por lo que para evitar esta mala situación los conductores optan por solo hacer uso de un solo pie, hacen uso del pie derecho, dejando de lado el izquierdo para minimizar al máximo la probabilidad de que esto pase.

2. Tu pie izquierdo SIEMPRE estará en reposo

Por la misma razón de la inexistencia del pedal de embrague, el pie izquierdo siempre estará en reposo. Es mucho más sencillo utilizar solo el pie derecho para pisar el freno y el acelerador, tomando en cuenta que éstos no se pueden pisar al mismo tiempo. Sí, lo más normal es que a la hora de conducir solo se utilice el pie derecho.

3. Arranca el coche con el freno pisado y quita el freno de mano

En primer lugar, para poder echar a andar nuestro coche automático hay que tomar en cuenta que esta acción siempre se debe realizar con el pedal del freno pisado. Es decir, antes de arrancar el motor, es preciso pisar con firmeza el pedal del freno, se enciende el motor, la palanca seleccionadora de cambios se baja a la posición D, es decir “conducción” y finalmente se quita el freno de mano, y listo, el coche empezará a circular. Puede que esto suene un poco confuso, pero resulta mucho más breve y sencillo que el proceso que hay que seguir para arrancar un coche sincrónico.

4. No dejes de pisar el freno y cambia a la D o R

Para hacer el cambio a D o a R (“conducir” y “retroceso” respectivamente) no hay que dejar de pisar el freno. Todos los cambios que se vayan a efectuar tienen que hacerse con el automóvil totalmente parado, esto evita ciertas averías en la caja o transmisión.

5. Suelta suavemente el freno y cuando empiece a moverse acelera

Una vez realizado el cambio, el freno se debe de ir soltando poco a poco, cuestión de que tanto el vehículo como el conductor sean capaces de asimilar la acción, el coche se empezará a mover, aunque despacio, es aquí cuando se debe pisar el pedal correspondiente al acelerador, tampoco apresuradamente y de lleno, pero sí con una constante firmeza.

6. Nunca cambies de marcha sin pisar el freno

Lo más recomendable es que nunca cambies de marcha sin pisar el freno. Es preciso que el coche se encuentre parado a la hora de realizar los cambios que se quieran y luego es que se puede echar a andar. Se debe de tomar esto en cuenta que esto se realiza de esta manera con el fin de eludir a toda costa daños o cargos extra en la transmisión.

Consejos para conducir un coche automático

En Total Renting tenemos los mejores coches para conducir un automático

Como ha quedado evidenciado, los coches automáticos son bastante sencillos de manejar. No se niega que quizás si eres un conductor que apenas está aprendiendo se te dificultará ciertas cosas o si vienes de conducir un coche sincrónico. Pero todo con práctica se puede mejorar con rapidez. Asimismo, si lo que quieres es obtener un coche automático en el mejor lugar Total Renting es la opción recomendada. Total Renting es una excelente empresa de renta de autos que tiene a disposición las mejores marcas y modelos de coches automáticos. Sus vastos stocks y versatilidad en sus contratos y procesos, ofertas en todo tipo de vehículos, servicios incorporados, entre otras cosas, hacen de ésta una de las mejores alternativas para adquirir un vehículo automático, económico, confiable y seguro.

Consigue los mejores coches de renting automáticos sin entrada y con todos los gastos incluidos dentro de las cuotas mensuales. Ponte en contacto con el equipo de expertos de Total Renting para más información y consigue las mejores cuotas.


Artículos Relacionados