El coche volador de Alef Aeronautics ya puede ser reservado en España: 177 km de vuelo para evitar los atascos. Gracias al apoyo económico de Tesla, abriendo las reservas de su primer coche volador que tendrá un precio cercano a los 300.000 euros.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Una gran cantidad de empresas automovilísticas se han esforzado por ser la primera en hacer que uno de sus prototipos llegue al mercado. Sin embargo, ya hay fecha para poder ver un coche volando por España.

Alef Aeronautics

El fabricante que dice haber alcanzado la meta antes que cualquier otro es Alef Aeronautics, una compañía que nació 2015 y cuenta desde sus inicios con el respaldo económico de Elon Musk y Tesla. Alef fue fundada con el claro objetivo de diseñar y desarrollar el primer coche volador del mundo como reza su propio eslogan que llevan probando desde 2019.

De hecho, la venta anticipada del Modelo A ya está abierta. Los interesados tan solo tienen que realizar un depósito de 142 euros o de 1.424 euros, en caso de que quieran tener un lugar prioritario en la lista de espera de la compañía.

El pago de la reserva resulta irrisorio en comparación con el precio final del Alef Model A: el importe final ascenderá a unos 285.000 euros. Resuelto el precio final, el cuándo no termina de estar claro del todo. Un informe de la web especializada en tecnología CNET asegura que las primeras entregas estarán listas para finales de 2025, aunque la propia compañía no ha proporcionado aún una fecha exacta para sus envíos.

Características del vehículo

El Modelo A ofrece una experiencia única al poder volar en todas las direcciones, pero vuela, pero no muy rápido. Una vez despega en el aire de forma vertical, como un helicóptero, el coche tendría una capacidad para volar durante unos 177 kilómetros. La compañía se refiere a estos momentos como escenarios de salto, situaciones en las que el usuario salta los obstáculos cuando sea necesario, ya sea por el estado de las carreteras o por el tráfico.

Aunque cumple con toda la regulación del tráfico, hay una característica que ha llamado la atención por encima de todas, al ser catalogado como un coche de baja velocidad, ya que según la empresa creadora del vehículo las personas preferirán hacer uso de un vehículo para volar no para ir por carretera.

El coche está más que preparado para poder conducirse por cualquier carretera, aparcarlo en una plaza de una tamaño estándar e incluso se puede tener en un garaje según asegura el fabricante del coche volador, Alef Aeronautics.

Variantes del vehículo

El mercado del coche eléctrico es uno de los más punteros de cara a los próximos años, pero lo cierto es que hay productos todavía más innovadores que podremos comprar en un tiempo. Alef Aeronautics  respaldada por la empresa fundada por Elon Musk ha asegurado que existirán dos variantes del Modelo A: coche hidrógeno y coche eléctrico. La empresa no ha desvelado el precio, siendo el hidrógeno una alternativa más cara. Además, un modelo llamado Modelo Z, se vendería por unos 33.000 euros, aunque para eso habrá que esperar hasta 2030.

coches voladores.

Motor del vehículo

l coche volador puede que sea realidad en un futuro y, teniendo en cuenta que cuenta con el apoyo de Tesla en este caso en particular, las probabilidades de éxito se incrementan. Una de las principales curiosidades de este vehículo es que ya puede ser reservado y sirve para entender por qué puede ser un proyecto con un gran potencial en los próximos años.

Características especializadas

Alef Aeronautics lleva varios años trabajando en el proyecto que tiene como objetivo crear un coche volador de garantías. Se trata de un automóvil que es capaz de volar sin que su imagen parezca a la de un dron convencional a gran escala. El primer modelo, conocido como Modelo A, tiene una serie de credenciales que lo sitúan como una de las alternativas más interesantes y destacadas en el mercado. La clave de esta propuesta radica en las pruebas que viene realizando desde 2019.

El coche volador definitivo llega al mercado con el apoyo de Tesla y puede ser reservado en España. Además, hay 2 variantes de depósito por lo que si se quiere contar con una unidad en el futuro, es preciso pagar ahora en concepto de reserva 150 dólares. Sin embargo, si se quiere poseer una de las primeras unidades disponibles. Este vehículo hace mucho más terrenal la idea de que en un futuro podamos conducir automóviles con capacidad para emprender el vuelo.

Precio del vehículo

Se espera que pueda estar listo para 2025, sin especificarse el momento en el que tendría lugar la primera entrega. Una de las señas diferenciales de este modelo es su capacidad para despegar y aterrizar verticalmente, considerándose esta la principal ventaja competitiva frente a otros modelos. Incluyendo el depósito inicial, el precio ascienda a un total de 285.000 euros, siendo el Modelo A el que llama la atención desde el primer momento por sus cualidades a nivel dinámico y espacial.

La autonomía de vuelo que está proyectada en la actualidad es de unos 177 kilómetros. Se trata, por tanto, de una variante que no está planificada para la realización de vuelos de muy larga distancia. Se ha conocido, además, que habrá 2 variantes, una eléctrica basada en baterías convencionales y otra de hidrógeno, la cual partirá de un mayor precio. De igual manera, para el año 2030 se pretende comercializar un modelo mucho más barato, el cual tendría un coste total de unos 33.000 euros.

Artículos Relacionados