Los amortiguadores son una parte imprescindible de nuestro vehículo, si bien muchas personas piensan que su función se limita a hacernos notar menos los baches al conducir, lo cierto es que va mucho más allá y es por ello que , como veremos, podemos vernos afectados en diferentes modos durante nuestra conducción debido a un amortiguador en mal estado.

Qué es el amortiguador

Pero como siempre, antes de todo hay que saber de que componente estamos hablando y cual es su función. Como decíamos un amortiguador nos permite hacer la conducción más cómoda al evitar notar las irregularidades del asfalto. AL margen de ello esta pieza basada en dos tubos de acero y un eje tiene diferentes funciones, por ello vamos a ver cuales son estas y por tanto a su vez, el porqué será tan importante mantenerlos siempre en un estado óptimo.

Para qué sirve el amortiguador

El amortiguador tiene varias funciones siendo especialmente importantes las siguientes:

  • Mejorar la adherencia de nuestro vehículo a la calzada
  • Reducir el espacio necesario para que nuestro vehículo se pare completamente en una frenada
  • Absorber las irregularidades de las vías

amortiguadores coche e1617544779346 | Total Renting

Entre otros más colaterales y no vinculados directamente con sus funciones principales.

Tipos de amortiguadores

Veamos a continuación cuales son las tipologías de amortiguadores existentes pues entre ellos hay variantes en componentes, costes, nivel de uso, etc., y es que a medida que pasa el tiempo, evoluciona la tecnología, así como según de la marca y modelos de los que hablemos, los sistemas de amortiguación pueden ser dispares.

Los tipos de amortiguadores más comunes serían:

  • Amortiguadores doble tubo
  • Amortiguadores monotubo
  • Amortiguadores hidráulicos
  • Amortiguadores hidráulicos con uso de válvulas
  • Amortiguadores regulables en suspensión
  • Amortiguadores reológicos (dureza variable)

Averías típicas de los amortiguadores

Como cualquier otro componente los amortiguadores pueden sufrir averías de todo tipo, en este caso las más comunes son:

  • Pérdida de aceite
  • Muelle dañado o roto
  • Topes erosionados
  • Roscas pasadas

Entre otros, vemos pues las consecuencias de este tipo de daños.

Consecuencias de un amortiguador en mal estado

Cuando circulamos con un amortiguador en mal estado podemos encontrarnos con diferentes problemas que veremos más en detalle en el siguiente apartado, y que podemos resumir como un grupo de molestias que irán desde ligeras incomodidades en la conducción hasta peligrosos efectos durante la conducción normal en un trayecto cualquier.

¿Cómo saber si un amortiguador está en malas condiciones?

Vamos a ver algunas de las pistas que nuestro coche puede darnos cuando un amortiguador está funcionado de un modo incorrecto, y es que, si bien algunos de ellos pueden darse en más de un tipo de avería, lo cierto es que la mayoría son bastante particulares de los amortiguadores.

El coche rebota en exceso

Cuando al pasar sobre un badén o cualquier otro tipo de obstáculo en el asfalto y notamos en exceso los mismos y parece que nuestro coche tiene las suspensiones tan blandas que lo hacen rebotar, podemos estar ante una avería en la suspensión.

El coche hace ruidos extraños

Los ruidos metálicos como de piezas rozando pueden ser debido también a problemas con los componentes que conforman el amortiguador. Por ello en este caso será importante visitar el taller aunque no tengamos otros síntomas añadidos.

Los neumáticos se gastan muy rápido

Un desgaste acelerado de los neumáticos puede ser debido a un mal funcionamiento de las suspensiones que no cumplen su cometido haciendo que el neumático trabaje más y desgastándose con mayor facilidad. En este caso no sólo estaremos circulando en peligro por un problema de suspensión, sino que en caso de no estar atentos podemos ir con los neumáticos desgastados de baja adherencia.

El vehículo está desnivelado

Un síntoma muy claro y visible de problemas en algún amortiguador es cuando el vehículo parece no estar alineado en su totalidad. Cuando existen desniveles es fácil identificar de donde proviene el problema.

El morro del vehículo se hunde demasiado al frenar

Una inclinación excesiva hacia delante ante una frenada puede ser causada por una incorrecta capacidad de las suspensiones para mantener el nivel del vehículo. Ello tendría pues origen en una falla en uno o ambos amortiguadores delanteros y deberá ser revisado por nuestra propia seguridad.

La suspensión está muy blanda o demasiado dura

Una suspensión que detectamos claramente que ha reducido su dureza o ampliado la misma implicará que está sufriendo dichos cambios por algún tipo de daño o avería. Los amortiguadores no han de sufrir cambio alguno en este sentido durante su vida útil por tanto una variación es sinónimo de reparación en estos casos.

La distancia de frenado ha aumentado

Un problema no sólo importante sino urgente es cuando el mal funcionamiento del sistema de amortiguación afecta a la capacidad de nuestro coche para detenerse completamente al frenar. Esto como decimos deberá ser solventado a la mayor brevedad pues un aumento de la distancia de frenado es un aumento de las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico, especialmente en entornos urbanos donde la distancia de seguridad suele reducirse.

Los mejores amortiguadores

Los mejores amortiguadores que podemos elegir para nuestro vehículo es una pregunta a la que responder implica no sólo hablar de marcas, también de tipo de conducción y vías que solemos transitar. Por ello consideramos que si puede ser interesante conocer algunas de las marcas con más experiencia y recorrido en este sector.

  • Öhlins
  • Koni
  • Fox
  • Monroe

¿Cuándo y con qué frecuencia deben cambiarse los amortiguadores?

Existen muchas variantes a esta pregunta pues no todo el mundo conduce igual ni todos los amortiguadores sufren igual durante su vida útil, no obstante suele ser recomendable la substitución o cuanto menos revisión más profunda del estado del sistema de amortiguadores cada aproximadamente 60.000 km o 5 años de vida, según lo que suceda primero.

¿Cuánto puede costar un cambio de amortiguador en el taller?

Respecto al precio de la substitución del sistema de amortiguadores de nuestro coche puede rondar un precio medio de entre 600€ y 800€ según las marcas y modelos elegidos. Siendo algo más caros los delanteros que los traseros.

Artículos Relacionados
filtro aceite e1618429176221 | Total Renting
14/04/2021 Filtros de aceite para coches

Si bien un coche está compuesto por una gran cantidad de componentes, es cierto que para aquellos que no...

asistencia carretera e1618320006242 | Total Renting
13/04/2021 Asistencia en carretera, consejos y qué hacer

En carretera son muchas las casuísticas que podemos encontrarnos, algunas positivas y otras no tanto, en esta ocasión vamos...

financiar coche e1618317022965 | Total Renting
13/04/2021 Financiar coche nuevo o no financiar, esa es la cuestión

El hecho de comprar un coche no es algo que se lleve a cabo con asiduidad y es por...

12/04/2021 ¿Cómo calcular los CV de un coche?

Contar con un vehículo resulta muy beneficioso, ya que el estilo de vida se hace mucho más cómodo, en...