En este artículo vamos a conocer más a fondo algunos aspectos interesantes de la conducción de vehículos automáticos, unos coches que si bien hace unos años se limitaban a vehículos de alta gama o relativamente limitados, en la actualidad muchos modelos de todo tipo fabrican alguna variante con cambio de marchas automático.

¿Tienes o quieres un coches con cambio automático?¡perfecto, este artículo es para ti!

Conoce a tu coche automático

En primer lugar veamos algunos detalles más comunes y quizás básicos del coche automático, y es que si bien existen diferencias también en la conducción, lo más representativo a simple vista son las diferencias físicas que se suelen limitar a cambio de marcha y pedales.

Caja de cambios

La caja de cambios de un coche automático, que no palanca de cambios es distinta a un vehículo con cambio manual. Su función varía de la de los manuales pues la decisión de aumentar o disminuir la marcha en la que circula el vehículo se realiza de forma automática, si bien es cierto que muchos de estos vehículos incluyen las llamadas “levas” con las cual aún y llevar la palanca en posición “D” de Drive en un automático, podemos obligar a cambiar de marcha al vehículo.

Número de pedales

Los pedales son una de esas características tan visibles de los coches automáticos y es que al disponer de únicamente dos pedales, es común que al subirnos a uno de estos coches por primera vez nos preguntemos donde se encuentra el embrague. Estos vehículos como decimos disponen de un cambio automático no precisan de la interacción del conductor para poder aumentar o disminuir de marcha, por ello el embrague pasa a ser innecesario. ¿Y los levas? Las levas son palancas incluidas en la misma estructura del volante en muchas ocasiones, y que como decíamos pueden “obligar” a cambiar de marcha si bien tampoco precisan de embrague sino que únicamente han de presionarse para conseguir ese cambio de la marcha.

cambio automaticocoche e1617636824879 | Total Renting

Palanca de cambio

La palanca de cambio como es de prever es distinta a la que encontaríamos en un vehículo con cambio manual y sus 5 o 6 marchas, en este caso encontaremos una palanca que en lugar de números indica sus opciones mediante letras, comúnmente las siguientes: R, N, D pudiendo haber variante que incluyan S, L, P, etc.

Por tanto este será uno de los detalles más característicos de estos vehículos a simple vista.

Cómo arrancar un coche automático

Para arrancar un coche automático, lo único que deberemos hacer es mantener el freno presionado (freno de mano incluido según la pendiente donde está estacionado el vehículo) tener la palanca de cambio en posición N, pasando de la P de parking en la que posiblemente se encontrará. Tras ello únicamente habrá que girar la llave  y listo.

Cómo arrancar un coche automático en cuesta

En el caso que el vehículo estuviera estacionado en un lugar con pendiente pronunciada o cuesta, sería importante añadir al paso anterior el hecho de no quitar el freno de mano hasta que tengamos el gas controlado. Por tanto sería importante realizar los pasos anteriores, posteriormente pasar de N a D y dar ligeramente al gas mientras quitamos el freno de mano. Con ello conseguiremos contra prestar la inclinación mediante la aceleración pues en marcha D el vehículo ya puede avanzar.

Consejos útiles para tu coche automático

Veamos a continuación algunos breves consejos con el fin de evitar algunos errores típicos en la conducción de coches con cambio automático y que pueden ocasionarnos más de un dolor de cabeza en forma de reparación.

No pongas la posición ‘N’ para bajar pendientes

Poner la posición N para bajar pendientes en un coche automático es cuanto menos lo más similar a poner el punto muerto. En estos casos podremos mantener la posición D de Drive tal y como veníamos posiblemente haciendo antes de la pendiente y de este modo emplear el freno motor en nuestro beneficio y reduciendo el consumo ya de por sí más elevado en este tipo de vehículos.

Nunca pases de ‘D’ a ‘R’ en movimiento

Pasar de posición de cambio D a R cuando estamos circulando sería algo tan impensable como ir en tercera marcha en un coche manual y sin previo aviso poner la marcha atrás. Esta acción pueden conllevarnos al margen de un auténtico riesgo en la carretera una más que segura reparación y de echo cuantiosa pues el cambio de marcha en ningún caso está preparado para este tipo de actuaciones.

La posición ‘N’ solo se usa en detenciones largas

Hemos de poner la posición N únicamente cuando estamos seguros que el vehículo va a mantenerse parado durante un tiempo prolongado. De este modo estaremos optimizando su uso y mejorando la vida útil de los componentes de nuestro coche automático.

Pisa solo el freno para pasar de ‘P’ o ‘N’ a ‘D’

El freno en el caso de los automáticos hace en ocasiones la función de embrague en el sentido que nos permite que la palanca de cambios pueda interactuar entre sus diferentes opciones. No obstante este únicamente deberá ser utilizado cuando deseemos cambiar de parking a neutro por tanto de P a N o de N a D por tanto pasar a la conducción.

Selecciona la marcha ‘P’ solo con el coche parado

La posición P de parking ha de ser utilizada únicamente cuando ya tenemos nuestro vehículo estacionado y por ello pasando de N a P. No deberemos pasar en ningún caso de D a P o realizarlo cuando aún el coche se encuentre en proceso de estacionamiento.

Haz cualquier cambio con el coche detenido

Como decíamos, los cambios de posición de la palanca en un vehículo automático se llevan a cabo con la ayuda del freno y por ello y porque su diseño así fue pensado, se deberá llevar a cabo cuando el vehículo se encuentre detenido. No podremos aprovechar una frenada común mientras circulamos para cambiar de posición de cambio pues en este caso nuevamente estaríamos poniendo en compromiso la funcionalidad de todo el cambio.

Cuidado con el pie izquierdo

El pie izquierdo es literalmente inútil en la conducción de un coche con cambio automático, tanto es así que debemos aprender a conducir sin tenerlo en cuenta. Puede parecer sencillo y realmente lo es, pero no así las primeras veces que conduzcamos un coche automático. Intentar emplear el pie derecho para acelerar y el izquierdo para frenar podrás comprobar rápidamente que es cuanto menos mala idea.

Artículos Relacionados
filtro aceite e1618429176221 | Total Renting
14/04/2021 Filtros de aceite para coches

Si bien un coche está compuesto por una gran cantidad de componentes, es cierto que para aquellos que no...

asistencia carretera e1618320006242 | Total Renting
13/04/2021 Asistencia en carretera, consejos y qué hacer

En carretera son muchas las casuísticas que podemos encontrarnos, algunas positivas y otras no tanto, en esta ocasión vamos...

financiar coche e1618317022965 | Total Renting
13/04/2021 Financiar coche nuevo o no financiar, esa es la cuestión

El hecho de comprar un coche no es algo que se lleve a cabo con asiduidad y es por...

12/04/2021 ¿Cómo calcular los CV de un coche?

Contar con un vehículo resulta muy beneficioso, ya que el estilo de vida se hace mucho más cómodo, en...