En un futuro muy próximo los vehículos eléctricos serán los dominantes del mercado imponiéndose sobre las demás vehículos, ya que la movilidad sostenible y eléctrica va a ser beneficiosa para el planeta y el medioambiente, debido a la gran cantidad de emisiones contaminantes emitidas a la atmósfera. Los organismos y las autoridades continúan imponiendo leyes que harán que no se permita la circulación en diferentes zonas de vehículos de diésel o de gasolina. Aunque siguen existiendo varios puntos de los vehículos que siguen dejando serias dudas como es el caso de la forma de carga, las baterías y la autonomía.

Uno de los problemas que está sufriendo el sector en los últimos tiempos es el alto precio de las materias primas como es el caso del litio que ha subido su precio llegando a diferentes cuotas antes inimaginables y que están haciendo difícil conseguir los objetivos, habiéndose triplicado el precio del carbonato del litio.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Las baterías de los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos están formados por diversos componentes, uno de ellos y el más importante es su batería. Durante un periodo de tiempo el rendimiento y la eficiencia de los componentes se encuentran en su mejor momento, pero una vez llegado a ese límite las piezas comienzan a fallar. Normalmente el promedio de duración de la batería es de ocho años y después de este espacio de tiempo, estas piezas no van de forma directa al desguace, ya que pueden ser utilizadas para otras finalidades. En el caso de la batería se han desarrollado herramientas y programas para poder identificar las partes dañadas de la batería, conseguir sustituirlas y de forma posterior seguir realizando el servicio ofrecido.

Las características de las baterías de los vehículos eléctricos

Las baterías son las encargadas de poder almacenar la energía que en un periodo de tiempo posterior ofrecerá energía al vehículo eléctrico, mediante la transformación de la energía eléctrica en energía química durante el proceso de carga para más tarde poder convertirse en energía eléctrica permitiendo que el vehículo pueda arrancar y realizar sus funciones.

Las diferentes características de las baterías de los vehículos eléctricos:

  • La capacidad de la batería, puede ser medida en amperios por hora (Ah) como en kilovatios por hora (kWh), siendo la cantidad que puede suministrar la batería del vehículo.
  • La densidad energética, está denominada como Wh/kg identificando la energía que puede suministrar la batería en kilovatios por hora, al igual que la energía que almacena, en el caso de la densidad de la batería sea mayor, aumentará su autonomía.
  • El ciclo de vida, la mayor descarga y ciclos de carga de una batería, harán que tenga una mayor vida útil y una mayor duración.
  • La potencia, es la capacidad que tiene la batería de entregar la potencia durante el proceso de descarga, si la potencia que contiene la batería es mayor, las prestaciones del vehículo serán más altas.

Vehículo eléctrico.

Los problemas de los vehículos eléctricos

En los vehículos eléctricos, la autonomía es el principal problema para los conductores. Además, en los motores de combustión interna cuentan con cierta autonomía por el combustible, aunque puede ser repostado de forma rápida. Los vehículos eléctricos no tienen la capacidad de recargarse de una forma rápida. Las autonomías de los vehículos eléctricos suelen encontrarse entre los 300 y los 500 kilómetros y en un trayecto largo puede agotarse de una forma rápida. Además, el tiempo de carga que necesitan para conseguir que vuelva a funcionar es muy elevado, siendo la principal solución la carga rápida que puede llegar a dañar la batería del vehículo y provocar problemas en el futuro en el vehículo eléctrico.

El tiempo de carga de los vehículos eléctricos

El tiempo de carga de los vehículos eléctricos es muy elevado y se espera que en un futuro pueda modificarse esta situación para poder mejorar la circulación de los coches eléctricos en los trayectos largos. Además, se deben habilitar diferentes zonas para establecer puntos de carga y para ello se deben habilitar diferentes zonas.

El futuro de las baterías de los vehículos eléctricos

Los baterías de los vehículos eléctricos deben progresar en un futuro cercano, siendo la bajada de los precios de los vehículos eléctricos un problema a corto plazo, siendo una gran barrera y una serie de dificultades para los consumidores de vehículos eléctricos, teniendo que producirse un cambio a nivel estructural en las baterías.

La  industria del automóvil apostará por la producción de baterías de estado sólido, aportando hasta un 50% más de autonomía para el vehículo, produciendo un desgaste lento de la batería y una más rápida y mejor recarga de la batería. Podría ser la única solución en la actualidad que puede hacer que se mejore en la fabricación de los vehículos eléctricos.

La potencia de carga de un vehículo eléctrico

En el momento en el que cualquier conductor utiliza un vehículo eléctrico concreto debe conocer su autonomía al igual que sus tiempos de parada que son utilizados para su posterior recarga, por ello muchos clientes pueden decidirse por el aumento de la potencia de carga para poder reducir su tiempo de inmovilización.

Si se trata de una batería de un vehículo eléctrico puede expresarse en números de ciclos de carga y descarga. En el mercado actualmente existen diferentes tipos de carga estos son la descarga profunda, la carga rápida o la carga completa que pueden llegar a reducir el número de ciclos que puede conseguir admitir una batería. La tolerancia a la carga rápida a través de los puntos de carga de una potencia elevada se relacionan con la tecnología concreta de las baterías.

GRACIAS A TOTAL RENTING NO TENDRÁS NINGÚN PROBLEMA DE AUTONOMÍA PORQUE PODRÁS INSTALAR UN PUNTO DE CARGA A UN PRECIO EXCLUSIVO Y PORQUE TODOS LOS GASTOS DE REPARACIONES Y MANTENIMIENTOS ESTÁN INCLUIDOS DENTRO DE LAS CUOTAS MENSUALES. ADEMÁS, PODRÁS CAMBIAR DE COCHE CADA 3 AÑOS SIN NINGÚN TIPO DE COSTE.

El renting de los vehículos eléctricos

El renting es una opción para hacer frente a los elevados precios de los vehículos eléctricos, ofreciendo grandes ofertas con la que poder ahorrar. Con la modalidad de renting, el coche no es propiedad del conductor, pero sí podrá disponer durante el tiempo que le haya contratado y a un precio asequible, haciendo frente únicamente a una cuota mensual única, en la que se incluyen los diferentes gastos del vehículos como es el caso de la gestión de las multas, el seguro o la Inspección Técnica de Vehículos. Actualmente, el renting se ubica como una vía para los vehículos eléctricos para conseguir entrar en el mercado de una forma rápida. En el caso de la compra tradicional de vehículos eléctricos sigue existiendo una barrera que imposibilita que el mercado de los automóviles cambie.

Artículos Relacionados