La tecnología avanza y el sector del automóvil en cierta medida efecto y causa de dicho avance en innovación. A medida que pasan los años, los coches van incorporando más y más sistemas y tecnologías creadas con el fin de mejorar el confort de quienes conducen y quienes les acompañan, su seguridad, sus sensaciones al volante, etc. En este artículo vamos a hablar sobre una de estas innovaciones, que si bien ya lleva años entre nosotros, no deja de ser una iniciativa con un objetivo muy importante, la reducción de emisiones y a su vez del consumo de los coches que lo emplean ¿De que hablamos? Del sistema start and stop, si aún no lo conoces te animamos a seguir leyendo y aprovechar para informarte sobre este gran sistema. ¡Empezamos!

¿Cuándo funciona el start stop?

Lo primero que debemos conocer es para que ha sido diseñado el sistema start and stop o start stop, pues ello nos permitirá dar respuesta a dudas como cuando entra en funcionamiento o sus ventajas e inconvenientes.

Este sistema o tecnología permite apagar el motor del coche cuando este está en ralentí y vuelve a arrancarlo cuando estamos pisando el embrague. ¿Y ello para qué? Cuando el sistema detecta que estamos en ralentí supone que estamos en un semáforo donde el tiempo promedio de espera es lo suficientemente largo como para que salga más a cuenta, a nivel de ahorro de combustible y reducción de emisiones, apagar y volver a encender el motor, que mantener ese tiempo con el motor a ralentí. Es por ello que cuando pisamos el embrague, entiende que vamos a introducir la primera marcha y por tanto que queremos proseguir con nuestro recorrido momento en el cual vuelve a encender el motor y supuestamente ha conseguido el ahorro deseado.

Por tanto, el sistema funciona, muy en resumidas cuentas, cuando el coche se mantiene a ralentí.

¿Cómo funciona el start stop?

Hemos resumido brevemente en el punto anterior cuando entra en funcionamiento el sistema y cuando finaliza su función, con ello podemos extraer como conclusión que su funcionamiento se basa en la detección de la situación de ralentí de nuestro coche momento en el cual se encarga de parar nuestro coche. El sistema se mantiene activo durante el periodo de detención y una vez detecta que se pisa el embrague o el acelerador en casos de coches con cambio automático, el sistema manda la orden de volver a arrancar el vehículo.

Esto permite por un lado una reducción del consumo de combustible, pues un coche a ralentí tiene un consumo que si bien bajo se mantiene en el tiempo y multiplicado por todos los tiempos de pausa en semáforos puede dar un consumo considerable, y por otro y relacionado con lo anterior, se está consiguiendo una reducción de emisiones igualmente relevante pues durante el tiempo que el sistema detiene el coche, dichas emisiones dejan de lanzarse a la atmósfera. Por tanto, es un sistema que basa sus objetivos en minutos acumulados de ahorro de combustible y emisiones.

boton-start-stop-vehiculos

¿Es un sistema bueno o malo?

Hay quienes critican este sistema por ciertas averías que pueden tener origen en dicha tecnología, si bien lo cierto es que sus objetivos y los resultados que ha demostrado tener, demuestran su eficacia. Es por ello que un número cada vez mayor de marcas incorporan este sistema start and stop en sus modelos más actuales.

La reducción del combustible es sin duda algo que repercute de modo directo a los propietarios pero no hemos de olvidar su mayor virtud, la reducción de emisiones, algo que nos repercute a todos, seamos o no propietarios de  un vehículo a motor.

¿Existe riesgo real de avería usando Start/Stop?

Como decíamos, hay quienes relacionan la utilización del sistema start and stop con la aparición de ciertas averías en los coches. Algunas de estas averías más comunes serían problemas con la batería y acortamiento de su vida útil, el motor puede llegar a sufrir un desgaste interior a causa de los continuos arranques y la menor lubricación que suele darse en este contexto, un uso más recurrente del alternador dados los continuos arranques también reducirá su vida útil lo cual puede pasarnos factura a lo largo de la vida del coche.

Por tanto, existen algunos aspectos que realmente afectan a los coches con el sistema start and stop con mayor recurrencia de lo que sucedería en un coche sin dicha tecnología, no obstante, a nivel global parece ser más interesante que lo contrario para quienes lo poseen.

¿Cuándo conviene desactivar el Start/Stop?

Existen algunos contextos donde el sistema start and stop resta más de lo que suma en cuanto a eficiencia se refiere, es por ello por lo que deberíamos desactivar dicha tecnología si nos encontramos en alguno de los siguientes casos:

  • Si circulamos con una carga de gran peso en el vehículo.
  • Viajes de larga duración.
  • Circulación deportiva, ya sea en circuitos, tramos, etc.

Al margen de ello y como hemos ido indicando a lo largo del artículo, parece ser un sistema con más ventajas que inconvenientes.

El futuro del Start/Stop

Por último, el sistema start and stop parece haber llegado para quedarse, si bien creemos que su recorrido pasará por el intento de reducción de estos pequeños problemas con algunos de los componentes del vehículo fruto de los continuos arranques y apagadas del motor. Al margen delo anterior, únicamente la optimización de esas reducciones del combustible así como de la emisión de gases puede ser un punto de donde tirar en el futuro con el fin de mejorar este sistema.

 

Cada vez son más los coches nuevos que tienen incorporados el sistema start-stop. Total Renting tiene los coches más novedosos del mercado. ¡Conozca su catálogo en Totalrenting.es!

Artículos Relacionados