En más de una ocasión hemos hablado de la innovación tecnológica y como esta parece no tener fin. Con el paso de los años son multitud de avances los que hemos podido ver en general y otro amplio número los que han dado el salto hacia el sector del automóvil. En este artículo vamos a hablar sobre una de estas tecnologías que han permitido mejorar nuestra experiencia al volante, en este caso concreto, a través de la facilitación de una acción tan, en ocasiones compleja, como es el estacionamiento en lugares con poco espacio, nos referimos a los sensores de aparcamiento.

Para quienes no conozcan en exceso estos sistemas, indicar únicamente que son elementos diseñados con la intención de ayudar al conductor en la tarea de estacionar su vehículo evitando en la medida de lo posible su colisión con el coche que le precede o que se sitúa justo detrás y de este modo no dañar el exterior del vehículo como suele suceder al aparcar en lugares con poco margen de espacio.

¿Qué es un sensor de aparcamiento?

Es un componente que, a través de tecnología por ultrasonidos o ondas electromagnéticas, permite calcular la distancia existente entre dicho sensor y el obstáculo más cercano. Es por ello que su uso es especialmente útil al aparcar pues nos acercamos de sobremodo a los vehículos que se sitúan tras nosotros.

¿Cómo funcionan los sensores de aparcamiento?

Como avanzábamos en el punto anterior, los sensores de aparcamiento funcionan a través de diferentes sistemas que les permiten conocer las distancias existentes entre el propio sensor y el resto de elementos que hay a su alrededor. Esta información permite conocer cuando nos estamos acercando demasiado a uno de esos objetos que se encuentran en el campo de visión del sensor y por ello nos avisa, para evitar que nuestro coche colisione con dicho elemento.

Los sensores de aparcamiento

Vamos a ver brevemente más información sobre este sistema de ayuda al aparcamiento y que tan imprescindible se ha hecho para multitud de personas que se han acostumbrado a disponer de una serie de sensores que les ayuden a aparcar con la tranquilidad de no dañar nuestro vehículo en esta maniobra.

Cómo funcionan los sensores de aparcamiento

Veamos más en detalle como funcionan estos sistemas y que tipología de tecnología emplean.

Principal función: emitir señales

Como decíamos anteriormente, los sensores son los encargados de saber a que distancia se encuentra el siguiente obstáculo, es por ello que con el fin de obtener esta información se ayudan de la emisión de señales. Como veremos estas señales podrán ser de diferentes tipos si bien el tiempo que tarda en volver esa señal al sensor permite realizar el cálculo que convierte esos milisegundos en centímetros o milímetros.

sensores-de-aparcamiento

Tipos de sensores según la tecnología

A continuación, vamos a ver cuales son las tecnologías de las cuales hablábamos y si bien pueden existir modelos menos comunes que empleen sistemas diferentes a los aquí indicados, lo cierto es que la gran mayoría emplean las siguientes tecnologías:

Sensores de aparcamiento por ultrasonidos

Un sensor de aparcamiento que funciona con ultrasonidos sería algo similar a un murciélago volando y es que cuando estos animales van volando y dado que no dispones de visión para comprobar donde se encuentra el siguiente obstáculo lo hacen emitiendo señales sonoras y a través del tiempo que tarda en volver ese ultrasonido a ellos pueden medir si están cerca o lejos de chocar. Los sensores realizan la misma función, emitiendo señales sonoras que no podemos llegar a escuchar al emitirse en frecuencias que nuestro oído no capta, los sensores van midiendo las distancias vs los obstáculos adyacentes e informándonos de diferentes modos de su proximidad.

Sensores de aparcamiento por detección electromagnética o radar

A diferencia del tipo de sensor mediante ultrasonidos, el sensor de tipo electromagnético basa su funcionamiento en la alteración del campo electromagnético con el mismo fin que el modelo anterior, es decir, conocer la distancia vs los objetos que se encuentran próximos a dichos sensores y por ende al coche.

¿Qué sensor de aparcamiento es mejor?

Principalmente por una cuestión de innovación y de años de estudio, se suele apostar, cuando hablamos de la elección de un sensor de aparcamiento basándonos sólo en cuestiones de calidad e independientemente de aspectos económicos, que el sensor de aparcamiento electromagnético sería más recomendable que el de ultrasonidos. Este último se basa en una tecnología más antigua y por ende el electromagnético ha sido fruto de una serie de desarrollos posteriores.

Qué debemos tener en cuenta antes de comprar un sensor de aparcamiento

Existen diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un sensor de aparcamiento para nuestro coche por un lado la distancia que es capaz de medir pues en definitiva afectará al momento en que empezará a informarnos sobre potenciales peligros, la tecnología que emplea y que hemos podido ver en apartados anteriores, la posibilidad de ser instalado sin realizar instalaciones muy complejas, entre otras más personales relacionadas con el coste económico o vida útil.

Cámaras retrovisoras

Un avance posterior en la ayuda al aparcamiento serían las demoniadas cámaras retrovisoras que nos aportan no sólo información sonora que podamos convertir en nivel de peligrosidad de colisión, sino información visual que nos aporta una cámara que nos muestra la parte posterior del vehículo, sin duda un nivel superior y más innovador que nos permitirá aparcar con total tranquilidad.

¿Sabías que el 95% de los coches de Total Renting disponen de sensores de aparcamiento? Total Renting, empresa de alquiler de vehículos a medio y largo plazo, piensa en la comodidad de los conductores y todos sus vehículos tienen incorporado lo último en tecnología.

¿Eres particular, empresa o autónomo? Contacta con Total Renting y ellos te ayudarán a conseguir el coche de tus sueños gracias a su asesoramiento personalizado.

Artículos Relacionados