Para nadie es un secreto que actualmente adquirir un coche de primera mano es un lujo que no todo mundo puede darse debido a la tendencia en constante aumento de sus precios, cosa que se debe a una gran cantidad de factores que influyen no solo en el propio coste del coche como un activo para transporte el cual cuenta con cada vez más añadidos o equipamientos tecnológicos que aumentan su valor, sino también ciertos percances u obstáculos con los que los compradores deben enfrentarse para poder hacerse con sus propios vehículos.

Si bien es cierto que la relación entre la ley de demanda y oferta es un principio económico básico aplicable a todos los ámbitos de venta de productos o servicios, el caso del aumento de precio de los vehículos es particularmente llamativo, puesto que, aunque hay marcas fabricantes que tratan de ofrecer autos que cumplan los estándares de exigencia actuales a precios razonables, es difícil encontrar un coche a menos de diez mil euros, y eso siendo flexibles con los precios. Si quieres conocer el posible porqué de esta situación en el mercado automotriz, te invitamos a que continúes leyendo este artículo donde te estaremos hablando de algunos puntos de interés al respecto.

¿Qué influye en el precio de un coche?

El precio final por el que se vende un coche se establece tras la revisión de una gran cantidad de factores y circunstancias tanto a nivel de producción como a nivel de comercialización, pues no solo se considera cuánto dinero gastan las marcas fabricantes en diseñar y construir el vehículo con todo lo que esto implica, sino también cuántos vehículos se logran producir, la demanda que existe para ese tipo de vehículo, a qué sector de la población se venderá, y el margen de ganancia que se espera obtener y que justifique el dinero que se invirtió en todo lo anteriormente nombrado, añadido a la cantidad de competencia que hay en el mercado automotriz, de manera que señalar una razón en específico que lleva a los coches a aumentar en precio es complicado, y por el contrario, más bien se puede decir que es la suma de una serie de razones las que concluyen en una tendencia de aumento para el valor de estos medios de transporte.

Los avances tecnológicos y cómo se integran en los vehículos automotores

Un coche, en términos generales, es un vehículo que tiene un motor y ruedas, con el que puedes transportarte de un lugar a otro, o al menos eso es a rasgos básicos, porque la verdad es que en la actualidad son cada vez los añadidos con los que vienen los coches, los cuales las empresas y marcas fabricantes promocionan garantizando que su tarea principal, la cual es permitir la movilización en carretera, sea un proceso no sólo fácil sino cómodo y disfrutable, de manera que se han integrado en los coches aparatos y equipos tecnológicos que contribuyan a esta meta, lo que aumenta los precios de manufacturación y producción, y que a consecuencia es sin duda es uno de los principales factores que influyen en el precio final de los coches.

¿Qué está pasando con los precios de los coches?

Comprar un coche moderno y barato, una tarea casi imposible

Actualmente, y cómo ya te hemos comentado, las exigencias de los usuarios, la disponibilidad de espacios en el mercado y los estándares de calidad de los coches han llevado a un aumento de sus precios de manera que con el lanzamiento de nuevos coches cada vez más modernos y mejor equipados parece una tarea prácticamente imposible para los usuarios regulares poder adquirir uno sin lanzar por la borda sus ahorros o dejar un gran agujero en sus bolsillos, lo que de alguna manera empeora la situación referente a los precios, ya que a falta de demanda estos aumentan ya que para conseguir un margen de ganancia decente las marcas fabricantes bajan su nivel de producción y aumentan su valor de venta, de manera que sólo aquellos más pudientes pueden permitirse comprar y conducir un coche de año con todas las comodidades.

Adquirir un coche nuevo VS. De segunda mano

Seguramente estarás pensando en si vale la pena entonces adquirir un coche usado o de segunda mano para ahorrar un poco de dinero en la compra de tu vehículo, pero lo mejor será que reconsideres, ya que, si bien hay dueños previos y revendedores que te prometen un coche en buen estado a un precio menor del que lo conseguirías nuevo en un concesionario, esto implica una cantidad de cosas y desventajas que pueden perjudicar tu experiencia como dueño y conductor. Un coche usado claramente no cuenta con las mismas garantías que uno nuevo, a veces tienen fallas escondidas de las que no te hacen saber los vendedores menor honestos, y por encima de todo eso, si quieres conducir un coche moderno es poco probable, por no decir improbable, que lo consigas de segunda mano. Comprar un coche usado no siempre tiene por qué ser una mala decisión o una experiencia desagradable, pero en definitiva es una apuesta riesgosa, así que ten cuidado y piénsalo detenidamente antes de hacerlo.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El renting, tu mejor opción para conducir un coche nuevo sin herir tus bolsillos

Entonces, si eres alguien que no está dispuesto a gastar una millonada en la compra de un coche moderno, pero tampoco quieres dar tu brazo a torcer y comprar un coche más antiguo y usado, no cabe duda de que la solución para ti es el renting. El renting de vehículos es un negocio y método que ha ganado popularidad en los últimos años, especialmente tras las distintas crisis en el mercado automotriz, ya que el rentar un coche te permite conducir el coche ideal que más se adapte a ti y a tus necesidades, pero por un costemucho menor que si lo comprases, y con una serie de servicios y beneficios añadidos que incluyen las mejores empresas de renting y que sin duda hacen de esta opción no solo la más llamativa y asequible, sino también a la que mayor ventaja se le puede sacar, y la que menos preocupaciones causa, de manera que si quieres superar los obstáculos de compra y conducir el coche de tus sueños, no lo dudes más y renta.

Artículos Relacionados