En la actualidad, el uso de vehículos eléctricos se va extendiendo cada vez más y más, y tanto marcas de lujo como también de precios más modestos han estado haciendo lo posible por posicionarse en esta área del mercado automovilístico a través del lanzamiento de sus propias interpretaciones de automóviles eléctricos, que cada vez tratan de superar las capacidades de las versiones pasadas. Hoy en día, el conducir un automóvil eléctrico es sinónimo de una extensa lista de adjetivos, entre los que resalta lujo, vanguardia, elegancia, comodidad, seguridad e incluso consciencia ambiental, por lo que es obvio que son un tipo de vehículos con gran atractivo. Te invitamos a que sigas leyendo este artículo para que te enteres de las características más llamativas de los vehículos eléctricos, de cómo y cuánto te costaría conducir uno.

Una historia que no comenzó ayer

La popularidad de los vehículos eléctricos en definitiva ha visto una crecida sorprendente en años recientes, y cada vez resulta más llamativa la idea de la electrificación de sus modelos para múltiples empresas, esto debido a que es el camino en el que se dirige la industria automotriz, pero, si bien estos automóviles parecen ser la clave del futuro y la máxima expresión de la modernidad, la verdad es que no son un invento de hace un par de años, o un par de décadas, de hecho, su invención se remonta a finales del siglo XIX, y si bien no tenían la potencia y alcance de los vehículos eléctricos actuales, si guardan una serie de similitudes de conceptualización que hoy en día siguen vigentes.

Combustible vs. Electrificación, y su batalla sin fin

Si los vehículos eléctricos llevan tanto tiempo existiendo, ¿Por qué no fue sino hasta hace unos años que la industria automotriz empezó a apostar por ellos como el próximo estándar? Pues bien, la respuesta es sencilla: Gasolina y su producción en serie. A principios del siglo XX se popularizó entre las marcas fabricantes de vehículos la producción en serie de los modelos que lanzaban al mercado, pues, esta metodología demostró ser beneficiosa ya que le permitía a las marcas bajar el precio de venta de sus productos, lo que los hacía más asequibles y atractivos para los consumidores, y aunado a ello, estaba el factor gasolina, pues los coches a combustión no solo tenían menor precio que los eléctricos, sino también una mayor autonomía práctica, por lo que tanto para los fabricantes como para los consumidores parecía ser la mejor opción, de manera que la producción de vehículos eléctricos pasó a un segundo plano y cada vez fue disminuyendo más.

renting vehiculo electrico

La remontada de los vehículos eléctricos en la carrera para ser los preferidos

Ya mencionamos que en el pasado la venta y uso de vehículos a combustible superó con creces a la de vehículos eléctricos, pero en años más recientes las preferencias de los consumidores parecen estar cambiando, y con ello la manera en que opera el mercado automotriz. En concreto, podría atribuirse la nueva popularidad de la que gozan los vehículos eléctricos a dos principales factores, el primero siendo el elevado costo de la gasolina a nivel mundial y el segundo siendo el crecimiento de la sensibilidad social con respecto a las emisiones de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno y las consecuencias negativas de ello. Este cambio ha llevado a las fabricantes de vehículos a adaptarse al mercado, desarrollar y ofrecer automóviles que satisfagan las nuevas exigencias de los usuarios, de manera que ahora es cada vez más común que las marcas le den prioridad al desarrollo de estos tipos de vehículos en sus gamas más lujosas, porque si, la producción de estos vehículos y las tecnologías que hacen de ellos utilizables y comparables en rendimiento a los vehículos a combustión sigue siendo costosa, de manera que, por los momentos los costos parecen ser el único impedimento para que los vehículos eléctricos se posiciones como los más vendidos, pero es probable que con los avances tecnológicos y el desarrollo de nuevas fuentes de energía, en un futuro no muy lejano la diferencia de precio no sea tan significativa.

¿Por qué son tan costosos los vehículos eléctricos?

Basta con dar un pequeños vistazo a los precios de los vehículos a combustión y a los eléctricos para notar la diferencia de precios entre ambos tipos de automóviles, de hecho, en España el costo de los coches eléctricos suele ser de un 30% o hasta 40% más alto en comparación a los coches a combustible, y esto se debe principalmente a que tanto los equipamientos de los vehículos eléctricos, como las tecnologías y materiales para desarrollarlos son difíciles de obtener y producir, de manera que no se limita únicamente a la gran batería con la que deben contar para proporcionarle al vehículo autonomía prolongada, sino que es la suma de una diversidad de factores. Otra de las principales razones que alejan a potenciales usuarios de los vehículos eléctricos es el exagerado precio que concesionarios y otras empresas de esta índole le ponen no solo a la venta de estos coches, sino también a su renta y a los planes de pago para realizar estas transacciones, donde el monto de entrada suele ser muy elevado, y las cuotas consiguientes no se quedan atrás en ese aspecto, por lo que para muchos no parece merecer la pena pasar por este engorroso proceso y “desembolsar” tanto dinero por más ventajas que ofrecen los vehículo eléctricos como tal.

Una inversión a largo plazo

Si, los vehículos eléctricos son costosos, o al menos así parecen en primera instancia, porque al ver el esquema completo se evidencia que a largo plazo parece ser una buena inversión, ya que los costos de mantenimiento se reducen al no necesitar combustible y no precisar de embrague ni caja de cambios que puedan estropearse, ya que cuentan con motores progresivos, los cuales además son silenciosos y atribuyen al factor comodidad del vehículo.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

¿Cómo y dónde rentar o comprar un vehículo eléctrico a buen precio en España?

Si lo que deseas es rentar un cómodo y moderno vehículo eléctrico para facilitar tu transporte durante un determinado periodo de tiempo, o si quieres más bien adquirir uno de estos vehículos permanentemente, pero no quieres gastar una fortuna, tu mejor opción es Total Renting, que cuenta con un amplio catálogo de vehículos eléctricos disponibles que se ajustan a todo tipo de presupuestos y a cualquiera de las necesidades de los clientes. Total Renting se enorgullece de traer a sus clientes las mejores ofertas y beneficios, de manera que no solo obtienen los vehículos de su preferencia a los mejores precios, sino con facilidades de pago que incluyen la omisión de un pago de entrada para poder obtener el vehículo que desees y la posibilidad de pagar solo el kilometraje recorrido gracias al contrato de renting.

La respuesta definitiva a la búsqueda de un vehículo eléctrico a buen precio en España es Total Renting, así de simple.


Artículos Relacionados