Cómo ya sabemos a medida que va pasando el tiempo cada vez aparecen más innovaciones en el mercado y estas afectan a todo tipo de sectores. Los avances tecnológicos han llegado también hace mucho tiempo al sector de la automoción, y es que no es necesario disponer de un vehículo de conducción autónoma para tener un coche con tecnología a bordo. En este artículo vamos a ver más en detalle uno de estos avances que ya lleva tiempo entre nosotros, nos referimos a los sensores de aparcamiento. Veamos que son y de que tipología hay. ¡Vamos!

Sensores de proximidad para vehículos

Los sensores de aparcamiento o proximidad, son una serie de elementos que se instalan, comúnmente en los parachoques de los vehículos durante su fabricación. El objetivo de estos sensores es comprobar en todo momento a que distancia estamos de algún tipo de objeto próximo. Es por ello que su uso más común es el de emplearse para el momento del aparcado del coche. Con la ayuda de estos sensores podemos comprobar con mayor detalle de lo que nuestra vista nos permite, a que distancia estamos, por ejemplo, del vehículo de atrás o de una columna, etc.

Instalar sensores de aparcamiento en un coche que no lo lleva de serie

Si bien decíamos que los sensores se instalan en los parachoques en el momento de su fabricación, también es cierto que dada la utilidad de los mismos, se han creado kits de sensores de proximidad que se pueden integrar en un vehículo que no dispone de ellos. Si este es tu caso has de saber que la instalación de un kit de sensores de aparcamiento suele llevarse a cabo por profesionales en un taller si bien también es posible que lo llevemos a cabo nosotros mismos.sensores-de-aparcamiento

Si tu intención es instalar un kit de sensores de aparcamiento deberás saber que hay que realizar los orificios donde se instalarán los sensores, posteriormente pasar el cableado hasta un lugar con toma de luz como puede ser el foco trasero del vehículo y en él instalar la centralita que a su vez irá vinculada al cable que hayamos elegido, comúnmente el de la luz de marcha atrás.

Tipos de sensores de aparcamiento

En la actualidad y dada su buena acogida, existen variedad de sensores de aparcamiento cada uno con tecnologías distintas y más o menos efectivas. También los costes de cada una de las tecnologías varían, así y relacionado con esto último, también las marcas que los instalan de serie en sus vehículos.

Con cables

Los sensores con cables como los que indicábamos en el apartado de instalar nuestro kit de sensores de aparcamiento precisan de recibir corriente eléctrica, generada por el coche para funcionar y transmitir la información que reciben. Este tipo de sensores son comunes en modelos más modestos de coches actuales o de mayor antigüedad.

Inalámbricos

Los sensores inalámbricos son una evolución de los sensores de aparcamiento con cable, y consiguen transmitir la información hasta la centralita de un modo inalámbrico y sin necesidad por ello de estar unidos por cable hasta la misma.

Esta mejora permite mayor integración de sensores en diferentes lugares del vehículo, pues no se hace tan complejo buscar una zona donde instalar la centralita y que llegue a todos esos sensores mediante la unión por cable.

Por ultrasonidos

Los sensores por ultrasonidos realizan la medición vs los elementos de su alrededor como si de un murciélago se tratara, es decir mediante la emisión de ultrasonidos y la medición del tiempo que tarda ese sonido en llegar nuevamente al sensor tras ser rebotado contra otro objeto.

Este tipo de sensores son considerados de buena exactitud y tiene un coste bastante reducido por lo cual es habitual encontrarlos en kit a la venta para vehículos que no disponen de sistemas de sensores de fábrica.

Por electromagnetismo

Similares a los anteriores con la distinción que en lugar de utilizar ultrasonidos y valorar el tiempo de respuesta, se utilizan ondas electromagnéticas que detectan los obstáculos y al recibir nuevamente esa onda se obtiene la información sobre su paradero. De este modo el vehículo puede adaptar los mensajes según la distancia restante hasta el objeto en cuestión.

Es común encontrarlos en establecimientos de venta de piezas para coches o incluso grandes superficies con apartados específicos.

Precio de instalar sensores de aparcamiento

Como hemos comentado, los sensores se han convertido en un producto muy apreciado pues al final están creados para evitar dañar nuestros vehículos que no dejan de ser activos de gran valor y coste económico. Es por ello por lo que si deseamos dar un aporte más de seguridad a nuestro vehículo la instalación de un kit de sensores puede ser una buena elección.

El coste de ello dependerá mucho de la tipología elegida, así como del número de sensores empleados, no obstante, para hacernos una idea aproximada podemos contar que la factura ascenderá entre unos 70€ y 100€ aproximadamente, obviamente dependiendo de talleres, modelos, etc.

Reparar sensor de aparcamiento

Los sensores de aparcamiento pueden tener diferentes tipos de problemas a lo largo de su vida útil, si bien los más comunes suelen tener relación con golpes físicos sobre los mismos que imposibilitan que sigan funcionando correctamente, así como problemas eléctricos que hagan que no puedan funcionar al no disponer de corriente.

Es por ello que su reparación puede pasar por muchos tipos, pero a nivel de gravedad, sería más costoso y complejo si hemos de cambiar toda una pieza como es el caso del cambio de uno o varios sensores por un golpe lo cual puede llevarnos a incluso tener que cambiar el kit completo o una zona completa de sensores, subiendo a precios que van desde los 100€ hasta los más de 300€, que si por ejemplo únicamente hemos de solucionar el problema de un cable de corriente roto y que con una hora de taller estaría solucionado.

Por tanto, reparar un sensor de aparcamiento comúnmente pasa por ir al taller pues no es solo cambiar un sensor u otro sino identificar el problema y ello no es algo tan automático.

 

¡Conozca todas ofertas de vehículos de renting con sensores de aparcamiento de Total Renting!

Artículos Relacionados