Los vehículos eléctricos poco a poco se están intentando instalar dentro del mundo del motor, aunque aún le falta mucho para ello. Al menos en España, donde sólo el 10% de los compradores se ha hecho con un coche de este tipo. Por eso, son tan importante las ayudas por parte de las autoridades ya que no todo el mundo puede permitirse un coche de este tipo. Ahora mismo, los precios son muy elevados respecto a los coches con motor de combustión interna, lo que hace complicada su compra viendo la recesión económica en la que nos encontramos. A eso, hay que sumarle que aún existen varias cuestiones que preocupan al cliente general y es que la autonomía, el tiempo de carga, las baterías y los puntos de carga siguen en la mente de muchos. Y lo cierto es que aún queda para resolverse estas incógnitas y dejar satisfecho al conductor.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Pese a esto, las autoridades también están imponiendo ciertas restricciones a la movilidad y están empezando a lastrar a los coches con motor de gasolina y diésel. Por lo que, la entrada total al mercado de los vehículos eléctricos se está acercando. Algo que se puede palpar con la medida Euro 7, la cual establece el fin de la venta de los coches de combustión interna a partir del año 2035, lo que hará que en 2050 no circule ninguno de estos por las carreteras. Por lo que, si estás interesado en hacerte con uno de estos coches, es probable que necesites una ayuda. Aquí te dejamos toda la información que hay al respecto, sigue leyendo el artículo.

¿Cómo funciona el Plan Moves III de los vehículos eléctricos?

Se trata de un plan que fue aprobado en 2021, pero que sigue vigente durante 2023, lo que quiere decir que vas a poder solicitarlas durante los próximos meses. Realmente, se llama Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible y se ha configurado para ser un conjunto de medidas de bonificación que el Gobierno aporta para poder renovar el parque automovilístico de España. De esta manera, lo que hace el Ejecutivo es ayudar a los usuarios con coches antiguos y más contaminantes para comprar coches híbridos y eléctricos. Y es que, viendo la transición ecológica y eléctrica que hay que hacer, esto es sumamente necesario.

La cantidad de las ayudas va a diferir siempre según el tipo de vehículo eléctrico o híbrido que compres, y también de si se realizará achatarramiento, que es cuando el coche anterior sale de manera definitiva de la circulación. Esto quiere decir que se produce cuando entregas el coche para que lo lleven a la chatarra en el concesionario y, por lo tanto, eliminas la posibilidad de venderlo de segunda mano. En caso de achatarrarlo, las ayudas que te van a dar son mayores. Cuando hablamos del tipo de coche que compras, influye fundamentalmente su autonomía eléctrica.

vehículo eléctrico

¿Cómo son las ayudas de este plan para vehículos eléctricos?

El Gobierno aportará una ayuda de 5.000 euros en el caso de que achatarres el coche anterior y que te hagas con un nuevo coche con menos de 90 km de autonomía eléctrica. Si quieres recibir una ayuda de 7.000 euros, esta la tendrás si achatarras el coche anterior y si compras un nuevo coche con más de 90 km de autonomía eléctrica. Por ejemplo, también puede darse el caso de que te proporcionen una ayuda de 4.500 euros, esto pasará si no hay achatarramiento y si compras un coche eléctrico. La ayuda podría bajar incluso hasta los 2.500 euros si no hay achatarramiento y compras un coche híbrido enchufable.

El Plan Moves III también invierte en infraestructura y es que asume hasta un 70% de la cantidad subvencionable para particulares o comunidades de vecinos para instalar puntos de recarga en poblaciones con más de 5.000 habitantes. Y lo hace hasta un 80% de la cantidad subvencionable para particulares o comunidades de vecinos, si quieren instalar puntos de recarga en poblaciones con menos de 5.000 habitantes. Lo que supone una gran ayuda para poder implantar más esta movilidad sostenible tan necesaria.

¿Cómo solicitar estas ayudas para los vehículos eléctricos?

Los requisitos son bastante sencillos y no te pondrán en muchos aprietos para poder cumplirlos. Por un lado, te tienes que comprar un vehículo que sea nuevo, no vale uno de segunda mano. Y como ya sabes, el vehículo tiene que ser híbrido o eléctrico para poder optar a la subvención. También debes tener en cuenta que estas bonificaciones están hechas para turismos y furgonetas con una autonomía mínima de 30 kilómetros. A pesar de esto, se pueden pedir para motos y quads totalmente eléctricos, coches con pila de combustible con autonomía de 70 kilómetros o híbridos enchufables.

En último lugar, el dinero está destinado para coches y furgonetas cuyo precio no sea superior a 45.000 euros, además de para motos de hasta 10.000 euros. A la hora de realizar la solicitud, lo cierto es que sólo tendrás que comentarlo al concesionario en cuestión y ellos se encargarán de realizar todos los trámites. Estas ayudas comenzaron a emitirse en 2021 y su plazo para solicitarlas termina el 31 de diciembre de 2023.

¿Qué otras alternativas hay para conducir un vehículo eléctrico?

Pese a tener esta oportunidad, también te tenemos que decir que existe una modalidad alternativa a la compra. El renting lleva años ganando peso en el sector automovilístico de nuestro país y es que es una fórmula muy efectiva para poder conducir el coche que quieras por un precio asequible. En estos momentos, los bolsillos de los consumidores no están para tirar cohetes, por lo que esta es una solución muy buena para esta circunstancia.

Con nosotros, podrás optar al modelo que más te guste y más te encaje en tus necesidades y por una única cuota mensual que será bastante asequible. Además, tendrás los mejores modelos del mercado que te puedas imaginar. Si buscas un coche de calidad por un buen precio, Total Renting es tu lugar.

Artículos Relacionados